Publicado el 03 de septiembre, 2019

Nuevo subsecretario de Redes Asistenciales: «Mi objetivo no es ser un síndico de quiebras»

Autor:

Bastián Garcés

Arturo Zúñiga lleva en su cargo un mes y medio en donde reemplazó a Luis Castillo. La tarea del ingeniero comercial, primer subsecretario del área que no es un profesional de la salud, es buscar la «eficiencia» en el sistema público. «Atender a más pacientes con los recursos que ya existen», señala. En este mismo sentido, agrega: «Se me ha encargado ocupar todas las herramientas para reducir las listas de espera».

 

 

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Eficiencia«, esa es la palabra que más repite el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga. Un concepto que resuena constantemente en su oficina en el Ministerio de Salud, que incluso lo ha llevado a realizar un «mapa conceptual» -una guía de navegación- sobre cómo mejorar el funcionamiento de la red asistencial y razón por la cual cada vez que conversa con un director de servicio u hospital, lo primero que hace es mostrarle los indicadores de ese establecimiento o zona antes de hablar sobre si es conveniente o no entregar los recursos que le solicitan.

Esa es la rutina de Zúñiga, quien el 13 de julio reemplazó a Luis Castillo, a quien la oposición no lo dejaba entrar a las comisiones de Salud de ambas Cámaras por su supuesto vínculo en el caso Frei Montalva.

En ese escenario la nominación de este ingeniero comercial significó el fin del flanco que tenía abierto el gobierno en el sector con la oposición, pero también marcó un precedente en la misma Subsecretaría pues el nuevo jefe de Redes Asistenciales se transformó en el primer profesional externo al área de la salud en ejercer el cargo.

En conversación con El Líbero, el subsecretario aborda cómo ha sido su primer mes y medio en el ministerio de Salud; su relación con el titular de la cartera, Jaime Mañalich, de quien fue su jefe de gabinete durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, y los desafíos de gestión que ha enfrentado. «Cuando hay una definición de que los pacientes están primero, y tenemos claro que hay un concepto de eficiencia y que hay que empezar a promover dentro de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y de los hospitales, las decisiones se toman mucho más rápido«, explica el jefe de Redes Asistenciales.

-Su nombramiento marca un hito en Redes Asistenciales porque todos sus antecesores fueron profesionales del área de la salud. Usted es ingeniero comercial, ¿cómo plasmará ese cambio de «paradigma» en la subsecretaría?

-Es difícil dar una respuesta así, dado que no estaba en la cartera antes por lo tanto no sé cómo era el antes, pero ¿qué es lo que se me ha encargado a mí, pensando en que esta nominación es un poco rimbombante por no ser médico? Es enfocarme en la eficiencia hospitalaria, no es ser un síndico de quiebras ni nada por el estilo, sino que atender a más pacientes con lo que ya existe. Hoy tenemos una utilización de pabellones muy intensa en la mañana, en donde hacemos tres o cuatro cirugías, pero en la tarde no lo ocupamos porque nos cuesta mantener los doctores en la tarde, lo mismo que con las consultas médicas. Nosotros hacemos 150 consultas mensuales por box versus el sector privado que hace 300. A eso me refiero con eficiencia: poder ocupar mejor nuestra capacidad instalada -entendiéndose como camas, pabellones o consultas-, y poner los recursos humanos a disposición del paciente.

Nosotros, el sector público, hacemos 150 consultas mensuales por box versus el sector privado que hace 300. A eso me refiero con eficiencia: poder ocupar mejor nuestra capacidad instalada, y poner los recursos humanos a disposición del paciente».

-En la primera administración del Presidente Sebastián Piñera fue jefe de gabinete del ministro Mañalich durante tres años, ¿cómo esa relación puede potenciar el trabajo en Redes Asistenciales?

-Cuando uno tiene una dirección de un ministerio en donde cada una de las Subsecretarías está alineada con lo que quiere el ministro, y el ministro está alineado con lo que quiere el Presidente, la toma de decisiones se hace más fácil. Sé que cuando tengo que tomar una decisión me tengo que poner en el lugar del ministro o del Presidente y tomar la mejor decisión para el paciente. Cuando hay una definición de que los pacientes están primeros, y tenemos claro que hay un concepto de eficiencia y que hay que empezar a promover dentro de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y de los hospitales, las decisiones se toman mucho más rápido. Me ha tocado ir a Coquimbo y a La Serena, en donde hay un director que lleva un año. Ahí, en comparación al año pasado la atención ha crecido en un 42%, cuando ves la lista de espera y ves que dos hospitales lograron aumentar un 42% la atención con lo que ya tienen, uno dice que se puede solucionar este problema y que para lograrlo bastan buenos directores de servicio y hospitales, junto con una buena coordinación de subdirectores.

«Todo se traduce en la reducción de listas de espera»

-¿Qué metas en concreto le ha solicitado cumplir el ministro de Salud?

-Todo se traduce en la reducción de listas de espera, tanto GES como quirúrgica y no quirúrgica, y consultas de especialidad no GES. Se me ha encargado ocupar todas las herramientas para lograrlo, tenemos un Hospital Digital que está naciendo, dando sus primeros pasos, y lo digo así porque se crearon muchas expectativas, las que en un futuro se van a cumplir. Pero hoy día el Hospital Digital tiene varios elementos que van en ayuda de esta eficiencia. Por ejemplo, tenemos «células» de dermatología, nefrología, oftalmología y diabetología que interactúan con los médicos generales que se encuentra en los consultorios. ¿Qué es lo que ocurría antes del Hospital Digital y sigue ocurriendo en gran parte del país? Que el médico general no tiene todos los elementos para poder resolver todos los problemas de las personas y establecen una interconsulta, lo que engrosa las listas de espera de especialidad. Al tener esta conexión con el Hospital Digital, el médico que está conectado a esta «célula», por ejemplo de dermatología, puede enviar las fotos del paciente que son revisadas por el dermatólogo y el diagnóstico y tratamiento se envía de vuelta al médico general que está en el consultorio. Con esto el problema se resuelve, no se envía una interconsulta, si es que el médico está de acuerdo, obviamente. Y a la segunda o tercera vez que se envía la misma foto el médico se hace más resolutivo, aprende, y eso hace que pueda resolver el problema sin siquiera ocupar hospital digital y sin enviar la interconsulta.

-La inversión inicial de Redes Asistenciales era de poco más de US$10 mil millones que incorporarán 12.400 camas a la red y considera la construcción de 25 hospitales, 25 en construcción y 25 en estudios.

-Esa es nuestra cartera total de inversiones del programa de gobierno de Sebastián Piñera, lo que contempla 25 hospitales entregados, 25 en construcción y 25 con algún estudio o diseño aprobado para su construcción, para que el próximo gobierno, tal como nosotros recibimos hospitales de la administración anterior, pueda seguir con esta renovación hospitalaria que se inició el 2010. Hasta antes del 2010, los montos que se invirtieron en infraestructura eran bastante bajos, más que nada de mantención. Hoy se están entregando 25 hospitales cada cuatro años, los años anteriores debieron haber sido uno por cada cinco años. Acá existe una política de Estado en donde se ha renovado la infraestructura, tanto hospitalaria como de atención primaria. Tenemos el compromiso de entregar 30 consultorios por año, llevamos 41 y tenemos que cumplir otros 30 por año para llegar a los 120 del programa de gobierno.

Hoy se están entregando 25 hospitales cada cuatro años, lo años anteriores debieron haber sido uno por cada cinco años. Acá existe una política de Estado en donde se ha renovado la infraestructura, tanto hospitalaria como de atención primaria».

-¿Cómo influirá la inyección extraordinaria de US$26 millones que realizó el ministerio de Hacienda? Se van a adelantar inversiones que estaban contempladas para 2020.

-Si, pero manteniendo el monto del próximo año. Estas inversiones son más que nada para equipamiento. Si uno no tiene la cantidad de ecógrafos suficientes para poder atender a los pacientes que se acercan a una urgencia lo más probable es que se tenga un mayor atraso en la atención, o no se pueda hacer un diagnóstico a tiempo. A eso se enfocó esta inversión, por ejemplo, se van a entregar una mayor cantidad de escáner, para que hospitales comunitarios, de mediana complejidad, tengan este instrumento para que los pacientes puedan realizarse este examen, enviar la información donde están los especialistas que informan, que son los hospitales regionales, y que el médico del hospital de mediana complejidad pueda concluir si el paciente debe o no ir al servicio de urgencia del hospital base.

-¿Con esta medida se busca descongestionar la red?

-Es eficiencia, porque cuando uno les da la posibilidad a los hospitales base o regionales de poder atender los casos graves, no tendríamos estas esperas de más de 12 horas. Entonces los pacientes que no requieren esa atención es mejor que sean resueltos en el Sapu o a través del hospital de mediana complejidad utilizando telemedicina.

«Salud produce bastante unidad, no hay un tema tan ideologizado»

-¿Cómo ha sido su relación con el Congreso en este poco más de mes y medio en la Subsecretaría?

-A mí me tocó en el gobierno anterior trabajar como jefe de gabinete y obviamente trabajé con algunos diputados, varios de ellos ya no están porque el Congreso se ha renovado bastante, pero aún así he recibido bastante buena recepción. Me ha tocado ir a la comisión de Constitución del Senado para exponer sobre el proyecto de ley Consultorio Seguro, que aumenta las penas que quienes agreden al personal de salud, y obtuvimos su aprobación general de forma unánime y lo mismo ocurrió en la Sala del Senado, donde me tocó interactuar con los senadores de todo ámbito político. Lo mismo ocurrió con la comisión de Salud de ambas Cámaras donde fui invitado a exponer sobre la situación financiera de los hospitales, fueron dos presentaciones idénticas, con una semana de diferencia. Siento que el mensaje que transmití en esa dos comisiones fue el que me encargó el Presidente, de darle un mayor número de atenciones a los beneficiarios de Fonasa, a través de una ocupación más eficiente de lo que hoy día tenemos en nuestra red hospitalaria y consultorios.

-¿Ha mejorado la relación entre Redes Asistenciales y el Congreso?

-Tengo una muy buena relación, no podría pronunciarme sobre cómo era la relación anterior. Tengo una muy buena relación con los diputados y senadores que conforman las comisiones de Salud. Todos sabemos que salud es un tema que se toca a diario, por lo tanto, estoy en bastante contacto con parlamentarios. La Subsecretaría tiene a cargo todos los hospitales del país e indirectamente supervisa los consultorios de atención primaria que en su gran mayoría dependen de los municipios.

-¿Qué sensación le deja que el Senado haya aprobado de forma unánime el proyecto Consultorio Seguro?

-Es bastante gratificante comenzar así, con una recepción cálida, humana y con un proyecto que se aprueba por unanimidad, se lograron exponer los puntos con los que uno va a defender a los trabajadores donde existe violencia o actos de violencia que son injustificables. Ojalá que esto se mantenga y en los futuros proyectos que apoyemos en el Congreso se tramiten con esta conversación, acuerdos que se dieron en Consultorio Seguro.

-Se lo pregunto porque durante estos días el Partido Socialista ha generado tensión con el Ejecutivo en el Congreso.

Salud produce bastante unidad, no hay un tema tan ideologizado. Estoy aquí para fortalecer la salud pública, por lo beneficiarios de Fonasa que requieren de una atención en los consultorios y los hospitales.

«El mejor indicador de que faltan especialistas son las listas de espera»

-¿Cómo ha sido su relación con los gremios?

-Hemos tenido reuniones con el Colegio Médico y con otros gremios, la Confusam, con los gremios nacionales como Fenprus y la Fenats, en general han sido bastante buenas. A mí me ha tocado, no solamente en el sector público, sino que en el privado, tener este tipo de relaciones. En general cuando uno conversa, dialoga, entiende las problemáticas y deja de lado los temas anexos que puedan afectar al gremio y se centra solamente en esos temas, uno debiese tener una buena relación, tratándose con respeto, manteniendo las puertas abiertas no debiésemos tener grandes diferencias entre sus necesidades con las que tenemos en la Subsecretaría de Redes Asistenciales.

-Hace unos días se informó que el déficit de especialistas aumentó en un 36,7% en tres años, ¿qué medidas está tomando la Subsecretaría para disminuir esta brecha?

-Existen varios informes que se han ido realizando durante el último tiempo para medir este déficit, los que tienen distintas metodologías. Hay unos informes que comparan con las normas de la OMS y otros con el estándar de la OCDE, uno dice que tiene que haber 4,3 especialistas por cada mil personas y otro 3,3 especialistas por cada mil. El mejor indicador de que faltan especialistas son las listas de espera. Si la pregunta es si se necesitan más especialistas estamos totalmente de acuerdo y por eso hay una política de este gobierno y de los anteriores también. Es una realidad, están todos convencidos, al igual que el Colegio Médico y los médicos generales de zona, en que es necesario un mayor número de especialistas. Hoy estamos formando alrededor de 1.100 especialistas por año, eso ha ido subiendo los últimos años y, en particular, a los médicos generales de zona se les ha duplicado en relación a lo que tenían 4 años atrás, se ha aumentado en un 100% esa formación y para el próximo año debiese aumentar aún más, porque hay muchos médicos de zona que van a cumplir la permanencia mínima que les pedimos y van a postular a estos cargo.

Hoy estamos formando alrededor de 1.100 especialistas por año, eso ha ido subiendo los últimos años».

-Ese fue un tema que demandaron los médicos generales de zona en su paro.

-Cuando nos reunimos con la Agrupación de Médicos Generales de Zona, después de que depusieron sus movilizaciones, hubo bastante sintonía. Nosotros necesitamos resolver las listas de espera y ellos necesitan más cupos. Vamos a establecer una mesa de trabajo, en donde se establezca que podamos contar con un mayor porcentaje de ellos, una vez que terminan su formación. Este año iniciamos un pequeño piloto y les reservamos 100 cupos, porque en el Estado tienen que tener un cargo porque no se puede llegar y contratar gente, de esos solamente se tomaron 40. Hay explicaciones para eso, pero la idea también es poder conversarlo porque estamos bastante alineados. Ellos quieren más cupos de especialistas, trabajar en hospitales y nosotros también queremos eso.

Los recursos -la capacidad instalada- los tienen, lo que cada director de Servicio de Salud y cada director de Hospital debe hacer es buscar la forma para satisfacer las necesidades sanitarias de su población a cargo».

-Si bien es cierto que hay una necesidad de especialistas, también es importante utilizar de mejor manera los recursos que actualmente se tienen. En esa línea, el Hospital de Maipú realizó un plan piloto para tomar muestras los sábados.

-De lunes a viernes muchas personas trabajan, los menores de 18 tienen que asistir al colegio y se da la posibilidad de que con un personal reducido del hospital se puede atender a casi la mitad de pacientes que se atienden en un día de semana normal. Es muy bien percibido para un paciente realizarse un examen el sábado para poder atenderse en la semana con su especialista y no estar pidiendo permiso, incluso nos sirve a nosotros para no tener que posponer pabellones. Hay otro caso muy cercano que es el Hospital Traumatológico, en donde no contratan a las personas por 11 o 33 horas, sino que contratan dos turnos de 22 horas, con eso operan en la mañana y en la tarde hasta las 20:00 horas. Incluso, hacen cirugías los sábados. Esas buenas prácticas se deben empezar a difundir para que las adopten otros hospitales.

-¿Hay plazos para replicar estas modalidades en el resto de la red? ¿O depende de cada hospital revisar su capacidad para imitar estas prácticas?

Los recursos -la capacidad instalada- los tienen, lo que cada director de Servicio de Salud y cada director de Hospital debe hacer es buscar la forma para satisfacer las necesidades sanitarias de su población a cargo. En Maipú se da esta situación de que es una comuna en donde un gran porcentaje de los que viven ahí se gastan muchos minutos en el traslado para ir a trabajar. Teniendo eso en consideración, el director del Hospital de Maipú tomó la decisión de abrir la toma de muestra los sábados, cupos que se llenaron el mismo día porque conoce su hospital y su comuna.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: