Publicado el 25 de julio, 2020

Los pasos que dio Francisco Solar para atentar contra Rodrigo Hinzpeter, según Fiscalía

Autor:

Emily Avendaño

La Fiscalía Metropolitana Sur hizo una reconstrucción exhaustiva de los pasos que dio Solar, formalizado ayer ante el 11° Juzgado de Garantía de Santiago. Se le acusa de haber participado en el envío y colocación de artefactos explosivos en la oficina del ex ministro, en la 54° Comisaría de Huechuraba y en el edificio Tánica, ubicado en Vitacura. En este último hecho se le habría unido Mónica Caballero. La pareja estuvo involucrada en el caso Bombas I y cumplieron condena en España por instalar explosivos en una iglesia. “Estamos hablando de 17 delitos divididos en 4 hechos”, resumió el abogado de Hinzpeter, Juan Domingo Acosta. Ambos imputados quedaron con prisión preventiva.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Un tubo de plástico de PVC, con un sistema de activación eléctrico, compuesto por una batería de 9 voltios, una ampolleta, interruptor eléctrico, una mecha industrial, detonador mecánico, una pinza de madera con cable eléctrico, y que tenía adentro 105 gramos de dinamita, era la composición del artefacto explosivo que el 25 de julio del 2019, a las 10:23 horas, fue entregado en la oficina de Quiñenco donde trabaja el ex ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter. 

El artefacto no explotó. Fue desactivado por  personal del GOPE a las 14:41 horas. Casi exactamente un año después Francisco Solar fue formalizado por este hecho. La Fiscalía Metropolitana Sur lo acusó del delito de homicidio calificado, en grado de desarrollo frustrado, por el atentado a Hinzpeter, ante el 11 Juzgado de Garantía de Santiago.

Este no fue el único crimen que se le imputó. Solar, de acuerdo con lo mostrado por los persecutores, también está involucrado en el envío de otro artefacto explosivo a la 54° Comisaría de Huechuraba, que sí detonó, el mismo 25 de julio; y con las detonaciones de dos bombas en el edificio Tánica, ubicado en Vitacura. Este hecho ocurrió el 27 de febrero de este año. Ese día, Solar instaló las bombas a las 10:26 horas y a las 10:28 horas; y detonaron a las 12:08 horas y a las 12:32 horas, respectivamente, según los antecedentes presentados por la Fiscalía.

En los sucesos de Vitacura le acompañó Mónica Caballero. Ambos estuvieron involucrados en el llamado Caso Bombas I, en 2012. Ese año los tribunales consideraron que la Fiscalía no logró acreditar su participación en los atentados. Esta vez, los persecutores parecían estar determinados a demostrar lo contrario, ya que la exposición de hechos y evidencias se prolongó durante cuatro horas. 

Ambos acusados tienen antecedentes en España por colocar un artefacto explosivo en la Basílica Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza, en 2013, y por lo cual cumplieron una condena de 4 años y 6 meses de cárcel, más un pago de 143.317,8 euros por concepto de indemnización al Cabildo de Zaragoza. Regresaron a Chile el 7 de marzo de 2017, tras haber sido expulsados de España. 

Además del homicidio calificado por el caso Hinzpeter, la Fiscalía Sur le imputó a Solar los delitos de envío de encomienda explosiva, homicidio de carabinero en ejercicio de sus funciones -en grado frustrado-, lesiones menos graves a carabineros que se encuentran en ejercicio de sus funciones, -en grado consumado- lesiones leves a carabineros que se encuentran en ejercicio de sus funciones -en grado consumado-, un delito de usurpación de identidad y el delito de daño calificado. Esto pues ocho carabineros resultaron heridos durante la explosión en la 54° Comisaría de Huechuraba. 

A ambos también se les acusa de colocación y activación de artefacto explosivo desde la vía pública y en edificio de libre acceso al público -en grado consumado-; y Caballero fue formalizada adicionalmente por el delito de tráfico ilícito de drogas en pequeñas cantidades, ya que al revisar su domicilio ayer se hallaron 157 gramos de cannabis sativa. 

Pasadas las 12:30 de la madrugada, cuando aún se desarrollaba la audiencia, la jueza Mónica Vergara estableció, para ambos, la cautelar de prisión preventiva. “Por la cantidad de delitos imputados, el carácter de los ilícitos, la forma de comisión. Porque en la 54 Comisaría de Huechuraba había civiles, por las penas probables. Esos antecedentes superan con creces cualquier criterios para establecer prisión preventiva por peligro para la seguridad de la sociedad y por peligro inminente de fuga. Se decreta ingreso en prisión preventiva para ambos”, señaló la magistrado. Medidas que había pedido tanto la Fiscalía como los abogados querellantes presentes por el Ministerio del Interior, Hinzpeter, Correos de Chile y la Municipalidad de Vitacura. 

Las prendas en la basura

La investigación se inició el 25 de julio. Un día antes, relata la Fiscalía, Solar se dirigió a la sucursal de Correos de Chile ubicada en la comuna de El Bosque, y allí entregó dos encomiendas: una dirigida a Hinzpeter y la otra al mayor de Carabineros Manuel Guzmán Hernández. 

El artefacto para el ex ministro incluso llegó a estar en su asiento de su oficina, y éste en sus declaraciones dijo que había considerado abrirlo en varias ocasiones, pero otras labores lo distrajeron. 

Una vez que explotó el artefacto en la Comisaría de Huechuraba comenzaron las indagatorias para determinar si el mismo remitente había enviado más artefactos explosivos, y así dieron rápidamente con este segundo objeto. 

En ambos casos los paquetes expusieron al personal de Correos de Chile, quien es uno de los querellantes del caso, así como a las personas que estaban presentes en las oficinas. 

El explosivo que estalló en la comisaría se trataba de un cilindro metálico que contenía una batería de 9 voltios, interruptor eléctrico, una pinza de madera, y utilizaron pólvora negra. Por esta explosión resultó gravemente herido el mayor Guzmán Hernández.

En el edificio de Quiñenco, el paquete pasó por una máquina de Rayos X en el hall de entrada, y aunque se tenían las imágenes el artefacto no fue identificado como una bomba. Por tanto, al empleado de Correos se le autorizó el ingreso al edificio, tomó el ascensor, compartió el trayecto con dos personas más, llegó a la recepción de Quiñenco con la encomienda, en donde había más personas, el paquete luego fue trasladado por un ascensor interno hasta el piso en donde se ubica la oficina de Hinzpeter, allí se lo entregan a su secretaria y ella es quien finalmente lo deja en su despacho. 

El Ministerio Público mostró antecedentes que muestran a Solar entregando ambos paquetes en la sucursal de Correos de Chile el 24 de julio en horas de la mañana. En los videos se lo ve vistiendo una chaquetilla roja sin mangas con un listón fluorescente, un gorro con orejeras color azul marino intenso, camisa beige, pantalones oscuros y guantes. 

Deja los paquetes usurpando la identidad de Sandra Mutis Tapia, caso por el que previamente existía una querella que se suma ahora a esta investigación. 

El fiscal regional Sur, Hérctor Barros, había adelantado que contaban con evidencia biológica, fotográfica, fílmica, de la participación de los imputados en los sucesos, lo cual quedó en evidencia en este punto del relato. Después de dejar las encomiendas, Solar se trasladó hacia el centro de Santiago, y tomó un taxi que lo llevó hasta la calle Beaucheff, de allí camina a la esquina Iñiguez, y se desprende de algunas piezas de ropa. Los investigadores encontraron el 28 de julio al mediodía dentro de un contenedor de basura el gorro, la chaquetilla y el bolso, y a estas prendas se les hizo un análisis genético. Ese material genético fue clave porque lo compararon con el polerón que vestía Solar cuando lo detuvieron en una manifestación en el frontis de la estación de televisión Mega el 15 de mayo. 

“Nos parece que se dan todos y cada uno de los presupuestos para que aquí la prisión preventiva sea la medida adecuada, proporcional y necesaria”, dijo cuando le correspondió intervenir Juan Domingo Acosta, abogado de Hinzpeter. “Estamos hablando de 17 delitos divididos en 4 hechos”, agregó.

Llegaron disfrazados a Tánica

El otro hecho descrito por los fiscales sí contó con la participación de Mónica Caballero. De acuerdo con la formalización, el 26 de febrero de 2020, alrededor de las 22:10 horas ambos llegaron al Hotel Tropical en Santiago, llevando con ellos dos artefactos explosivos de fabricación artesanal. A las 9:00 horas del 27 de febrero los imputados abandonaron el recinto, “caracterizados de manera distinta a la de su ingreso”, llevaban boinas, sombreros, lentes, pañuelos, pelucas y abrigos, pese a ya estar entrado el verano. 

Los dos se dirigen a la comuna de Vitacura, ella se queda vigilando durante unos minutos y él se adentra en el edificio Tánica. 

De acuerdo con los fiscales, los explosivos “estaban diseñados para implosionar con una diferencia horaria que permitiera que producida la primera detonación, una vez que concurriera el personal policial y estando ellos trabajando se produjera la detonación del segundo artefacto y provocar así la muerte de algún funcionario policial”. 

Solar ubicó la primera bomba en la parte posterior de un banco de concreto, y la segunda al interior de basurero. Cuando esta última estalla había dos personas en el sitio (civiles) que habían ido a tomar fotografías tras el primer estallido. 

La primera bomba estaba contenida en una olla de presión, con capacidad de 10 litros, y la segunda en un extintor. En las dos el explosivo utilizado fue pólvora negra. 

Tanto en los atentados de febrero de 2020 y julio de 2019, la fiscalía observa un modus operandi de ambos: “usan transporte público para llegar y huir del sitio del suceso. Ocultan su identidad, usando prendas de vestir para simular ser una persona mayor”.

Los fiscales identificaron en todos los casos las rutas de llegada y salida de los imputados de los sitios de los sucesos y mostraron las imágenes durante la audiencia. Así como pruebas biométricas que permitieron confirmar la identidad de los acusados. 

Al principio de la audiencia, ambos indicaron como estado civil: “solteros”. No obstante, la Fiscalía indicó que la pareja estuvo casada en España, aunque nunca legalizaron la unión en Chile.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO