El acuerdo por un nuevo proceso constituyente se ve cada vez más cercano. Al menos eso dicen quienes llevan las negociaciones… y también el calendario. El año 2024 ya se entra de lleno a un nuevo «tren electoral» por lo que el tema constitucional debiese estar zanjado.

Pero también influyen otros factores: «El Gobierno está apurado porque se siente más cómodo discutiendo la política de la Constitución que la política de lo que tenga que ejecutar en el día a día, en materia de seguridad, desempleo, inflación, etc.», señala el exministro y exdiputado Jaime Bellolio.

Es parte del análisis que realiza en el nuevo Podcast de El Líbero Política para adultos donde participa junto al experto electoral Pepe Auth.

El exvocero de Gobierno apunta: «Creo que ha vuelto una lógica negacionista de los resultados del 4 de septiembre. El ejemplo prístino de eso es Fernando Atria que este fin de semana señaló en La Tercera que ‘No creo que el rechazo a la nueva Constitución haya sido un rechazo al contenido de la propuesta'».

Bellolio advierte que ese negacionismo «permea cómo el Gobierno enfrenta después las discusiones en el Parlamento»

Profundiza en este punto el exdiputado UDI: «O sea, siguen con esa idea de volver a ‘tontear’ a 8 millones de personas y decirles que son idiotas y que no leyeron la propuesta y por tanto se dejaron llevar por otras circunstancias».

Y no lo percibe solo en el Frente Amplio, sino también en el resto de Apruebo Dignidad.

«Esto mismo lo veo presente en el Partido Comunista». Así, recuerda lo dicho por la diputada PC, Karol Cariola, en un reciente viaje al exterior. «Ahí dijo lo mismo, que seguían esas ideas vigentes y que lo que ocurrió era un paso para atrás para después ir para adelante».

Y advierte: «El problema es que eso permea dentro de cómo el Gobierno enfrenta después la discusión en el Parlamento sobre otras cosas como pensiones, la reforma tributaria y este mismo acuerdo constitucional».

Pepe Auth: «El Presidente Boric todavía sigue siendo víctima de sus cambios de estado de ánimo y de posición respecto de las cosas»

Sobre las recientes encuestas de opinión, el analista político Pepe Auth es partidario de ver un consolidado más que las cifras semana a semana. Pero sí advierte sobre un fenómeno que se advierte en la última Cadem.

«Me llama la atención el contraste entre el respaldo conseguido por los principales ministros, todos de la ex Concertación como Carolina Tohá, Mario Marcel y el subsecretario Manuel Monsalve, tienen exactamente las cifras inversas de aprobación y desaprobación del Presidente Boric. Es decir tiene 61% de aprobación y 30-32% de desaprobación. Exactamente la fotografía inversa del Presidente que tiene 61% de desaprobación y 31% de aprobación».

Ante esto, Auth señala: «Vamos a ver quién ‘contamina’ a quién porque esta situación disociada no resiste mucho. Y tengo la impresión que el Presidente se está acercando más a sus ministros que ellos al Presidente».

Pero advierte: “El Presidente Boric todavía sigue siendo víctima de sus cambios de estado de ánimo y de posición respecto de las cosas».

Apunta: «No solo respecto de las posiciones que había tenido antaño sino que es una oscilación entre discursear para la tribu y otro día discursear para el país».

Y concluye: «Creo que de a poco le irá hablando menos a la tribu».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta