Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 08 de junio, 2019

Quién es el estudiante chileno que arrastró a Giorgio Jackson a un duelo por Twitter en inglés

Autor:

Javiera Barrueto

Luego de que el diputado de RD invocara al Premio Nobel Richard Thaler, para sustentar su cuestionamiento a elegir en el debate previsional, el estudiante del Máster en Políticas Públicas de la Universidad de Chicago, José Manuel Allende, literalmente elevó el debate al integrar a la conversación tuitera al economista estadounidense. El chileno que vive hace tres años en EE.UU., y que ha asistido a seminarios del académico, señala: “Me parecía justo darle la oportunidad al profesor de expresar su propio punto de vista al ser citado, a mi juicio, erróneamente”.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Esta semana el diputado Giorgio Jackson (RD) protagonizó un “intelectual” debate en Twitter. Este podría haber sido un intercambio más en la red social. Pero hubo una reacción que provocó un sorpresivo comentario entre los protagonistas de la interacción.

Todo partió el lunes. Ante un panel compuesto por los senadores José Miguel Insulza (PS), Ena Von Baer (UDI), Andrés Allamand (RN) y el presidente de la DC, Fuad Chahin; el diputado del Frente Amplio planteó una crítica mirada con respecto a la gran cantidad de opciones para elegir, como las alternativas que entrega el sistema de pensiones. “La paradoja de la libre elección, cuando uno tiene muchas elecciones que hacer en la vida finalmente termina agobiado y tomando decisiones peores. Es la paradoja de la libre elección”, dijo Jackson en Radio ADN, apelando a diversos académicos como el Premio Nobel Richard Thaler. 

Continuó explicando que “el Presidente Piñera anuncia distintos ámbitos donde al final deposita toda la responsabilidad del bienestar de las personas en supuestas elecciones que tendrían que hacer las personas donde la evidencia dice que es muy difícil poder llevar adelante”.

Y ese extracto de poco más de un minuto de la conversación radial, fue difundido en Twitter y “encendió” los comentarios. Nada fuera de lo normal. Hasta que al día siguiente apareció José Manuel Allende, encargado de incorporar en el debate al académico de la Universidad de Chicago y Premio Nobel, Richard Thaler. El autor citado por Jackson es pionero en el campo de la ciencia del comportamiento y la economía; ex presidente de la Asociación Económica Americana y fue nombrado dentro de las 50 personas más influyentes según Bloomberg Markets en 2015.

Así, Allende tuiteó en inglés: “Profesor Thaler, ¿está de acuerdo con este político? Lo está citando a usted y al profesor Kahneman, dice que las personas no pueden elegir por sí mismas, por lo que nos quitarán la opción de elegir qué hacer con nuestro dinero”.

Sorprendentemente, Thaler respondió: “Obviamente no. Y prefiero los diseños en los que se ayuda a las personas, pero retienen el control”.

Bastó esa frase para que el debate comenzara a tomar forma en la red social. El diputado de RD, volvió a insistir sobre la cantidad de AFP y fondos que existen. Esta vez el comentario fue en inglés. “Hoy en Chile, tenemos que elegir entre 30 opciones con los ahorros obligatorios para la jubilación (6 empresas, 5 opciones de riesgo). Si agrega el debate actual sobre la administración del 4% adicional de ahorros obligatorios, probablemente tendrá otras 20-30 opciones. ¿Razonable?”.

Tanto fue el debate que se generó que, a las pocas horas, el economista de Chicago y Premio Nobel se reintegró al debate, pero asegurando que “mi tweet está siendo mal interpretado. Estúpido de mi parte participar en un debate que tiene lugar en español. El número correcto de opciones depende de las circunstancias”.  

Los comentarios tomaron tanto vuelo que, incluso, durante algunas horas fue tendencia en Twitter. Y la teoría de la elección planteada por Jackson fue abordada por algunos economistas chilenos, quienes explicaron en qué consistía y cómo influía la posibilidad de tener opciones para elegir.

Estudiante de la U. de Chicago, voluntario en Nigeria y estudioso de Thaler

“Cruzado, Schoenstattiano y estudiante del MBA/MPP de la Universidad de Chicago”. Así se describe en su biografía de Twitter José Manuel Allende, quien interpeló a Jackson y trajo al debate nacional al Premio Nobel. Aunque no lo conoce personalmente, asegura que es un seguidor de su teoría y que ya lo ha visto exponer en seminarios. Incluso, tomó el curso “Behavioral Economics” basado en su libro “Misbehaving: The Making of Behavioral Economics”.

Allende conocía el activismo del economista en Twitter. Por esto, cuando le preguntó sobre la paradoja de la elección, tenía la esperanza que Thaler respondiera. “Me parecía justo darle la oportunidad al profesor de expresar su propio punto de vista al ser citado, a mi juicio, erróneamente. Es una figura importante en mi Universidad que ha influenciado la manera de ver el día a día de muchos de nosotros”, señala Allende a El Líbero.

Creo que es importante que los políticos, de cualquier bando, no tergiversen las teorías y la información para defender sus ideas».

El ingeniero comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez, vive hace tres años en Chicago, donde cursa un MBA y un Máster en Políticas Públicas en la Universidad de Chicago. Allende, no ha tenido una vida política activa, pero el voluntariado ha sido parte de su trabajo desde hace más de 10 años. En 2008 fue la primera vez que llegó a Nigeria para participar de misiones, dos años más tarde regresó al país africano. Y su último viaje lo realizó en 2015. “Nigeria me marcó bastante, hice grandes amigos y me cambió la forma de ver la vida”, dice.

-¿Por qué decidió entrar al debate con el diputado Giorgio Jackson?

-Entré porque vi el tuit donde Giorgio Jackson recomendaba leer a Thaler, Sunstein y a Kahneman, entre otros, para defender su tesis. Me pareció que la interpretación era errada. Yo también he leído sus libros, y es fácil darse cuenta como Giorgio Jackson hace una interpretación errónea. En su libro, Thaler y Sunstein definen lo que es un «nudge»: “Cualquier aspecto de la arquitectura de la elección que altera el comportamiento, en forma predecible, sin limitar o cambiar significativamente los incentivos económicos”. Bajo esa definición, se podría sugerir a las personas dónde poner su 4% o incluso disminuir el número de opciones disponibles, pero bajo ningún escenario se debería quitar a las personas la independencia de poder elegir entre más de una opción.

-El diputado Jackson plantea que “cuando uno tiene muchas elecciones que hacer en la vida finalmente uno termina agobiado y tomando decisiones peores”. ¿Qué le parece eso?

-Todos los extremos generan ineficiencias. Si tienes opciones infinitas, jamás terminarás por definir cuál tomar. Si no tienes opciones, entonces tu insatisfacción será constante. Thaler promueve acciones que “ayudan” a la decisión, no impone nada. Y de eso precisamente se trata el argumento, de disminuir la agonía simplificando las opciones disponibles, pero maximizar la satisfacción dando la posibilidad de elegir la opción que es más idónea para ti. Pensar que las personas no pueden decidir por sí mismas es caer en paternalismo. Yo pienso todo lo contrario. Creo que las personas son inteligentes y que tienen no solo el derecho, sino que también la capacidad de decidir por sí mismas.

El profesor Thaler cree que deberíamos tener libertad pero con un empujoncito. Y, por lo mismo, no creo que le dé la razón a Jackson».

-Después de lo que plantea el diputado de RD, el profesor Thaler sostiene que “prefiero los diseños en los que se ayuda a las personas”, pero luego dice que su tuit está siendo mal interpretado. ¿Al final le da la razón a Jackson?

-Creo que Thaler sigue diciendo lo mismo que menciono antes, él cree que deberíamos tener libertad pero con un empujoncito. Y, por lo mismo, no creo que le dé la razón a Jackson. Al final, cada uno ve lo que quiere ver y el profesor fue lo suficientemente sabio para darse cuenta de esto y ponerle un freno.

-¿Por qué decidió participar del debate?

-Quise intervenir en la discusión porque creo que es importante que los políticos, de cualquier bando, no tergiversen las teorías y la información para defender sus ideas. Si las decisiones que están tomando nos van a afectar a todos, ojalá los debates se den en base a datos concretos y no en base a las interpretaciones que cada uno pueda hacer.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: