Publicado el 25 septiembre, 2020

Representante diplomático de Guaidó en Chile: “Buscamos una escalada por parte del gobierno de Chile en favor de la democratización de Venezuela”

Autor:

Emily Avendaño

El Parlamento venezolano aprobó el 22 de septiembre el nombramiento de Carlos Millán Vielma, como embajador y jefe de la misión diplomática de ese país. En entrevista con El Líbero Millán explica que el objetivo de esta representación diplomática -que no tiene potestades consulares- “busca aumentar la presión contra Nicolás Maduro, conservar el apoyo del gobierno de Chile e incrementar ese apoyo”, en particular luego del informe de la Misión Internacional de la ONU que determinó que en Venezuela ocurren crímenes de lesa humanidad. “Claramente no ha sido suficiente porque no hemos logrado el objetivo que es que salga Nicolás Maduro”, sostiene.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Carlos Millán Vielma, a sus 27 años de edad, ha pasado la mitad de su vida involucrado en política y, la mayoría de ese tiempo en la oposición venezolana, primero a Hugo Chávez y ahora a Nicolás Maduro. El 22 de septiembre la Asamblea Nacional de ese país, único poder público legítimo y reconocido como tal por más de 50 países, lo designó como representante diplomático en Chile del gobierno interino que encabeza Juan Guaidó.

Al igual que su predecesora Guarequena Gutiérrez -que renunció al cargo a principios de junio-, Millán es militante de Acción Democrática (AD), el partido político más tradicional de Venezuela, que fue intervenido por el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por Maduro, hace tres meses, de la misma manera que las principales tiendas que se oponen al chavismo. 

El incentivo para involucrarse en estas actividades vino de su familia. Su abuelo, Freddy Millán, fue diputado y concejal, aunque aclara en entrevista con El Líbero que “al final fue una decisión propia. ‘Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros’”, reflexiona citando a Jean-Paul Sartre.

“Siempre estuve relacionado con lo público, con la política y a los 15 años empecé, en el Centro de Estudiantes de mi colegio. Desde ese momento ocupé distintos cargos, tanto en el movimiento estudiantil como en el movimiento juvenil de Acción Democrática. Tengo alrededor de 12 o 13 años participando activamente en Acción Demócrata. Actualmente, por supuesto, no soy un militante activo de AD, sino un representante general de Venezuela”, afirma.

Su activismo hizo que muy pronto se viera amenazado por el oficialismo venezolano. Millán recuerda que durante las elecciones estudiantiles de la Universidad de Carabobo -estado natal del representante diplomático ubicado al centro-norte de Venezuela- participó en la comisión de asesores del movimiento estudiantil y, “por supuesto, fuimos víctimas de persecución por parte del gobernador de Carabobo, Rafael Lacava (del partido de gobierno PSUV). Siempre estuvimos en la mira del régimen, como cualquier activista político que esté en contra de Nicolás Maduro en Venezuela”.

El nuevo representante diplomático ante Chile es politólogo y abogado. El episodio que relata ocurrió cuando todavía estudiaba Derecho y ese fue uno de los motivos que le hizo plantearse pasar un tiempo fuera de su país. Hace un año y medio llegó a Chile, ganó una beca para hacer un Magíster en Gestión de Gobierno, aún en curso, en la Universidad Autónoma de Chile, y fue voluntario en la gestión de la exembajadora Guarequena Gutiérrez.

-¿Cómo es la relación con la ex embajadora Guarequena Gutiérrez?

-Tenemos una excelente relación tanto así que fui voluntario en su gestión en cuanto a asesorías jurídicas laborales a migrantes. Además, nos conocemos tanto de la vida universitaria como de la vida política. Seguimos manteniendo mucho el contacto y la primera reunión que tuve, antes de cualquier persona, fue con Guarequena para dar continuidad y mejorar la gestión de la representación diplomática.

-¿Qué acciones puede tomar con la investidura que le ha dado la Asamblea Nacional de Venezuela y el presidente encargado Juan Guaidó?

-Primero buscamos visibilizar la violación a los derechos humanos. Nosotros somos el enlace del Presidente Encargado con el gobierno de Chile. Esa es la primera labor en cuanto a un representante diplomático: somos un representante de un Estado ante otro. Esa es nuestra función principal, lo demás lo hemos hecho de forma voluntaria, no tenemos responsabilidades consulares. 

Somos una representación diplomática y política, es decir, estamos orientados a entendernos con el gobierno de Chile para seguir aumentando la presión internacional en contra de Maduro. Ese es nuestro objetivo principal. Hay personas que preguntan y nuestros voluntarios los pueden asesorar, pero nuestra misión es diplomática, política y busca aumentar la presión contra Nicolás Maduro, conservar el apoyo del gobierno de Chile e incrementar ese apoyo. 

-El Gobierno de Chile está enterado de su nombramiento, ¿ya se ha reunido con el canciller Andrés Allamand?

-No nos hemos reunido con el canciller. Esa es la primera acción que vamos a tomar, para después reunirnos con otros embajadores, con otras organizaciones, pero lo primero que vamos a hacer es tener la reunión con el canciller. 

“Quien ponga en duda el informe de la ONU prácticamente está siendo victimario de violación de DD.HH. en Venezuela”

-En el contexto de la Asamblea General de ONU, Juan Guaidó solicitó formalmente a la comunidad internacional “evaluar la implementación de la responsabilidad de proteger a los venezolanos dados los crímenes de lesa humanidad”. ¿Eso qué implica?

-Eso implica tener todas las opciones sobre la mesa. En Venezuela hay una violación sistemática a los derechos humanos, hay crímenes de lesa humanidad comprobados por informes independientes, ya no es solamente la voz que nosotros levantamos. Ahora hay respaldos con un informe de 450 páginas en el cual se expresa la violación individual a muchísimos casos. Con esa herramienta ya podemos denunciar entre la comunidad internacional los delitos de lesa humanidad que está cometiendo el régimen de Maduro. Apoyándonos en eso, hemos pedido que se aplique la doctrina internacional en cuanto a la protección a personas. Esta doctrina consiste en que hay ciertos crímenes que aparecen en el Estatuto de Roma que, a parte de ser condenables internacionalmente, nos dan una obligación como humanidad. A nivel internacional, no es solamente el rechazo a un régimen autoritario, sino que este régimen autoritario está cometiendo crímenes de lesa humanidad que dañan profundamente el valor humano de nuestra sociedad. Por ende, tenemos la obligación de rechazarlo contundentemente y aplicar las medidas necesarias para terminar con ese régimen y democratizar Venezuela para que vuelva el hilo constitucional y tener la posibilidad de que Venezuela sea un país próspero y que regresen las personas que quieran volver a su país. Este es el proyecto macro. Cada uno está haciendo lo que le corresponde. Los embajadores, entendiéndose como el gobierno de Guaidó, hablamos con la comunidad internacional, generando presión interna. Son muchas las herramientas que estamos utilizando.

El 6 de diciembre no va a haber un acto electoral democrático y por ende la Asamblea Nacional continúa en su período”.

-¿Cómo se aplica en la práctica el principio de la responsabilidad de proteger? 

-Con la acción de los países en contra de los regímenes que aplican estos delitos. La acción puede ser de todo tipo. 

-Hace una semana se dio a conocer el informe de la Misión de Determinación de Hechos sobre Venezuela, donde se afirma que en Venezuela se han cometido crímenes de lesa humanidad. ¿Usted considera que en base a lo duro de esas acusaciones la comunidad internacional ha hecho suficiente?

-Falta mucho por hacer. Falta mucho por concientizar a la comunidad internacional, aun así, conservamos el apoyo de gran parte de las democracias de la Unión Europea, de los países del Grupo de Lima y de Estados Unidos. Ellos han sido nuestros grandes apoyos. Consideramos que debemos avanzar más en ese sentido, pero, aun así, estamos haciendo todo para aumentar la presión. Claramente no ha sido suficiente porque no hemos logrado el objetivo que es que salga Nicolás Maduro. Pero agradecemos muchísimo la posición de la comunidad internacional que ha prestado atención en medio de una pandemia a lo que está pasando en Venezuela para poder visibilizar lo que pasa allá. Una de las tareas de todos los venezolanos, no solo de los embajadores, es visibilizar lo que está pasando en Venezuela. Así tenemos la posibilidad de que los chilenos, las ONG, partidos políticos, rechacen esa situación, no se involucren con el régimen de Nicolás Maduro, ni lo defiendan. 

Conservamos el apoyo de gran parte de las democracias de la Unión Europea, de los países del Grupo de Lima y de Estados Unidos… Claramente no ha sido suficiente porque no hemos logrado el objetivo que es que salga Nicolás Maduro”.

-Sin embargo, el Partido Comunista de Chile publicó un comunicado poniendo en duda todos los hallazgos del Informe.

Quien ponga en duda los hallazgos del informe prácticamente está siendo victimario también en cuanto a la violación de derechos humanos en Venezuela. Nosotros no vamos a dar declaraciones con respecto a asuntos internos chilenos, pero respaldamos al 100% lo que se dice en el Informe. El documento refleja la más cruda realidad, incluso se queda corto en cuanto a la violación de derechos humanos y la experiencia personal de quienes han sido violentados. Hay muchas personas a las que le han arrebatado su vida, su dignidad. Son muchos los crímenes que se han cometido y nosotros estamos seguros que en el largo plazo haremos justicia y repararemos el daño que se ha hecho. Haremos nuestro mejor esfuerzo cuando caiga la dictadura de Nicolás Maduro. 

El 6 de diciembre no va a haber un acto electoral democrático y por ende la Asamblea Nacional continúa en su período”

-¿Qué ha faltado a la Presidencia encargada de Venezuela, que luego de dos años del nombramiento de Juan Guaidó aún no se consiguen los objetivos trazados desde el primer día, comenzando por el llamado “cese de la usurpación”?

-Han pasado distintas cosas. Hemos tenido distintos retos y hemos alcanzado muchos objetivos. Antes de esto no había apoyo de la comunidad internacional. Falta mucho por hacer y más temprano que tarde estoy seguro que lo lograremos. Hemos hecho todo lo que está en nosotros. Desde los voluntarios, los militantes, los partidos políticos, pero el régimen ha resistido utilizando la violencia. La herramienta que tienen ellos es la violencia, la intimidación, la persecución política. Reconocemos el trabajo de la dirigencia de los partidos políticos, de la dirigencia del gobierno interino, pero no se ha logrado el objetivo. Aunque sabemos que lo lograremos, por eso no nos rendiremos. 

-El período de esta Asamblea Nacional se termina el 5 de enero, ¿qué va a pasar en Venezuela si se llega a ese plazo y en diciembre, como quiere Maduro, hay elecciones?

-En diciembre no debería haber elecciones porque no están dadas las condiciones para esas elecciones. En diciembre hay una farsa electoral, en la cual participan partidos políticos secuestrados. Las directivas de los partidos políticos han sido desplazadas por directivas impuestas por el Tribunal Supremo que no tiene la potestad de hacerlo, además de ser un Tribunal Supremo totalmente ilegítimo porque no fue electo de forma constitucional. Al final esas no son elecciones. Por ende, mientras no se hagan elecciones libres, justas y democráticas el período de la Asamblea Nacional continuará. La Asamblea Nacional es el único órgano legítimo que tiene el poder venezolano. Actualmente estamos en busca de legitimar y democratizar todos los órganos del poder del Estado, pero el único órgano legítimo y electo verdaderamente por el voto popular es la Asamblea Nacional.

Estamos orientados a entendernos con el gobierno de Chile para seguir aumentando la presión internacional en contra de Maduro”.

-¿No cree que después del 5 de enero muchos de los países que respaldaron a Guaidó y a la Asamblea Nacional duden de ese respaldo? 

-Nicolás Maduro hizo unas elecciones en 2018, estas elecciones no tuvieron ningún reconocimiento por parte de la oposición y, por ende, la autoridad de Nicolás Maduro quedó sin legitimidad a nivel internacional. Lo mismo va a pasar con la Asamblea. El 6 de diciembre no va a haber un acto electoral democrático y por ende la Asamblea Nacional continúa en su período. Hay continuidad constitucional administrativa. 

-Además del informe de la Misión de Determinación de Hechos, el Gobierno Encargado ha contado siempre con el respaldo de EE.UU., a esto se suman las consecuencias de la pandemia y que está próximo a concluir el período de la AN. ¿Hay suficientes factores alineados para que ahora sí pueda salir Maduro del Gobierno de Venezuela?

-Considero que sí, pero no podemos poner un tiempo específico en esta lucha por la democratización de Venezuela. Hay muchos factores objetivos que nos pueden beneficiar, pero necesitamos afianzar la alianza internacional, la presión interna, la posibilidad de que las personas de los partidos políticos venezolanos, estemos alineados en el mismo proyecto. Si nos dividimos, si no hay unidad entre nosotros, si hay críticas, lamentablemente no podremos lograr el objetivo.

No tenemos la posesión de los bienes de la embajada, pero sí tenemos la representación diplomática y el mandato otorgado por un poder público y legítimo” 

-En Chile formó parte de la Comisión para la Diáspora Venezolana y de la Mesa de Trabajo que había con el Ministerio del Interior, ¿qué ha pasado con ambas instancias?

-Esas instancias siguen de pie. El año pasado trabajé con ellos, este año no tanto, pero siguen existiendo y me reuniré con ellos, además de con la mayor cantidad de organizaciones venezolanas que se pueda. Ellos tienen distintos frentes, distintas organizaciones. La presión que debe existir de la ONG es totalmente distinta a la presión que pudiese tener yo como embajador. Nosotros estamos en una posición de intentar buscar una escalada por parte del gobierno de Chile en favor de la democratización de Venezuela. En el caso de la Comisión para la Diáspora Venezolana y otras organizaciones, seguiremos trabajando de la mano para distintos temas.

-Hay distintas organizaciones de venezolanos en Chile, pero no todas coinciden en la importancia del rol de representante diplomático, ya que para muchos es un cargo “de papel”, ¿cómo hacer para que el resto de sus compatriotas confíen en su gestión?

-Los resultados son los que nos van a dar la confianza. Aun así, muchos de los ataques que se dan por redes sociales son de cuentas anónimas, son de laboratorios del mismo régimen. Nosotros no tenemos la posesión de los bienes de la embajada, pero lo que sí tenemos es la representación diplomática y el mandato otorgado por un poder público y legítimo de Venezuela y eso nos respalda. No quiero generar falsas expectativas en cuanto a la solución de temas individuales y particulares. Porque nosotros somos un representante de Estado a Estado. 

-¿Tiene previstas reuniones con algunas de las fuerzas políticas de Chile? 

Nuestra prioridad en este momento es reunirnos con entes estatales, es decir, representantes diplomáticos internacionales y con Cancillería. De todas formas, en algún momento quizás nos podemos reunir con otras organizaciones.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete