Publicado el 26 junio, 2021

Ministro Ossa sobre normas de la Convención: “Las tienen que acatar sí o sí”

Autor:

Pilar Molina

Para el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Juan José Ossa, “jamás se podría intervenir la Convención”. Destaca que los integrantes de la instancia tienen un marco de acción al cual deben apegarse, definido en el capítulo 15 de la Constitución: “Ese capítulo fija las normas, los bordes y los límites y eso lo tienen que acatar sí o sí”.

Autor:

Pilar Molina

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Falta una semana para la primera sesión de la Convención Constitucional y el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Juan José Ossa, se refiere al proceso que está por comenzar. 

Aclara que una vez que empiecen a ejercer sus funciones, los convencionales “desde luego tienen que respetar los tratados internacionales ratificados y vigentes por Chile, tienen que ratificar que Chile es una democracia, tienen que entender que el país es una nación, y así, una serie de circunstancias que le van poniendo bordes al encargo”.

En conversación con la periodista Pilar Molina en “Mirada Líbero en Agricultura” aseguró que los integrantes de la instancia deben actuar conforme al capítulo 15 de la Constitución, “que fija las normas, bordes y límites. Lo tienen que acatar sí o sí”. Asimismo, enfatizó en que “si no se enmarca dentro de los límites y de las reglas, entonces quiere decir que no va a llegar a ser una nueva Constitución”.

–¿Usted prefiere hablar de los constituyentes o de los convencionales, y prefiere decir que ellos va a asumir un cargo, o una función?

–Yo prefiero decir lo que dice la Constitución, que son Convencionales Constituyentes. Lo segundo, es que ellos van a asumir más bien una función –no me quiero meter en la pelea jurídica chica de esto– pero ante todo es una función que dice la Constitución, que es redactar y aprobar una propuesta de Constitución. 

–¿Y usted cree que está suficientemente claro eso hoy, o hay peligro de que los convencionales lo excedan? Como está ocurriendo con los convencionales del PC que buscan destituir a Sergio Micco.

–Haciendo una declaración obviamente no están excediendo sus atribuciones, pueden decir lo que quieran. Ahora, la forma de ejercer este cargo tiene limitaciones que expresa la Constitución. No hay que olvidar que esta Convención Constitucional tiene su origen en una reforma constitucional, que fue aprobada por el Congreso, ampliamente apoyada en el Plebiscito, luego materializada a través de sus representantes en las elecciones de mayo pasado y tiene muchas reglas y varias limitaciones.

Las decía el Presidente cuando firmó el decreto convocando a la primera sesión: desde luego tienen que respetar los tratados internacionales ratificados y vigentes por Chile, tienen que ratificar que Chile es una democracia, tienen que entender que el país es una nación, y así, una serie de circunstancias que le van poniendo bordes al encargo… ¿Se están excediendo mediante lo que digan en una carta? En Chile afortunadamente hay libertad de expresión y uno puede decir lo que uno quiere en una carta. Pero del trabajo de esa Constitución no se pueden exceder del mandato que los chilenos le han dado.

A cualquier miembro de la Convención aplican todas las normas de la Constitución, pero particular y especialmente las del capítulo quince”.

–¿Pero está o no en la Constitución que ellos tienen que aceptar, asumir y ejercer el cargo, de conformidad al capítulo quince? Los de la Lista del Pueblo dicen que eso no está en la Constitución,¿tienen la obligación de decir que van a acatar la Constitución, o lo van a hacer de esta forma bien deslavada que le pusieron?

–No es deslavada. 

–Es deslavada, ¿por qué no les pusieron la Constitución ministro, y les pusieron el capítulo quince?

Primero, ellos pueden decir lo que quieran, pero su trabajo lo tienen que hacer conforme al capítulo quince, eso es lo relevante, ese capítulo fija las normas, los bordes y los límites y eso lo tienen que acatar sí o sí. Todos estos señores de la Lista del Pueblo que hacen estas declaraciones fueron elegidos por un determinado número de votantes, que votaron conforme a ciertas reglas del capítulo quince, en el mandato popular por el cual fueron elegidos, incluso si les gusta o no cómo nació y se generó esta Convención. Lo segundo, no veo que nada de lo que se hizo sea deslavado, porque en ninguna parte la Constitución señala formas expresas de aceptación y nosotros estimamos que era necesaria una, a propósito de dos atribuciones: primero la que señala que el Presidente debe prestar todo el apoyo para la instalación y funcionamiento de la Convención, y segundo, porque nos parece que señalar que un determinado cargo se va a hacer de acuerdo a determinadas reglas nunca está demás decirlo; pero no veo porqué sería deslavado.

Ellos pueden decir lo que quieran, pero su trabajo lo tiene que hacer conforme al capítulo quince, eso es lo relevante, ese capítulo fija las normas, los bordes y los límites y eso lo tienen que acatar sí o sí”.

–Porque cualquier autoridad que asuma se supone que debiera asumir respetando la Constitución, no un capítulo determinado, aunque sea aquel que les dio origen…

–Eso es obvio.

–Pero, a ellos les están pidiendo aceptar, asumir y ejercer el cargo de conformidad de ese capítulo, el quince, y aún eso lo reparan, ¿qué peligro hay que en el fondo rebasen sus atribuciones, y cómo se puede detener a los convencionales si se salen de la función para la que están mandatados?

–Son dos cosas distintas, cuando una determinada autoridad jura respetar en la Constitución lo hace en virtud de una norma expresa que así lo mandata, que es el caso de los ministros y los parlamentarios. En este caso incluso no hubiese sido ni siquiera necesario decir que tienen que asumir y ejercer su cargo conforme a las reglas que existen. Pero lo estimamos de todas formas necesario porque surgió alguna duda sobre cuáles eran los límites y dijimos el capitulo 15 y no la Constitución porque no era necesario. Porque las reglas de la Constitución nos aplican a todos, pero las del capítulo quince especialmente a ellos. Es decir, a cualquier miembro de la Convención aplican todas las normas de la Constitución, pero particular y especialmente las del capítulo quince. Y me atrevería a decir que fue todo lo contrario a deslavado, fue muy preciso.

–Y si ellos desbordan sus atribuciones, ¿cómo se les puede parar?

–El cargo de ellos está delimitado a un determinado encargo, y si ese encargo no se cumple, ya sea porque nunca se aprueba un texto de propuesta de nueva Constitución, porque se aprueba uno que excede con mucho las atribuciones que tienen, entonces no se cumplió el encargo. Desde luego para eso hay un plebiscito de salida, pero además ese plebiscito para que tenga una validez tiene que hacerse dentro del marco de las reglas que lo crearon. Es decir, no podría haber una nueva Constitución si no se siguen esas reglas, es así de sencillo.

–Pero en esta reforma constitucional no quedó especificado quién tendría que declarar que hay convencionales que, por ejemplo, se están atribuyendo soberanía popular para hacer cambios que no están dentro de sus atribuciones… En Venezuela cerraron el Congreso, por ejemplo.

–Piense usted en el Congreso actual, en la Ley Orgánica del Congreso ni en la Constitución existe ninguna norma que diga qué pasa si un congresista hace algo que no le corresponde, porque para eso existen las reglas generales respecto de todas las distintas situaciones que pueda cometer cualquier persona en el ejercicio de sus funciones. Si en Venezuela ellos cerraron el Congreso, y en Chile uno se pusiera en esa hipótesis –que me atrevería a asegurar que no va a ocurrir– pero poniéndonos por un segundo en algo así, el problema no es de la reforma constitucional ni tampoco de la Convención, el problema es que no hay democracia, y nosotros creemos que existe una democracia todavía sana en Chile y que eso no va a ocurrir.

–En el caso de los parlamentarios, si ellos entran en inhabilidades o se exceden es el TC el que declara la cesación en el cargo. En el caso de convencionales no quedó ninguna figura.

–Mi punto es que no es necesario eso.

–El TC declara la cesación en el cargo de un parlamentario por excederse de sus atribuciones, pero eso no ocurre en este caso.

–No es necesario establecer qué pasa cuando alguien hace lo que no puede hacer. Aplican un montón de reglas, los tribunales, los recursos, pero mi punto es que esa Constitución, si no se enmarca dentro de los límites y de las reglas del capítulo quince, al final entonces quiere decir que no va a llegar a ser una nueva Constitución.

–¿No quiso arriesgarse el Presidente al bullying, no yendo a la ceremonia de instalación el 4 julio?

–El Presidente tomó una decisión que no tiene nada que ver con una expresión tan coloquial como el bullying…

–Póngale otra expresión.

–El Presidente entendió desde un principio que era mejor para la Convención y para el proceso que no estuvieran presente ninguna de las autoridades más tradicionales de los poderes del Estado, y que eso podía favorecer el proceso de deliberación, en la medida que existiesen dos cosas: una persona que guiara esta ceremonia que estuviera relacionada legal, institucional y constitucionalmente a la convención, como es el caso de la Secretaria Relatora del Tricel y, segundo, que además se prestara esta aceptación y quedara muy claro que este cargo se ejerce conforme al capítulo 15. Esto no es una cuenta pública…

No es un problema de bullying ni es un problema de temor reverencial, jamás se podría intervenir la convención”.

–No, pero es la instalación de uno de los hitos más importantes que nos ha tocado vivir en Chile que es un proceso Constituyente que no habíamos vivido nunca, y no van a estar el Presidente, ni el Presidente de la Corte Suprema, ni los presidentes del Congreso, ¿esto es para darle un sentido de autonomía, o se está engendrando una especie de temor reverencial a intervenir en la autonomía de este grupo?

–No es un problema de bullying ni es un problema de temor reverencial intervenir la Convención, jamás se podría intervenir la Convención, ni con temor reverencial ni sin temor reverencial. El punto es más bien que se estimó que lo apropiado era que ellos sesionaran conforme a los ciertos grados de autonomía, pero respetando las reglas que existen en la Reforma Constitucional, pero aquí nadie le tiene temor reverencial a nadie, lo que tenemos son las atribuciones de cada uno, y cada uno tendrá que seguir haciendo su trabajo lo mejor posible.

Yo no miraría mal estas reuniones previas, prefiero que lleguen todos ojalá conociéndose un poco más el primer día de clases”.

–Hay una mayoría de 87 convencionales de izquierda e independientes que se están reuniendo para botar las propuestas de instalación y operatoria de la Convención Constitucional, ¿ellos infringen las normas o el espíritu de su función al hacer estas reuniones?

–No, una reunión nunca infringe una norma, salvo que tenga un propósito delictivo, pero si no tiene ningún sentido, ningún propósito, ni efecto lo que se pueda conversar. Si eso no está dentro del marco de lo que se pueda acordar en la Convención y lo que se puede acordar en la Convención es un determinado reglamento con determinados quórum, así que cualquier conversación previa es muy bienvenida, siempre es bueno que todos conversen, ojalá no sean solo los de la Lista del Pueblo y conversen entre todos para que se lleguen a los acuerdos necesarios lo más rápido posible. Pero las decisiones que se tomen, los comunicados que se saquen no provocan más efecto que lo que son, un comunicado o una determinada postura. Y lo que se puede hacer es exactamente lo que dice la Constitución y no otra cosa. Ahora, yo no miraría mal estas reuniones previas, prefiero que lleguen todos ojalá conociéndose un poco más el primer día de clases, se conozcan, confíen el uno en el otro y que, en ese sentido, todas estas conversaciones las considero más buenas que malas. En todos estos comunicados se dice cosas, pero en definitiva qué es lo que se pude o no se puede hacer es lo que dice la Constitución.

“La calidad de la política ha bajado”

–Ayer se vio algo simbólico en el Congreso, La Moneda logró extender otros 90 días el Estado de Excepción de Catástrofe, pero lo hizo con votos de la oposición. ¿De esa misma manera va a aprobar el Gobierno el proyecto de matrimonio igualitario?

–Hay una imprecisión en lo que dice, que es que aprobamos el Estado de Excepción con los votos de la oposición… Con los de la oposición y buena parte del oficialismo. Fue una parte del oficialismo la que se restó, que fue un poco más de la mitad de la UDI y un par de votos de RN.

–¿Y ustedes se contentan con aprobar los próximos proyectos de esa manera, como el matrimonio igualitario, que es algo que le gusta a la oposición, pero que tiene serios reparos en su coalición?

–No, obviamente nos contentaríamos más con que los proyectos nuestros fueran aprobados con el máximo de votos y partiendo por los propios, y negarlo sería una lesera… eso no quiere decir que todos los proyectos de ley a los que apunta un determinado gobierno tengan que ser necesariamente aprobados por los votos propios. ¿Es lo óptimo? Sí, pero este es un proyecto que entendemos que divide, que genera diferencias de forma transversal en las coaliciones, y no solo en la derecha, también por ejemplo en la DC y, en ese sentido, no vamos a salir a buscar los votos de Chile Vamos. Sabemos que es un tema que genera ciertas diferencias internas, que son temas valóricos, arraigados a ciertas costumbres de los países, principios de los partidos y vamos a seguir siendo muy respetuosos de la forma en que cada parlamentario vote. Por eso creo que la pregunta tiene algo que no se condice con todos los proyectos de ley porque se refiere a uno que es muy específico y particular. ¿Pretende el gobierno aprobar sus proyectos de ley, y el matrimonio igualitario con los votos de Chile Vamos? por supuesto que no con todos, ¿pretende el gobierno aprobar los proyectos de ley con los votos de Chile Vamos en general, en el resto de los proyectos? Sí. 

Yo me atrevo a descartar completamente que existan violaciones sistemáticas a los derechos humanos por parte de este gobierno”.

–¡Es una prioridad de la Segpres reponer la reforma previsional que está detenida en el Senado? ¿Qué sentido tiene, cuando el propio David Bravo, que lideró la comisión que hizo las propuestas de reforma bajo el período de Bachelet, dijo que con esta calidad de la política preferiría que no se haga ninguna discusión ahora?

–Sentido tiene, veamos el contenido. David tiene mucha razón, la calidad de la política ha bajado, los fondos de pensiones se han visto mermados, pero eso no quiere decir que tengamos que renunciar a mejorar las pensiones de los chilenos. Es una prioridad transversal, la diferencia está en cómo lo logramos, con más o menos solidaridad, pero todos estamos claros en que tenemos que mejorar las pensiones. Claro, David nos puede decir que mientras no mejoremos la calidad de la política no mejoremos las pensiones, bueno, entonces sentémonos a esperar pues. Usted me pregunta qué sentido tiene, tiene el sentido de todo trabajo político, tratar de lograr los objetivos, no mirar desde fuera, no. Tenemos el desafío, la fuerza y la convicción de que se puede llegar a un acuerdo razonable en materia de pensiones y vamos a seguir buscándolo.

–¿Todavía?

–Sí, por supuesto.

–¿Pero hay ánimo en la oposición? ¿Han mejorado las relaciones del gobierno con la oposición?

–La relaciones con la oposición han tenido momentos muy difíciles, eso lo sabemos todos, momentos muy duros y no necesariamente legislativos. Yo creo que han mejorado, sí. Hemos visto –a propósito de la tramitación de las últimas leyes relacionadas a la pandemia– un tono distinto, una disposición distinta, pero es cierto también que al primer cambio uno ve que se empieza a subir el tono y a decir cosas que no se condicen necesariamente con lo que está ocurriendo, entonces son relaciones que estamos permanentemente cuidando, porque han sido bastante cambiantes.

¿Pretende el gobierno aprobar sus proyectos de ley, y el matrimonio igualitario con los votos de Chile Vamos? por supuesto que no con todos, ¿pretende el gobierno aprobar los proyectos de ley con los votos de Chile Vamos en general, en el resto de los proyectos? Sí”.

–Uno ve que la oposición está siempre dispuesta a aprobar todo lo que sean subsidios, bonos, beneficios estatales, y la senadora Provoste dijo que el Presidente dejará como legado las violaciones sistemáticas a los derechos humanos, ¿hay ánimo para aprobar la reforma previsional?

–A ver, son dos cosas distintas, pero muy importantes. La Presidenta del Senado debe ejercer su cargo como presidenta del Senado, eso significa representar a la corporación desde el senador Latorre hasta los senadores de la UDI y, en ese sentido, expresiones un poco más particulares debiesen ser dejadas de lado. Segundo, la expresión que hace respecto a las supuestas violaciones a los derechos humanos no es correcta, los propios organismos internacionales, los cuáles me imagino que muchos personeros de la oposición admiran mucho, han dicho que no han existido tales violaciones sistemáticas a los derechos humanos. Es muy importante que todos los poderes del Estado sean muy estrictos en las palabras que profieren en esta materia. Además, cuando se dirige un poder del Estado hay que tener mucho mucho cuidado con hacer juicios respecto de materias que resuelven otros poderes del Estado, como son por ejemplo los tribunales.

Yo me atrevo a descartar completamente que existan violaciones sistemáticas a los derechos humanos por parte de este gobierno, las situaciones particulares han sido abordadas, se han tomado las medidas, y tenemos que dedicarnos mas bien a solucionar los problemas de los chilenos, mas que a hacer esos juicios de valor que no se condicen necesariamente con la independencia que debe respetarse de otros poderes del Estado.

–¿Se extralimitó Yasna Provoste de sus funciones?

–No, no, más que si se extralimitó o no, cada uno tiene que enmarcarse dentro de sus funciones, lo que supone respetar lo que le toca a las otras instituciones e invitar a todos a quienes dirigen los poderes del Estado a ser representativos, y eso es a todos quienes son miembros de ese poder del Estado.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO