Del «hay que escuchar la voz del pueblo» pasando por «recojo el mensaje con humildad» a «no puedes ir más rápido que tu gente». Estas han sido las distintas declaraciones del Presidente Gabriel Boric tras el triunfo del Rechazo en el plebiscito del 4 de septiembre.

A un mes de esa fecha, el experto electoral Pepe Auth analiza en El Líbero cómo el Gobierno ha asumido su derrota.

«Si uno mira el proyecto de Presupuesto se da cuenta de que hay un esfuerzo gigantesco por volver a sintonizar con las pulsiones mayoritarias del pueblo de Chile, que no son las pulsiones mayoritarias de su coalición. Porque lo que quedó en evidencia en el plebiscito es que las prioridades valóricas, programáticas, políticas de la coalición que gobierna no estaban en sintonía con las de la mayoría del pueblo».

“Ya sabían que su programa no era mayoritario en el Congreso, pero lo que supieron ahora es que no es mayoritario en la sociedad”, subraya. «El Gobierno está obligado a hacer conversar su programa con las prioridades, con el sentido común mayoritario en todas las reformas».

Además de los énfasis en el Presupuesto, Auth ve este cambio en el gabinete. «El Socialismo Democrático pasó a tomar un protagonismo distinto, se nota el cambio de mano, se nota la mayor iniciativa gubernamental. Se nota que se formó un eje hegemónico entre Hacienda, Interior y Segpres en el Comité Político».

Esto se podrá ver, plantea, en reformas como la previsional. «El resultado de la reforma de pensiones se va a parecer bastante a lo que ellos mismos rechazaron del acuerdo que hicimos parte de la oposición con el gobierno del ex Presidente Piñera en la Cámara de Diputados y que luego fue bloqueado en el Senado».

Y explica por qué: «Es muy difícil que toda la cotización adicional vaya a solidaridad. Además, después de que la izquierda empujó con tanto brío retiros de los recursos, lo único que hizo fue aumentar la conciencia del carácter individualísimo del sistema de pensiones chileno y, por lo tanto, le restó fuerza a la voluntad solidaria y le entregó fuerza al carácter individual del ahorro para las pensiones».

«Es obvio que el Presidente Boric se va a mover kilómetros de su programa

Tras las primarias de Apruebo Dignidad, en las que Gabriel Boric se impuso a Daniel Jadue, el alcalde PC de Recoleta dijo: «El día en que Gabriel se tuerza un milímetro de la línea del programa, me van a tener a mí primero en la línea de denuncia y cobrándosela».

Esta frase la recuerda hoy el exdiputado en un contexto muy distinto: «Es obvio que Boric se va a mover kilómetros de su programa para construir consensos sociales para la reforma previsional, tributaria, de salud, etc.». Señala: «Los sectores políticos que gobiernan no lo hacen solo desde sus deseos y desde sus rigideces ideológicas, sino desde la necesidad de resolverle los problemas a la gente y desde la necesidad de construir mayorías».

¿Y cómo se entiende que la ministra de la Mujer, Antonia Orellana, anunciara que enviarían un proyecto sobre aborto sin causales? Auth explica: «Es un refugio para decir ‘estamos yendo adelante con los temas que son más propios nuestros que es equidad de género, aborto, etc. Alimentan a su coalición con cosas que les son propias, pero no se crece con eso, solo se reafirman».

«El principal legado de Boric puede ser firmar una Constitución de consenso»

Ante la baja aprobación que mantiene el Mandatario en las encuestas (35% según la última Cadem), el experto electoral señala: «Creo que va a ser muy difícil que se mueva demasiado en los próximos meses porque no se ven movimientos significativos en orden público porque eso es lento y tampoco en materia de recuperación económica desempleo, inflación y sin crecimiento».

Y profundiza: «Todo indica que el próximo año vamos a estar en recesión. Es muy difícil que un Gobierno repunte sin crecimiento económico… la gente no te mide por equidad de género, te mide por orden público y crecimiento económico».

En este escenario, el proceso constituyente toma una lógica distinta. Pepe Auth explica que si bien no está en las preocupaciones urgentes de la gente, «también es cierto que hay conciencia absoluta de que el respeto a la Constitución vigente está en el suelo».

Apunta: «Por lo tanto urge un marco común y esta es una tremenda oportunidad, porque hasta el más recalcitrante se dio cuenta que la nueva Constitución o es de consenso o no hay nueva Constitución. O se presenta una propuesta al país que sea respaldada a lo menos por parte de la derecha y parte de la izquierda o va a ser nuevamente rechazada».

¿Qué rol le cabe al Mandatario en esto? «Ese topar fondo es una oportunidad tremenda para el sistema político, pero también para el Presidente». 

Remarca: «El Presidente Boric no tiene garantizado el éxito, digámoslo eufemísticamente, en materia económica ni en orden público, por lo tanto, su principal legado puede ser firmar una Constitución de consenso que dure los próximos 30 años. Quizás no es el interés de su sector político, pero desde el punto de vista del Presidente, estar asociado en la historia de Chile como el Presidente que consiguió una nueva Constitución aprobada por 65-70% de los chilenos… su gobierno ya tendría sentido histórico».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta