El mandatario, acompañado por los ministros de Defensa, Mario Desbordes; de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt y de Ciencias, Andrés Couve, presentó el desarrollo de un nuevo Sistema Nacional Satelital. El sistema busca materializar un Programa Espacial para avanzar en la capacidad satelital del país y lograr un aporte en el desarrollo científico y tecnológico nacional. 

La iniciativa permitirá a Chile tener en un plazo de diez años capacidades satelitales propias y según de las necesidades del país. Antes de un año, el programa permitirá contar con un satélite operacional que reemplazará en sus funciones al Fasat-Charlie, lanzado en 2011 que ya cumplió su vida útil. “Todo esto estará dispuesto para la defensa, pero también para el mundo productivo y la sociedad civil”, aseguró el Presidente Piñera.

De los tres satélites que conformarán una constelación nacional para la observación de la Tierra, la fabricación, el lanzamiento y la puesta en servicio de dos nuevos satélites de alta resolución están contemplados en el Programa Espacial. Uno de ello será construido en Chile. 

Además de construir un satélite de alta resolución, se construirán 7 micro satélites. Una de sus funciones será brindar alertas para los Sistemas de Búsqueda y Rescate (SAR), así como la vigilancia y monitoreo marítimo.

El Jefe de Estado expresó que «tal como fue el viaje de Magallanes, este sistema nos va a permitir un gran salto para nuestro país en su incorporación al mundo del espacio, a la cuarta revolución industrial, al mundo digital, a la sociedad del conocimiento e información con un solo propósito, mejorar el bienestar y la calidad de vida de todos nuestro compatriotas y fortalecer la soberanía y la seguridad en nuestro país«.

Chile tendrá tres estaciones terrestres de control orbital, ubicadas en Santiago, Punta Arenas y Antofagasta. Todas las estaciones estarán conectadas entre sí, lo que permitirá un acceso descentralizado de las imágenes y logrará una mayor participación y cooperación internacional.

Para lograr el desarrollo del Sistema Nacional Satelital, se incorporará una nueva institucionalidad espacial que permitirá una coordinación e integración efectiva entre distintos servicios públicos, junto con la participación activa del mundo académico y el emprendimiento nacional en materias espaciales.