El problema de Apruebo Dignidad es que se trata de «una coalición que está muy disociada del sentido común mayoritario», asevera el analista político Pepe Auth, durante su participación en el Podcast Política para Adultos de El Líbero.

«Es grave lo distante que está Apruebo Dignidad del sentido común. Esa disociación nunca había sido tan grande. Incluso cuando se miran las encuestas, el índice de felicidad de aquellos que se identifican con Apruebo Dignidad es el doble del común de los mortales. Incluso la confianza respecto de las expectativas de estar mejor el próximo año es más alta», señala el experto electoral.

El exparlamentario y exministro Jaime Bellolioquien también es panelista del programa, se refiere al respecto: «Este Gobierno tiene un problema adicional al que teníamos nosotros, porque en la coalición de Chile Vamos, si bien teníamos hartas diferencias, no se tenía esa profundidad de distancia ideológica que tiene hoy día Apruebo Dignidad con el Socialismo Democrático, por ejemplo».

«El Gobierno está permanentemente en este eje de: ‘Compañeros, tratamos, pero no pudimos’. Sí, hay terrorismo y la ley tengo que aplicarla, pero en verdad es mala, entonces no voy a aplicarla sino que voy a hacer otra cosa. El estar haciendo permanentemente esta dualidad hace que se desencanten aquellos que están en los márgenes», agrega Bellolio, en cuyo criterio los partidos que apoyan al Gobierno solo se han mantenido unidos hasta ahora por la promesa de que se ha de cumplir el plan de gobierno.

Críticas al ministro de Agricultura por tildar de «imbecilidad» la postura de camioneros

Auth critica, además, los dichos del ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, quien llamó a «descolgarse de la imbecilidad» a los camioneros que insisten en mantenerse en paro.

«Llamar imbecilidad a cualquier cosa proferida por otro ser humano implica una soberbia que no debería estar dentro de los rasgos característicos de ningún gobierno y particularmente de este», advierte el exdiputado.

En cuanto a este tema el exministro Bellolio es categórico: «Ellos mismos estuvieron a favor de las barricadas, de muchas cosas, pero entonces resulta que ahora interponerse en la carretera es malo».

Y advierte: «Ese es el problema de un Gobierno que tiene poca experiencia en eso, pero que a la vez fue muy amigo de esos mismos movimientos que desestabilizaban y bajaban la aprobación. Hoy día le toca estar del otro lado».

Auth: «En el oficialismo hay sectores que piensan que es mejor dejar la nueva Constitución para otra ocasión»

Otro asunto que no se ha podido solventar es el poder alcanzar un acuerdo que permita tener una nueva Constitución. «Dentro del oficialismo hay sectores que piensan que es mejor dejar la nueva Constitución para otra ocasión, porque las condiciones revolucionarias se alejaron, que creen que es mejor esperar una circunstancia mejor para hacerla, que les acomode», asevera Auth.

Desde la perspectiva del analista, se debería aprovechar la circunstancia de que los principales actores políticos tomaron conciencia de que si no hay una Constitución de consenso no habrá nueva Constitución.

«Cuando tienes reglas del juego que no son respetadas, las sociedades y los países tienen que apurarse en reestablecerlas porque son las condiciones básicas para asuntos que van desde la inversión hasta el respeto a las instituciones», subraya.

En criterio de Bellolio, los sectores del oficialismo que prefieren esperar otro «momento constituyente», no están esperando otra cosa que no sea «desorden».

«Si es que hoy día no hay una solución política, será mucho más difícil que después alguien crea que tiene que haberla», afirma el exministro.

Para Auth es relevante un dato que reveló la más reciente encuesta Cadem. «La expectativa desmedida y disociada de la realidad respecto de la nueva Constitución ha ido bajando. La gente espera mucho menos que la Constitución le resuelva los problemas de salud, educación y seguridad, pero sabe que sí le va a resolver el problema de la crisis del sistema político y eso se acerca mucho más a lo que efectivamente es un trabajo constituyente».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta