Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 24 de enero, 2019

¿Reconocimiento a un autoproclamado? Las razones jurídicas de Chile, EE.UU., el Parlamento Europeo y la OEA para reconocer a Guaidó como Presidente de Venezuela

Autor:

Emily Avendaño

Chile, Colombia y Perú fueron los países que gestionaron las declaraciones de apoyo a Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional de Venezuela que ayer asumió como Presidente encargado. Se sustentan en que la asunción es una decisión del Poder Legislativo amparada en los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución. Su argumento para convencer a las otras naciones era plantearles la disyuntiva de elegir entre una dictadura ilegítima o apoyar a las fuerzas democráticas que llaman a elecciones libres.
Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En un acto sorpresivo, durante su alocución frente a las miles de personas que asistieron a la movilización en Caracas para mostrar su respaldo a la Asamblea Nacional (el Congreso) de Venezuela, Juan Guaidó, el líder del Parlamento, alzó la mano derecha y se juramentó como Presidente de ese país.

“Levantemos la mano”, pidió a los presentes. “Hoy, 23 de enero, en mi condición de presidente de la Asamblea Nacional y ante Dios todopoderoso y la Constitución juro asumir las competencias del Ejecutivo Nacional como Presidente Encargado de Venezuela”, sus palabras terminaron con una ovación de los presentes.

Después del acto comenzaron los respaldos internacionales. Fuentes de Cancillería indican que Chile, Colombia y Perú encabezaron las gestiones para conseguir el apoyo de las democracias de Occidente. A quienes llamaban le explicaban que la disyuntiva era entre apoyar a las fuerzas democráticas que quieren elecciones libres u optar por un dictador al que han desconocido más de 50 naciones.

Los países que apoyan a Guaidó argumentan que siguen la línea trazada por el Poder Legislativo, único que ha sido legítimamente electo en Venezuela, y no consideran que se trate de una “autoproclamación”. Pues alegan que ese es el concepto definido por Maduro, por eso lamentan que al juramento de Guaidó le haya faltado “solemnidad”.

“La Asamblea Nacional de Venezuela, que es la única institución democráticamente elegida y con plena legitimidad ha resuelto, en virtud de la Constitución de Venezuela, y en particular del Artículo 233, designar a Juan Guaidó como ‘Presidente Encargado’, con un mandato muy claro, reestablecer la democracia en Venezuela, llamando a elecciones libres, limpias y democráticas en un periodo de 30 días”, resumió el presidente Sebastián Piñera en el discurso en el que el Gobierno de Chile reconoce al parlamentario.

Subrayan que el apoyo se sustenta en la propia Constitución de Venezuela. Guaidó se ampara en los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución de ese país. El 233 se refiere a las condiciones para declarar la falta absoluta del Presidente. El artículo no contempla el caso de una “elección fallida”, pero indica que “cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional”.

El artículo 333 de la Constitución dice que todo ciudadano tiene el deber de colaborar en el restablecimiento de su vigencia; y el 350 indica que los venezolanos están en derecho de “desconocer cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

Finalmente dentro del Grupo de Lima se logró el respaldo de los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú. Argentina en principio habría estado reticente. Mientras que México se negó de plano a aceptar, pese a las presiones que ejerce la oposición sobre Andrés Manuel López Obrador.

Estados Unidos, el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo también respaldaron a Guaidó. La Unión Europea se mostró dividida sobre el tema, por las presiones de España y Portugal.

“Nuestra Constitución lo recalca en su artículo 233 y le da la facultad jurídica a nuestro presidente Juan Guaidó de asumir la presidencia temporal de Venezuela”

Ya el 15 de enero el Legislativo aprobó un Acuerdo sobre la Declaratoria de Usurpación de la Presidencia de la República por parte de Nicolás Maduro Moros que pone por escrito la ruta y los artículos constitucionales que la respaldan.

En el texto se lee en uno de los considerandos: “Que ante la ausencia de una norma constitucional que regule la situación actual, es necesario aplicar analógicamente el artículo 233 de la Constitución, a los fines de suplir la inexistencia de Presidente electo al mismo tiempo que se emprendan las acciones para restablecer el orden constitucional con base en los artículos 333 y 350 de la Constitución, y así hacer cesar la usurpación, conformar efectivamente el Gobierno de Transición y proceder a la organización de elecciones libres y transparentes”.

Mientras que el tercero de los acuerdos se subraya que precederán a: “Aprobar el marco legislativo para la transición política y económica, fijando las condiciones jurídicas que permita iniciar un proceso progresivo y temporal de transferencia de las competencias del Poder Ejecutivo al Poder Legislativo (…). El Presidente de la Asamblea Nacional se encargará de velar por el cumplimiento de la normativa legal aprobada hasta tanto se restituya el orden democrático y el Estado de Derecho en el país”.

La Asamblea Nacional de Venezuela, que es la única institución democráticamente elegida y con plena legitimidad ha resuelto, en virtud de la Constitución de Venezuela, y en particular del Artículo 233, designar a Juan Guaidó como ‘Presidente Encargado’”, dijo el presidente Sebastián Piñera.

José Gregorio Cumare, coordinador político de Voluntad Popular –el partido de Guaidó– en Chile, explica: “Nuestra Constitución lo recalca en su artículo 233 y le da la facultad jurídica a nuestro presidente Juan Guaidó de asumir la presidencia temporal de Venezuela. Faltaba la solemnidad del juramento y ya se dio ese hecho ante nuestro pueblo”.

Cumare afirma que ayer se alinearon los puntos que marcó la agenda del Poder Legislativo: “Primero, el acompañamiento internacional, se están dando una serie de comunicados de distintos países con sus cancilleres y presidentes haciendo reconocimiento al Presidente encargado. Segundo, el apoyo de nuestro pueblo en las calles de Venezuela. Tercero, se han concretado algunos pronunciamientos de la Fuerza Armada Nacional”.

El apoyo de los cuerpos de seguridad del Estado es necesario para lograr la transición. El 13 de enero tras la detención de Guaidó cuando se dirigía a un mitin por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) la oposición leyó que hay una fractura entre ellos. El mismo ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo que quienes detuvieron a Guaidó actuaron de manera “unilateral e irregular” y esto se suma a los pequeños focos militares que se han pronunciado a favor del dirigente opositor.

“El régimen va a empezar a acechar con una ola de persecuciones”

Desde que el 10 de enero pasado finalizó el período constitucional de Nicolás Maduro, en la Presidencia de Venezuela, estaba latente la posibilidad de que Guaidó se juramentara. Las elecciones del 20 de mayo en las que Maduró se reeligió fueron calificadas como “fraudulentas”. Primero, al haber sido convocadas fuera de lapso por la Asamblea Nacional Constituyente –una instancia convocada unilateralmente por Maduro, sin la aprobación de un referéndum como indica la Constitución de Venezuela–, por haberse realizado sin que estuvieran dadas las condiciones para que participara la oposición, cuyos principales partidos fueron inhabilitados antes del proceso y por no haberse tratado de una elección “libre, justa y competitiva”, según ha dicho la asociación de abogados y ex magistrados Bloque Constitucional de Venezuela.

Nuestra Constitución lo recalca en su artículo 233 y le da la facultad jurídica a nuestro presidente Juan Guaidó de asumir la presidencia temporal de Venezuela. Faltaba la solemnidad del juramento y ya se dio ese hecho ante nuestro pueblo”, dice José Gregorio Cumare, coordinador político de Voluntad Popular en Chile.

El Poder Ejecutivo el 22 de mayo de 2018 –dos días después de las elecciones– aprobó un acuerdo en el que se califica como “inexistente la farsa realizada el 20 de mayo de 2018, al haberse realizado completamente al margen de lo dispuesto en Tratados de derechos humanos, la Constitución y las Leyes de la República”, y ya entonces asomaban que Maduro “debe ser considerado como un usurpador del cargo de la Presidencia de la República”. Instancias como el Grupo de Lima, la Organización de Estados Americanos (OEA), el G7 (Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, y Estados Unidos) y la Unión Europea tampoco reconocieron el proceso.

En consecuencia, el 10 de enero de 2019 Maduro perdió su legitimidad de origen, al no haber un proceso electoral que lo respaldase. Se pensó entonces que Guiadó podía juramentarse en el primer cabildo convocado por el Parlamento el 11 de enero. Sin embargo, entonces el diputado se mostró dispuesto a asumir las funciones de la Presidencia siempre que contara con el respaldo de la sociedad civil y de las Fuerzas Armadas de su país.

Todas las decisiones internacionales, de fondos de activos, de fondos de inversiones. Todas esas decisiones deben emanar de un acto de gobierno directamente del presidente encargado, cuya legitimidad la da el pueblo y la Constitución”, explica José Gregorio Cumare, coordinaro político de Voluntad Popular en Chile.

En lugar de tomar posesión del cargo ese día, para medir el apoyo popular, convocó a Cabildos Abiertos, una instancia de participación popular consagrada en el artículo 70 de la Constitución de Venezuela, cuyas decisiones son de carácter vinculante. Hubo grandes concentraciones en Caracas, Táchira, Barinas (el estado donde nació Hugo Chávez), Anzoátegui, Miranda, Carabobo, Aragua, Zulia, entre otras regiones de Venezuela.

En Chile hubo uno de estos encuentros, en el que los asistentes respaldaron con su firma la ruta trazada desde el Parlamento venezolano, que consiste en lograr el cese de la usurpación de la Presidencia del país, instaurar un gobierno de transición que permita el ingreso de ayuda humanitaria y la realización de elecciones libres, con un padrón electoral depurado y con nuevas autoridades en el Consejo Nacional Electoral.

“Viene una crisis diplomática para la usurpación del gobierno de Nicolás Maduro”, presagió Cumare, quien asevera que de ahora en adelante Juan Guaidó es el único facultado para firmar todos los acuerdos de actos de gobierno. “Todas las decisiones internacionales, de fondos de activos, de fondos de inversiones. Todas esas decisiones deben emanar de un acto de gobierno directamente del presidente encargado, cuya legitimidad la da el pueblo y la Constitución”.

Son momentos muy críticos, son momentos donde el régimen va a empezar a acechar con una ola de persecuciones. Ya vemos que el Ministerio Público está emanando órdenes de captura contra ellos”, afirma José Gregorio Cumare.

El ahora Presidente encargado hizo su primer acto de gobierno al emitir un comunicado en el que le solicita a todos los jefes de misión diplomáticas y su personal acreditados en Venezuela “que mantengan su presencia diplomática en nuestro país”. Esto ante el ultimátum que dio Maduro a los Estados Unidos en el que les exige que en un plazo de 72 horas abandonen Venezuela.

En Venezuela temen que una vez realizada la juramentación Guaidó sea detenido, pues el Tribunal Supremo de Justicia de Maduro emitió un pronunciamiento en el que instan al Ministerio Público a “determinar las responsabilidades de los integrantes de la Asamblea Nacional (AN), en cuanto a la usurpación de competencias del Ejecutivo”.

Dice Cumare: “Son momentos muy críticos, son momentos donde el régimen va a empezar a acechar con una ola de persecuciones. Ya vemos que el Ministerio Público está emanando órdenes de captura contra ellos, pero nuestros diputados y nuestro nuevo Presidente encargado lo han dicho de manera directa: no tienen miedo y va a estar siempre con el pueblo en las calles, para hacer valer su legitimidad”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: