Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 12 de julio, 2019

Peer-to-peer lending, la nueva forma de crédito que beneficia a inversores y Pymes

Autor:

El Líbero

Mientras la rentabilidad de las inversiones tradicionales se mantienen cerca del 5%, una nueva forma de negocios ofrece una mayor ganancia, la que supera el 11,5%. Se trata de préstamos directos entre inversionistas y pequeñas y medianas empresas, un método que en Chile se realiza desde 2015. «En este modelo las Pymes han reducido en un 37% sus costos financieros, versus otras alternativas, y los inversionistas están obteniendo un cerca de un 13% anual de rentabilidad», explica Gustavo Ananía, gerente general de Red Capital.

 

Autor:

El Líbero

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A principios de junio, el Banco Central reestimó la tasa de crecimiento económico para Chile durante 2019, estableciendo un rango entre el 2,75% y el 3,5%. En este contexto buscar nuevas formas de inversión toma un rol fundamental. Una de estas es el peer-to-peer lending -también conocido en español, como préstamo entre pares, un mecanismo que consiste en plataformas digitales que conectan a inversionistas con pequeñas y medianas empresas (Pymes) que requieren financiamiento, pero sin que los primeros se transformen en dueños de los proyectos.

El peer-to-peer lending, es un sistema de inversión que comenzó a principios de la década pasada y se consolidó en Estados Unidos en 2006 con la fundación de LendingClub, la primera empresa de este tipo de servicios que registró sus productos como valores en la Comisión de Bolsas y Valores estadounidense. De hecho, la firma, según sus estadísticas, emitió más de US$47 mil millones en préstamos desde su fundación hasta el primer trimestre de 2019. Una experiencia que fue replicada en Reino Unido con Funding Circle, fundada en agosto de 2010 y que hasta mayo de este año otorgaron más de £7 mil millones en créditos a pequeñas y medianas empresas.

Chile no se ha quedado atrás en esta nueva forma de invertir. En 2015, comenzó a funcionar la empresa RedCapital, una plataforma que conecta Pequeñas y Medianas Empresas que necesitan financiamiento, con inversionistas dispuestos a otorgar créditos de forma total o parcial. La firma chilena en poco más de 4 años ha otorgado más de US$100 millones en créditos, los que han beneficiado alrededor de 4.000 proyectos, algo que representa a cerca de 700 Pymes.

«El financiamiento colectivo está creciendo fuertemente en el mundo, como una forma de solucionar los problemas financieros que tenían las distintas empresas», explica Gustavo Ananía, gerente general de RedCapital, sobre esta nueva forma de invertir, quien agrega que este sistema nace porque «muchas veces las Pymes no consiguen el financiamiento bancario o los créditos en financieras no bancarias les cobran tasas altísimas».

En ese sentido, el peer-to-peer lending ofrece la ventaja de recaudar dinero mucho más rápido, con una menor tramitación y sin intermediarios, puesto que es el inversionista quien decide por cuál proyecto apostar y cuánto dinero invertir. «Hay un match entre conseguir buenas condiciones para la Pyme y conseguir una atractiva rentabilidad para el inversionista. Siempre es el inversionista el que toma la decisión de inversión», comenta Ananía.

De hecho, según información de Bloomberg la rentabilidad de este tipo de mecanismos registró en junio una rentabilidad promedio del 11,78%, en comparación a instrumentos financieros tradicionales como los fondos mutuos accionarios (-7,56%), el IPSA (-3,56%), el dólar (4,4%), los fondos mutuos de renta fija nacional (5,5%) y el Fondo A de las AFP (6,16%).

Otra ventaja que tiene este tipo de plataformas, frente a los modelos tradicionales, es la autonomía e independencia de los inversionistas. Mientras que en las empresas o fondos de inversión el interesado entrega su dinero a un tercero para que lo administre, en los préstamos entre pares son las mismas personas las que toman la decisión sobre en qué invertir y por cuánto hacerlo. «Nosotros solo somos una plataforma que permite que ambas partes se encuentren», resume el gerente general de RedCapital.

“Diversificar la inversión”. Es una de las recomendaciones que hace Hugo Benedetti, académico del área de finanzas del ESE Business School, de la Universidad de los Andes. Comenta que, al momento de utilizar este tipo de servicios, los inversionistas podrían “apostar por distintos proyectos, y en otro tipo de productos, para que de esta forma se complementen». El experto aconseja además «hacer uso del beneficio de poder elegir en qué invertir. “No hay que enfocarse solo en la rentabilidad económica, sino que también en la rentabilidad social. Se puede optar por iniciativas verdes, con equidad social o pensar en factores geográficos», subraya.

Sobre los beneficios, Gustavo Ananías sostiene que «en este modelo, las Pymes han reducido en un 37% sus costos financieros, versus otras alternativas tradicionales, y los inversionistas están obteniendo cerca de un 12% anual de rentabilidad».

Para lograr este tipo de rentabilidad, comentan que es necesaria la confianza y la certeza sobre los proyectos que se financian. Unas características que diferencian el peer-to-peer lending con el sistema de crowdfunding tradicional. En este último son emprendimientos que recién están comenzando y que sus posibilidades de éxito no son tan claras. Mientras que, en el modelo de préstamos entre pares, las inversiones son a empresas que ya están formadas. En el caso de RedCapital, uno de los requisitos para ingresar al sistema es que las Pymes lleven al menos 6 meses operando.

«Nosotros validamos que sea una empresa formada mediante la carpeta tributaria, la información de impuestos internos, estamos conectados con el Poder Judicial para ver que no tenga demandas, con distintas plataformas que nos van entregando información sobre ese cliente para validar que lo que nos está diciendo es verdadero y que no es una empresa que está muy complicada», explica el gerente general de RedCapital. Ananía precisa que como todo instrumento de inversión esto no garantiza que el inversor no vaya a tener riesgos, aunque este es mucho más moderado por el filtro que la empresa realiza. “Tenemos menos del 1% de incobrables, lo que representa un número muy bajo con respecto a la industria”, puntualiza Ananía.

Aunque este nuevo sistema también implica desafíos, ya que es el inversor quien tiene el control de las decisiones, en RedCapital explican que «hay que educar, como no son modelos muy conocidos, ocurre que algunos inversionistas nos preguntan si nos tienen que pasar la plata a lo que decimos que son ellos los que tienen que elegir en qué invertir. Se trata de educar a la gente sobre cómo funciona el modelo».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: