Publicado el 01 de abril, 2020

Luis Larraín y su informe diario sobre coronavirus: «No se me ocurre alguna razón por la cual la autoridad querría mentir»

Autor:

Sebastián Edwards

El ingeniero civil de la Universidad Católica y fundador de Iguales observa todos los días el balance de nuevos casos que realiza el Ministerio de Salud. Con esos datos, hace comparaciones y saca porcentajes que publica en su cuenta de Twitter, algo que lo ha posicionado como un referente a seguir en las redes. «Soy bueno para los números y veo que hay alguna gente que se pierde un poco, y si uno tiene la habilidad de entenderlos bien y saber cómo interpretarlos, no cuesta mucho entregarlos de forma clara», señala.

Autor:

Sebastián Edwards

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Si la última semana la curva fue más plana que la semana anterior, entonces es súper importante ir viendo esas tendencias para ver cómo se va comportando la curva en el futuro». Con esas palabras se refiere a la evolución del coronavirus en Chile el ingeniero de la Pontificia Universidad Católica y fundador de Iguales, Luis Larraín Stieb. Trasplantado de un riñón y perteneciente al grupo de riesgo, dice cuidarse con mayor precaución que el resto.

En su cuenta de Twitter, Larraín publica diariamente los informes entregados por el Ministerio de Salud en la mañana y los complementa con cálculos y porcentajes realizados por él, que indican, por ejemplo, la variación en 24 horas de casos positivos, el número de hospitalizados, cuántos test se realizaron y la cifra de fallecidos.

Frente a las últimas cifras destaca que el porcentaje de casos ha ido a la baja. «Se ha visto que en los países más afectados como España e Italia esa tasa se duplica cada tres días. Entonces, si estamos entre 4 y 5 días en que se duplique es mucho mejor. Ojalá fueran más días porque eso hace que la curva se aplane y que estemos avanzando más lento y nos mantengamos debajo de la capacidad hospitalaria. Hace dos semanas estábamos con una  tasa de aumento de 24%, en cambio en los últimos días ha sido de un 13%«, señala.

Pero advierte: «Las próximas semanas van a ser claves, porque vamos a estar todo el rato al límite de la capacidad de la ventilación mecánica y que si bien aumentará con la llegada de los equipos que se compraron, va a ser muy duro».

-¿Por qué nació esta idea de informar a la gente sobre el coronavirus a través de Twitter?

-Soy bueno para los números y veo que hay alguna gente que se pierde un poco con los números, que no sabe bien cómo interpretarlos, y si uno tiene la habilidad de entenderlos bien y saber cómo interpretarlos, no cuesta mucho entregarlos de forma clara para que puedan ser digeridos por todo el mundo.

-¿Cuáles son las inquietudes más recurrentes de los usuarios?

-Me llegan muchos agradecimientos y también todo tipo de comentarios. Muchos paranoicos, como que todo esto es un engaño. La desconfianza a la política en general es brutal por todos los casos de corrupción que conocemos, así que entiendo un poco de donde vienen, pero creo que alguna gente lo exagera un poco, siendo que en realidad, por ejemplo, en casos de contagios llevamos una curva bastante esperable, no es muy rara ni distinta a otros países, entonces no se me ocurre alguna razón por la cual la autoridad querría mentir en número de contagiados o de muertos. Además, creo que el número de muertos es muy difícil de esconder, porque basta que un día el ministro o subsecretario no comunique una muerte que sí ha ocurrido para que todo el equipo de salud salga a decir «oiga, qué pasa que no me está contabilizando a mi paciente».

He ido construyendo una base de datos, que la tengo abierta para que todo el mundo pueda hacer comentarios».

-En su cuenta de Twitter se guía por las cifras del gobierno y las acompaña de porcentajes según secciones…

-Los gráficos son simplemente dibujar las cifras que entrega el gobierno, que las entrega más encima desordenadas. Tengo que estar todos los días atento en la televisión a la conferencia de prensa del ministro o de los subsecretarios, porque lo que dicen ahí no va textual a la página web, va con otro formato, algunas cifras van a la página web, otras no van a la página web… Yo al final he ido construyendo una base de datos, que la tengo abierta para que todo el mundo pueda hacer comentarios, porque lo que queremos es la verdad y cualquier persona que me haga notar un error o que tenga información que yo no tenga, ojalá que me lo haga saber dejando un comentario en esa base de datos. Yo la he compartido en Twitter y ojalá que más gente la comparta y ojalá que más gente opine, porque creo que tener una base de datos, ojalá única en la que todos podamos confiar es súper importante y es algo que el Ministerio no ha querido hacer.

En casos de contagios llevamos una curva bastante esperable, no es muy rara ni distinta a otros países, entonces no se me ocurre alguna razón por la cual la autoridad querría mentir en número de contagiados o de muertos».

-Los gráficos que publica, ¿qué es lo que buscan reflejar?

-Yo uso la versión Google de Excel, donde puedes crear los gráficos muy fácilmente. Cualquier persona lo puede hacer, pero sacando ciertos cálculos menores, como cuántos aumentos hay entre hoy y ayer, que son súper importante porque indican hacia dónde va la cosa. Por ejemplo, los últimos tres días los casos totales positivos han aumentado entre 12 y 14% que es un buen número, considerando que hace una y dos semanas, estaba aumentando en un promedio de 24%. Entonces, la verdad es que si quieres aplanar la curva, todavía no se puede cantar victoria para nada, pero si la última semana la curva fue más plana que la semana anterior, es súper importante ir viendo esas tendencias para ver cómo se va comportando la curva en el futuro. Pero hay un gran «pero» que es el tema de la capacidad clínica de ventiladores mecánicos, que eso es lo crítico y ahí probablemente, cuando se alcance, cuando se cope esa capacidad, el porcentaje de aumento de casos y de muertes puede aumentar rápidamente. Ya estamos en un porcentaje bien alto de la ocupación de la capacidad máxima de ventiladores. Entonces las próximas semanas van a ser claves, porque vamos a estar todo el rato al límite de la capacidad de la ventilación mecánica y que si bien va a aumentar con la llegada de los equipos que se compraron, va a ser muy duro y ahí los números se van a disparar.

Los últimos tres días los casos totales positivos han aumentado entre 12 y 14% que es un buen número, considerando que hace una y dos semanas, estaba aumentando en un promedio de 24%».

-¿Parte de las preguntas que le hacen son más bien comentarios criticando los anuncios del gobierno?

-Más que criticando, poniéndolo en duda. Creo que han sido bien desprolijos y poco transparentes en entregar la información. Por ejemplo, en el caso de las muertes ha habido algunos desencuentros, como en el caso de Cathy Barriga, que es un afán de protagonismo de ella, pero también a veces hay actitudes del ministro que no ayudan. Esto aviva un poco la cueca y  baja la pelea a un nivel más infantil, cuando lo que se necesita ahora es un poquito más de altura de mira. Ha habido varios errores, por ejemplo, en los hospitalizados han usado mal el vocabulario, o sea, algunos días decían hospitalizado a secas, otro día decían hospitalizados en unidad de cuidados críticos, que significa la UCI con la UTI, que no es lo mismo que hospitalizados. Después, algunos días daban información de ventilación mecánica, otros no. También en el caso de los testeos, que además se han empezado a informar tarde. O sea los test se empezaron a informar el 23 de marzo y esto partió el 3 de marzo, ¿por qué no antes? Los hospitalizados se empezaron a informar el 21 de marzo, por qué no antes, y con los test en particular ocurre que algunos días hablan de test informados, otros días hablan de test realizados, entonces hay una confusión. No han querido aclarar cuantos días es el desfase promedio y en redes sociales hemos visto varias personas diciendo «llevo 6 días esperando, llevo 7 días esperando». Hoy día vi a una persona que llevaba 9 días esperando. No entiendo por qué no se transparenta esa información, porque cuando se la guardan, que entiendo que quieran guardarse para tener el control de la situación, se les va de las manos porque todo el mundo empieza a desconfiar y a acusarlos de poco transparentes.

-¿Cuáles son las cifras en donde se han generado mayores dudas?

-La de recuperados es muy cuestionada, con las declaraciones de la subsecretaria que dijo que eran estimaciones, que no eran las cifras reales, entonces por la lógica de números más o menos deberían ser parecidos a los números que ella dio, considerando que los muertos no son tantos todavía, pero igual pone un manto de duda.

Lo que vemos en el resto de América Latina es que, países con número similar de contagio que nosotros, tienen muchos más fallecidos y eso habla de que tenemos una capacidad de testeo bastante mayor a la de otros países».

-¿Cómo considera que ha sido atendida la población de riesgo?

Yo soy grupo de riesgo porque fui trasplantado de riñón y estoy encerrado más tiempo que la mayoría de la gente. Estoy un poco más acostumbrado a cuidarme un poco más. A pesar de que he buscado y hasta ahora no he visto que personas con trasplante renal en particular hayan tenido en los otros países mayor prevalencia de Covid-19, por suerte. Pero como en todos los trasplantados, nuestro sistema inmune está disminuido intencionalmente para que no ataquen ADN extraño que tenemos en nuestro cuerpo por tener ese órgano de otra persona. Estamos más acostumbrados a tener más cuidado con ese tipo de cosas y, bueno, tengo una mascarilla especial, he tratado de cuidarme más.

-Con las cifras que se manejan, ¿considera que el sistema de salud ha demostrado tener la capacidad para enfrentar esta pandemia?

-Hasta ahora la capacidad ha funcionado bien porque todavía estamos empezando con esta enfermedad y tenemos pocos casos. De hecho, obviamente no voy a decir que los doce muertos que llevamos son pocos porque son doce familias que perdieron un ser querido. Pero lo que vemos en el resto de América Latina es que, países con número similar de contagio que nosotros, tienen muchos más fallecidos y eso habla de que tenemos una capacidad de testeo bastante mayor a la de otros países. En ese sentido, ha sido correcto el haber comprado tantos test PCR para pesquisar y tratar de dejar en cuarentena a la mayor cantidad de personas posibles que están con una enfermedad que muchos otros países probablemente ni se enterarían. Pero, el tema de los ventiladores es algo a lo que claramente no estábamos preparados y que nos va a pegar muy fuerte.

Es mejor no asumir que estamos siguiendo la trayectoria de otro país. Para nada. El ideal sería Corea del Sur y el peor ejemplo sería Italia, España y Estados Unidos, pero estamos entre medio de esos extremos».

-Aproximadamente la tendencia actual es que en un día hay alrededor de 300 contagiados, ¿esa cifra se debería mantener según los análisis que ha hecho?

-La tasa de aumento ha ido bajando y el hecho de tener cifras en torno a los 300 contagiados cada día es una buena noticia porque dice que no están aumentando fuertemente. O sea, si son 300 durante varios días, nos está diciendo que no están aumentando los casos diarios sino que permanece constante y eso es una mucho mejor situación a que se multipliquen exponencialmente. Por ejemplo, la cifra de 26% de aumento es importante porque, a esa tasa, los casos se duplican en tres días. Y como estamos teniendo en promedio 17% de aumento y en los últimos 3 días más cerca de 13%, han sido tasas que son mejores porque son más pequeñas que las anteriores. Mientras más lejos nos mantengamos del 26% que es el que hace que se dupliquen los casos cada tres días, mejor. Todo va a cambiar cuando copemos la capacidad de ventilación mecánica y ahí las tasas de aumento van a cambiar lamentablemente. Llegar al momento en que se dupliquen los casos cada 3 días sería seguir el camino de España e Italia. Es muy distinto que los 2.700 casos que tenemos ahora se dupliquen en una semana más y que tengamos 5.400 casos, a que eso ocurra en un día. Porque ya si mañana tenemos 5.400 casos, pasado mañana 10.000, significaría que en una semana más tendríamos más de 100.000, habría que hacer el cálculo. Se ha visto que en los países más afectados como España e Italia esa tasa se duplica cada tres días. Entonces, si estamos entre 4 y 5 días en que se duplique es mucho mejor. Ojalá fueran más días porque eso hace que la curva se aplane y que estemos avanzando más lento y nos mantengamos debajo de la capacidad hospitalaria.

-La tendencia y evolución de la enfermedad en Chile, ¿la podemos comparar con algún otro país?

-A ninguno. Va cambiando, los últimos días la tasa de aumento ha sido mucho menor entonces hace una semana habría sido un país, hoy sería otro país. Es mejor no asumir que estamos siguiendo la trayectoria de otro país. Para nada. El ideal sería Corea del Sur y el peor ejemplo sería Italia, España y Estados Unidos, pero estamos entre medio de esos extremos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete