Tras horas de debate, el Senado rechazó la nominación de Marta Herrera al cargo de Fiscal Nacional. Persiste la vacancia, entonces, para liderar el Ministerio Público, pero también se instala la idea de que se trata de una nueva derrota para el gobierno. 

Sobre lo que viene hacia adelante conversamos en Mirada Líbero con el abogado Pedro Orthusteguy, ex presidente de la Asociación de Fiscales, y con quien hemos seguido el proceso de nombramiento de fiscal nacional por varias semanas.

Al respecto, el abogado indica que «Marta Herrera era una muy mala candidata porque nunca hizo, por decirlo así, el servicio militar. Nunca ha estado en una Fiscalía, nunca ha tramitado causas, no ha ido a juzgados de garantías, no ha atendido público, no ha tenido que operar el sistema y ver los problemas que tiene para poder mejorarlos». En cambio, señala que los todos los otros sí «han tenido que ser usuarios del sistema».

Orthusteguy agrega que “Herrera ni siquiera pasó el filtro en la Comisión de Constitución, donde cuatro senadores mandaron un informe negativo a la sala diciendo que no era la candidata idónea para ocupar el cargo de Fiscal Nacional, es insólito. ¿Cómo el gobierno hizo eso? Es casi un suicidio, sabía lo que iba a pasar, no estaban los votos”.

Orthusteguy: «Herrera llevaba la bandera de los chahuanistas»

Debido a las críticas que ha recibido el proceso de selección de parte del ex fiscal nacional Sabas Chahuán, Orthusteguy asegura que con el rechazo de la nominación de Herrera “Chahuán debe estar de muerte. Marta Herrera es su mano derecha, era la que iba a poder proteger a todo este equipo que lleva 16 años dentro de la Fiscalía Nacional. Herrera llevaba la bandera de los chahuanistas y era súper impotente para él que ella quedara como candidata porque significa una continuidad. Entonces, a nadie dentro de la Fiscalía Nacional le gusta mucho la idea que venga alguien de afuera, porque saben que van a sacar a muchos, que van a investigar las cosas que se hicieron mal en la administración anterior y pueden salir sumarios, iniciarse investigaciones penales”.

Sabas Chahuán propone que «el Senado debería ser eliminado como partícipe» de la elección. Sobre la idea de cambiar el proceso de selección, Orthusteguy propone que “en Chile el Fiscal Nacional debiera ser designado única y exclusivamente por el Presidente de la República, y que la remoción del Fiscal Nacional esté en manos del Senado, para que haya un equilibrio político. Porque en las dos últimas elecciones finalmente el electo ha sido el que menos molesta, y no puede ser que la persona indicada no es la que sea el Fiscal Nacional, sino que la que menos me va molestar o la que puede tener mejor contacto con el partido, o la que me puede ofrecer cargos al interior de la Fiscalía”.

Escucha el programa aquí.

Sigue el proceso

Ahora que las nominaciones de José Morales y Marta Hererra fueron rechazadas el proceso debe repetirse. La Corte Suprema tiene un plazo de 10 días para volver a completar la quina. Una vez recibido el oficio, el Presidente tiene cinco días para hacer su nominación y, luego, el Senado tiene otros cinco días para pronunciarse. Este proceso puede repetirse todas las veces que sea necesario; hasta que el candidato logre dos tercios de los votos en la Cámara Alta.

Otra opción podría ser que la Corte Suprema convoque nuevamente a concurso. Al respecto, Orthusteguy plantea que «hay algunos preocupados dentro de la institución porque llevamos tres meses sin Fiscal Nacional. Yo les transmito que tengan calma, que es mucho más importante tener un buen Fiscal Nacional, esperar los meses que sea necesario, que después andar llorando ocho años porque eligieron mal los senadores o el Presidente”.

Y añade que “es súper importante en este periodo en que la institución está muy mal posicionada en la opinión pública, donde se necesitan hacer cambios, es necesario que haya una persona idónea en el cargo. Por lo tanto, si se tiene que repetir 10 veces este concurso, que se repita, pero que sea una persona que tenga el coraje de hacer esos cambios, que tenga el apoyo político de derecha e izquierda, y se ponga a trabajar”.

Finalmente, sobre el veto que habría hecho la ministra de la Mujer, Antonia Orellana, a otro integrante de la quina, Ángel Valencia (por su trabajo en la defensa de un acusado de abuso sexual), el ex presidente de la Asociación de Fiscales manifestó que «no van a encontrar a la Virgen María como candidato a Fiscal Nacional».

Advierte: «Me parece que raya en lo absurdo y que no tiene justificación, porque la Fiscalía es una institución que persigue e investiga delitos del área penal, donde los postulantes son penalistas, defendiendo imputados o atacándolos como querellantes. Los abogados penalistas defendemos y nos querellamos por causas de distinta naturaleza, y la ley no establece ningún veto a un Fiscal Nacional por ningún tipo de causa, de hecho mientras más experiencia tenga el candidato mucho mejor. Que un ex fiscal como Ángel Valencia, además, haya sido defensor privado y conozca las dos veredas, como usuario y como defensor, peleando contra el Ministerio Público, es algo absolutamente positivo para la institución».

A su juicio, en caso de existir alguna limitante, esta únicamente debería aplicarse a penalistas que hayan defendido causas por narcotráfico.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta