Antes de oficializar su candidatura, en varias ocasiones la presidenta del Senado Yasna Provoste (DC) fue emplazada por diferentes sectores políticos a sincerar su intención de competir por el sillón presidencial. Sin embargo, la legisladora hizo oídos sordos y recién este viernes -después de la cuenta pública del Senado- «aceptó» ser candidata en la ciudad de Vallenar.

Eso sí, la decisión vino seguida de una serie de otros cuestionamientos sobre cuál podría ser la forma más democrática de alzar el nombre de Provoste como carta presidencial de Unidad Constituyente y también sobre si debe mantenerse en la testera de la Cámara Alta. Tras un fin de semana de decisiones los partidos del conglomerado decidieron realizar una consulta ciudadana presencial, y descartar la posibilidad de una elección online.

Es sobre esta elección, que en un nuevo encuentro del Podcast Electoral de El Líbero, el diputado independiente y experto electoral Pepe Auth, y el presidente de la Fundación Leadership Chile y analista político Darío Paya, abordaron los posibles escenario y resultados de dichos sufragios que -hasta el momento- llevarán a las urnas al PS, PPD, DC, PL, PR y Nuevo Trato el sábado 21 de agosto.

El parlamentario opina que el resultado de la elección se dará sin sorpresas, más bien asegura que son “las primarias consagratorias” de Yasna Provoste. «Las sorpresas se producen cuando hay espacio, plataforma y cobertura de campaña y, la verdad, es que una elección de esta naturaleza no genera eso», explica. Esto guarda relación, dice, con que no se contará con las mismas ventajas que tuvieron las primarias del 18 de julio, como espacios de publicidad de los comicios, una franja de campaña, debates y  el respaldo del Estado, lo cual podría afectar la divulgación y la asistencia a las urnas.

Auth plantea que Unidad Constituyente tiene el desafío de convertirse en su propio Servel, «que consiga locales, administre urnas, votos, recuento, cada uno de esos procesos por separado tiene una complejidad infinita», a ello se suma el reto de hacerlo tres semanas.

Para el legislador, mínimo se debería habilitar una local de votación por comuna, lo que implica 345 centros de sufragio, y definir vocales, en donde cada candidatura tendrá la obligación de poner una persona en cada una de las mesas. «Es de una complejidad increíble, lo que agrava el notable abandono de deberes que tuvieron estos partidos al no aprovechar la infraestructura, los recursos, la publicidad, la franja, que da acogerse a la ley de primarias legales», opina.

Esto tras la jornada frenética del 19 de mayo, cuando venció el plazo para inscribir las primarias legales, sin la presencia del Partido Socialista, el PPD, la DC ni el Partido Radical. Tras una serie de jugadas que terminaron con la senadora Ximena Rincón (DC) excluida de la competencia por el PS y el PPD; con el excanciller Heraldo Muñoz (PPD) bajando su opción a favor de Paula Narváez (PS) y, luego, con el Partido Socialista siendo rechazado de la medición del pacto Apruebo Dignidad (Frente Amplio-Partido Comunista).

Por su parte, Paya apunta al contexto en el que se dan estas primas, «27 mil personas votaron en la primaria de la DC, donde ganó Ximena Rincón. No sé en qué ánimo esté el elector democratacristiano, porque la verdad no hay precedentes de una cosa así, de un partido que organiza una elección y dice ‘no, no vale, todo de nuevo porque no vale'». Esto se replica en el PPD donde triunfó Heraldo Muñoz contra Francisco Vidal.

Paya: «La sorpresa se puede dar con pocos votos»

Recientemente trascendió desde la interna del Partido Socialista que si bien no se le pedirá a Narváez bajar su candidatura, en privado reconocen que la mejor carta electoral para la coalición es Yasna Provoste, porque les podría permitir un mejor resultado presidencial y una lista parlamentaria con mayor respaldo. En todo caso, desde el círculo del PS reconocían que había que hallar una fórmula para “no humillar” a Narváez, sin “cocina”, pero sin pasar la vergüenza de hacer una primaria en la que vaya poca gente.

Este último punto presenta una de las principales preocupaciones del encuentro: la participación. Mientras que para el presidente de la Fundación Leadership Chile podría estar rondando un 10% de los tres millones que asistieron a la primaria del pasado 18 de julio, el diputado independiente es enfático en decir que «jamás» se alcanzará dicha movilización a las urnas.

Auth apunta a que 100 mil o 150 mil personas podrían ser el total de participación en los comicios. Ante la cifra, Paya sostiene que al tratarse de «números chicos, la sorpresa se puede dar con pocos votos. ¿Hay alguna razón para que no puedan votar los que votaron en la primaria del otro día? No, porque no hay como controlarlo y qué mejor que elegir tú, tu contrincante».

Para Auth, esa es una de las razones por las que las primarias se realizan de forma simultánea. «Si tu vas a intervenir en la otra, dejas de incidir en la tuya», lo que no ocurriría en esta ocasión,

A ello se suma que hay que considerar la capacidad de movilización actual que tienen los partidos. En esta línea, el diputado independiente ejemplifica con las cifras de participación en las más recientes elecciones internas de los conglomerados: «En la elección actual del PC participaron 6 mil personas, en la de RD participaron 1.000, en la de CS, 1.500, y se trataba de procesos electrónicos. Francamente no hay partido que pueda movilizar».

¿Correr con ventaja?

Ante la interrogante de si quienes participaron de la primaria legal corren con cierta ventaja en el camino a La Moneda, Darío Paya sostiene si bien Boric parte con una base grande, «la pregunta es que en algún minuto él va a tener que decidir para qué lado deriva. No le resulta gratis moverse hacia el centro y, por otro lado, tiene mordiscos por la izquierda».

Por su parte, Auth describe que mientras Gabriel Boric fue el actor dialogante durante las primaria, respecto de Jadue, «en el escenario que viene, él se pone de nuevo en la punta, porque además necesita retener ese electorado de la punta que no es poco: es el 40% de su respaldo. Además, probablemente tenga que competir con algún otro o un par, que van a intentar morderle ese electorado, esa representación», lo que podrían dificultar su camino.

En la derecha, explica el legislador, ocurrirá algo similar, donde Sebastián Sichel va a tener que intentar que José Antonio Kast «no se lleve parte de lo que representa, ‘los valores propios de la derecha'».  En todo caso, señala que existe una volatilidad del electorado, donde a los favoritos «les ha ido mal hace rato».

Sobre esto, Auth sostiene que si bien hace 2 meses el favoritismo potencial lo tenía Provoste -en un escenario que daba por ganadores a Daniel Jadue y Joaquín Lavín-, «hoy, en cambio, ella aparece en tercer lugar».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta