15 minutos y 26 segundo tardó el Presidente Gabriel Boric en dar a conocer este miércoles, en cadena nacional, los lineamiento generales de su reforma a las pensiones que ahora deberá ingresar al Congreso.

En lo medular, anunció que se aumentará gradualmente en seis puntos la cotización de los trabajadores -con cargo a los empleadores- y todos esos nuevos dineros irán a crear un Seguro Social que será un fondo de reparto, pero que premiará de mejor manera a quienes coticen más años en el sistema.

Asimismo, anunció entre otras cosas el fin de las AFP como existen hasta hoy y la creación del Administrador de Pensiones Autónomo (APA), ente público que se hará cargo del servicio de atención para los afiliados, la recaudación, cartolas, las cobranzas y el pago.

Boric: “No tenemos derecho a seguir haciéndolos esperar”

Cuando llevaba un minuto y 35 segundos hablando, el Mandatario aludió a los intentos fallidos de los gobiernos de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera por hacer reformas estructurales al sistema de pensiones.

“Ya ha habido dos intentos fallidos durante los últimos años y la ciudadanía no perdonará un nuevo fracaso de la política. Insisto, ¡No tenemos derecho a seguir haciéndolos esperar, no es aceptable!”, dijo en su alocución.

Lo que no mencionó el Presidente Boric es que cuando esas dos reformas de pensiones se tramitaron en el Congreso, él era diputado.

Y cuando le tocó votarlas, las rechazó. De esa forma, contribuyó a que la esperada reforma al sistema de pensiones se dilatara por años y nunca se concretara.

La justificación de Boric para rechazar reforma de Piñera: “Es un proyecto de ideas matrices de un gobierno de derecha que tiene convicciones distintas a las nuestras”

Al revisar el comportamiento de Gabriel Boric como diputado en momentos en que se tramitaba la reforma previsional del Presidente Piñera, se puede ver que el 16 de mayo de 2019 votó en contra en general de la iniciativa, al igual que gran parte de la oposición de ese entonces, a excepción de la DC y el Partido Radical que la apoyaron.

Esa reforma en su versión original, entre otras cosas, proponía aumentar gradualmente la cotización para pensiones en cuatro puntos porcentuales, libertad para escoger el destino de esos nuevos fondos, un seguro para lagunas previsionales, aumento del Pilar Solidario, y un aporte del Estado para mejorar las pensiones de mujeres y personas de clase media.

El 13 de mayo de 2019, tres días antes de la votación de la reforma, Boric publicó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “El gobierno debe comprender que no tiene mayoría en el Parlamento y que como oposición tenemos el deber de votar en función de las convicciones por las que fuimos electos. Ojalá que ahora pase de las descalificaciones por pensar distintos a propuestas inclusivas”.

Paradójicamente, hoy como Presidente, él tampoco cuenta con mayoría en el Parlamento y en las primera horas tras su cadena nacional ha debido enfrentar cuestionamientos de la oposición por los lineamientos de su reforma previsional, que algunos consideran extrema.

El 15 de mayo, cuando le tocó exponer en el debate que se dio en la Cámara de Diputados, Boric se explayó duramente en contra de la propuesta del gobierno de Piñera y defendió su derecho a rechazarla.

El gobierno, partiendo por el Presidente de la República, ha optado por la descalificación y las apelaciones a un supuesto patriotismo o falta de éste para referirse a nuestra legítima decisión de rechazar el proyecto que se somete a nuestra consideración”, dijo.

“No estamos votando un proyecto en abstracto sobre las pensiones, no nos estamos negando a debatir el sistema previsional que queremos (…), estamos rechazando un proyecto con ideas matrices que van en contra de las convicciones por las que fuimos electos y que juramos defender (…). Este es un proyecto que creemos que le hace mal a Chile”, sostuvo.

“Defendemos el legítimo rechazo que vamos a hacer como parlamentarios. Es un proyecto de ideas matrices específicas de un gobierno de derecha que tiene convicciones distintas a las nuestras”, agregó

Respecto del aumento del Pilar Solidario, señaló que “le hemos dicho al gobierno de manera muy clara es que si queremos aumentar el Pilar Básico Solidario, hagámoslo mediante un proyecto separado y se aprobará de manera inmediata”.

Justamente sobre este tema Boric ha recibido críticas en las últimas horas, por encadenar el aumento a $250.000 de la Pensión Garantizada Universal al destino que tenga la reforma previsional y la reforma tributaria.

El rechazo de Boric a la reforma de Bachelet: “Nos plegamos a la propuesta de la coordinadora No+AFP y por eso votamos en contra de este proyecto”

Un poco más de un año antes, el 23 de enero de 2018, Gabriel Boric intervino en el debate de la Cámara de Diputados sobre la reforma a las pensiones que proponía el gobierno de la Presidenta Bachelet.

La iniciativa del Ejecutivo, entre otras cosas, subía en cinco puntos la cotización previsional, destinando tres puntos a la cotización individual y dos puntos para ahorro colectivo.

En su discurso, Boric anunció que rechazaría el proyecto.

“¿Por qué estamos discutiendo este proyecto hoy? Porque un movimiento social instaló una demanda históricamente postergada por la élite política. Que un pequeño grupo de grandes empresas deje de hacer negocios con el trabajo de la mayoría de los chilenos. (…) Por eso decimos fuerte y claro No+AFP. Y sorprende que hoy día haya quienes se refieran al movimiento social No+AFP y digan que van a aprobar este proyecto, si el movimiento social nos está pidiendo rechazar este proyecto, porque mantiene en lo sustantivo el modelo de las AFP”, señaló.

“Hoy nuevamente nos plegamos a la propuesta de la coordinadora No+AFP y por eso votamos en contra de este proyecto que mantiene el actual sistema y vamos a seguir en la calle manifestándonos y organizándonos para cambiarlo”, finalizó.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta