Publicado el 17 de enero, 2020

Los peligros del reparto en la reforma previsional, según Fontaine y De Gregorio

Autor:

Sebastián Edwards

Tanto el economista líder de la Reforma a la Reforma como el ex presidente del Banco Central destacan los nuevos puntos que anunció el Presidente Sebastián Piñera que se integrarán a la reforma de pensiones. Sin embargo, advierten sobre la tentación de profundizar el camino del reparto, opción que hace que «los sistemas colapsen» y se «desfinancien».

Autor:

Sebastián Edwards

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El miércoles en la noche y por cadena nacional, el Presidente Sebastián Piñera presentó modificaciones a la reforma previsional del gobierno. Según explicó el Mandatario, la iniciativa busca «que ningún pensionado quede bajo la línea de la pobreza y que las pensiones de aquellos que hayan cotizado por 30 años o más, estén siempre por encima del monto actual del salario mínimo».

Entre los detalles principales del proyecto destaca el aumento de 6%, en la tasa de cotización, con cargo al empleador. De esto, un 3% irá a las cuentas personales de ahorro previsional de cada trabajador y el otro 3% para un Fondo de Ahorro Colectivo y Solidario. En definitiva, el proyecto significará un aumento de las cotizaciones, en forma gradual, del 10% actual hasta un 16%.

Sobre lo bueno, lo malo y lo que se podría mejorar, se refieren ex presidente del Banco Central, José De Gregorio, y el economista y líder de la Reforma a la Reforma, Bernardo Fontaine.

Lo positivo: Cambio radical y aumento en las pensiones

De Gregorio, señaló en  «La Mirada Líbero en Agricultura» que el Presidente Piñera «mostró liderazgo en un tema en el cual había mucha confusión. Agregó que «es un cambio muy profundo a nuestro sistema de pensiones, mucho más que el de 2008. Estoy muy contento que el gobierno haya tomado el liderazgo que se haya anticipado y que haya hecho una propuesta que es una muy buena base para partir una discusión en la que hay que buscar acuerdo y ojalá se encuentren luego para que suban las pensiones».

En la misma línea, remarcó que «este es un proyecto mucho más radical y estructural que el de la Presidente Bachelet, muchísimo más. Este realmente es un gran cambio: 6% a cargo del empleador, que va a ir un ente del que podemos discutir, pero donde va a haber un componente colectivo y un componente de reparto para darle jubilaciones a los que hoy día son los que más mal lo han pasado, que son los jubilados de  hoy».

Este es un proyecto mucho más radical y estructural que el de la Presidente Bachelet, muchísimo más. Este realmente es un gran cambio», afirma el economista José De Gregorio.

Por su parte, el economista y líder de la Reforma a la Reforma, Bernardo Fontaine, señala a El Líbero que «la propuesta del Presidente es una gran noticia para los jubilados, para los pensionados puntuales que están afligidos. Hay un fuerte aumento porque la propuesta incorpora casi un millón de pensionados que hasta hoy no recibían subsidios estatales y tenían que barajarse con la pensión producida por su ahorro personal no más».

Las advertencias de «tentarse» con el reparto

Como dice el proyecto, se establece un ahorro de un 3% adicional y gradual, con cargo al empleador, para un Fondo de Ahorro Colectivo y Solidario, que entregará un aporte adicional a los jubilados actuales y futuros.

Ante esto, el académico de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad de Chile asegura que «los sistemas de reparto colapsan», en particular por los cambios demográficos. «Sabemos que el reparto es una cosa que si se quiere hacer un sistema puro de reparto, no funciona, porque hoy día hay 4 chilenos por jubilado; en 30 años más (…) va a haber 2 personas por jubilado. Por lo tanto, no va alcanzar».

Asimismo, advierte que «el gran problema de la capitalización colectiva a diferencia de la individual, es que la individual la cuenta tiene nombre y apellido, por lo tanto, uno no le puede pegar un manotazo. En la cuenta colectiva esto es de un colectivo, entonces, uno podría decir ‘¿saben qué más? Voy a usar ese fondo solidario para subirle las pensiones a los jubilados de hoy día’ y se perjudica a los que van a jubilar mañana».

En esta línea, Fontaine dice que al incorporar un 3% de cotización que va a ir a reparto «se abre la posibilidad de discutir si acaso los políticos van a capturar el 3% o el 4%, o el 6% como está pidiendo la oposición o directamente toda la cotización. Incluso a futuro el ahorro acumulado en las AFP. Si el reparto es bueno para el 3%, ¿por qué no es bueno para el 4% o toda la cotización? El reparto, en el caso chileno, dado que está envejeciendo la población, produciría un desfinanciamiento del sistema».

Sobre este último punto, advierte que finalmente sería la clase media la «más golpeada», porque «los de mayores ingresos o no cotizan o cotizan poco». Y añade que otro costo «es que hacen más cara la contratación de mano de obra, por consiguiente, generarán menos nuevos empleos y, al mismo tiempo, van a frenar aumentos de sueldo».

La administración del aumento de 6% en las cotizaciones

«Caemos en un juicio de valor: ¿Cuanto se quiere de distribución?». La distribución del aumento en el 6% en las cotizaciones es uno de los flancos que, para José De Gregorio, aún debe ser resuelto. En ese sentido, señala que en el proyecto hay un «espíritu de capitalización, porque es más ahorro, pero no es individual sino que es con redistribución. Entonces ahí caemos en un juicio de valor: ¿Cuanto quiero yo de distribución o no quiero? Eso no está claro. La oposición está pidiendo que los 6 sean entre reparto y capitalización, y el gobierno está diciendo son 3 individual y los otros 3 son reparto y algo colectivo, que todavía no está claro cómo se va a hacer».

Subraya que «aquí hay un posibilidad» muy grande de lograr acuerdos». El punto será, plantea, cómo se «subdivide» ese 6%. «Algunos querrán 4 colectivos y 2 repartos, yo creo que reparto 2 es una cifra razonable. otros dirán 2 y 2, otros dirán discutámoslo. Diseñemos el sistema y, al final, las diferencias van a ser de parámetros».

En tanto, el líder de la Reforma a la Reforma advierte que el principal problema «está en la forma de financiar este nuevo Pilar que se disfraza como solidario o como colectivo, es en realidad un impuesto al trabajo y en quitarle cotizaciones a la clase media para repartirla y esa parte no va a beneficiar a todos los pensionados». Agrega: «Si la totalidad del 6% de la nueva cotización o de cotización adicional fuera a la cuenta individual de la clase media con mejores ingresos, la pensión de ellos subiría 60% y resulta que como va a ir solamente el 3%, y así su pensión va a subir solo 30%».

El rol de las AFP en este nuevo ordenamiento

«Las AFP han sido buenos administradores de activos, no se ha perdido un peso». Con estas palabras De Gregorio destaca el rol que han jugado las AFP en estos años, pero critica su participación como instituciones de seguridad social: «Han sido negligentes», afirma. En ese sentido, plantea que debe haber «una reducción de utilidades». «Las AFP existen y existen de manera masiva porque hay una cosa obligatoria que tiene que hacer la gente y, por lo tanto, razonablemente es una industria regulada y lo que nosotros hacemos con muchas de estas industrias reguladas es regular también las utilidades», señala.

Por su parte, Fontaine destaca que «en todo en Chile necesitamos más competencia, pero el proyecto se queda corto, es insuficiente ahí porque falta incorporar a la competencia a otras instituciones que tengan fines de lucro. ¿Cómo? Permitir que las administradoras puedan compartir vendedores, sucursales, administración con otros negocios, de forma que se puedan incorporar muchas más alternativas entre administradores, manteniendo siempre el giro único y separado la administración de las inversiones».

Necesitamos más competencia, pero el proyecto se queda corto, es insuficiente ahí porque falta incorporar a la competencia a otras instituciones que tengan fines de lucro», plantea Bernardo Fontaine.

Propuestas de los economistas

Consultado sobre el no cobro de comisiones si no hay rentabilidad positiva, el economista de la Universidad de Chile plantea la posibilidad de crear el Instituto de la Seguridad Social, donde participen académicos, gente independiente y que hagan «un seguimiento del tema de pensiones».

Por su parte, Fontaine asegura que los impuestos son el camino. «Es más equitativo que haya solidaridad, que haya aumento de pensiones mediante un subsidio estatal, pero financiado con impuestos porque los impuestos los pagamos todos y los que más tienen, más pagan».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: