Publicado el 02 de mayo, 2020

Los 10 días de radicalización de la senadora Yasna Provoste

Autor:

Sofía Del Río

En menos de dos semanas, la dirigenta DC ha mostrado su cara “más dura”. El 22 de abril, cuando el Senado citó a cinco ministros para que explicaran la estrategia del gobierno para la crisis por coronavirus, Provoste fue una de las voces más críticas; hace unos días participó en la cumbre del Grupo de Puebla organizada por ME-O, y el viernes se unió a Luis Mesina de No+AFP para “nacionalizar” los fondos de pensiones. “Hoy en la DC están emergiendo liderazgos que apuntan hacia distintos objetivos políticos, asunto que retrata un partido en descomposición”, señala el analista Mauricio Morales.

Autor:

Sofía Del Río

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El viernes, en el hall del Senado, la senadora Yasna Provoste (DC) apareció con una vistosa mascarilla amarilla con letras negras donde se leía NO+AFP. El mismo atuendo que usaban los senadores Alejandro Navarro (Pais-PRO), Juan Ignacio Latorre (RD), Alfonso De Urresti (PS) y el líder de la Coordinadora No Más AFP, Luis Mesina.

En el lugar anunciaron la presentación de un proyecto de ley que busca eliminar las AFP y nacionalizar los fondos de pensiones. A pesar de que dijeron estar concientes que su propuesta podía ser considerada inconstitucional, optaron por seguir adelante.

El texto legal y la imagen llamaron la atención en el mundo político, en particular porque una senadora de la DC fuera parte de esto. Y si bien Provoste es conocida por su tendencia «más a la izquierda» dentro de la Democracia Cristiana, esta vez «fue más lejos», comentan.

Pero su «radicalización» en medio de la crisis por coronavirus se ha visto también en otros episodios. Una semana antes, la senadora participó en el polémico foro del Grupo Puebla, organizado entre otros por Marco Enríquez-Ominami, en donde el presidente de Argentina, Alberto Fernández conminó a la oposición chilena para volver al poder.

Y el 22 de abril, cuando el Senado citó a 5 ministros para que explicaran la estrategia del Ejecutivo para enfrentar la pandemia, la senadora Provoste aparte de ser muy crítica en su intervención, impidió que ingresaran los subsecretarios que fueron en reemplazo de los jefes de cartera.

@ProvosteYasna junto con los senadores Navarro, Latorre, De Urresti, Órdenes y representantes de la Coordinadora No Más AFP presentaron proyecto de ley que busca derogar el decreto ley 3.500, y crear una nueva institucionalidad pública pic.twitter.com/LGxu1eAuxk

Contraste que se ve, por ejemplo, con la senadora y ex candidata presidencial de la DC, Carolina Goic. «Los esfuerzos deben estar en contener la pandemia (…). Las demandas sociales ya están claras», dijo el jueves en El Mercurio, en relación al resurgimiento de las manifestaciones. Y en la sesión del Congreso se mostró en una postura más conciliadora. «Estamos todos dispuestos a sentarnos a la mesa, a colaborar, pero que nos den las herramientas».

Para quienes conocen la interna de la Democracia Cristiana, como el analista de la Universidad de Talca, Mauricio Morales -quien hasta hace poco asesoraba a la directiva- a la larga estos episodios pueden ser motivo de conflicto y disgregación de la DC. Sostiene que «el partido enfrenta un proceso de descomposición que se seguirá agudizando. Hay una tensión evidente». Y explica que esto ocurre porque dentro de la colectividad algunos defienden la tesis de un partido moderado y de centro en coalición con colectividades afines, descartando cualquier tipo de relación política con el PC y el Frente Amplio. El objetivo de este grupo es abandonar las posturas más extremas y refundacionales. Señala Morales que «esta es la postura minoritaria, lo que responde a que las fugas se han producido precisamente de este sector». 

Yo respeto la posición de la senadora Provoste, pero no lo comparto, creo que la DC no debe perder su rol como garante de la democracia, de la tolerancia y del diálogo político», opina el diputado Miguel Ángel Calisto.

Respecto del otro grupo, el experto electoral dice que «están dispuestos a avanzar en coaliciones con partidos históricamente ajenos a la DC, pero como ya se perdió el sentido de equipo, entonces es comprensible que algunos representantes comiencen a pavimentar un camino mucho más individual, muy lejano a las aspiraciones colectivas de todo partido». Agrega que, por lo tanto, «es natural que emerjan liderazgos que apunten hacia distintos objetivos políticos, asunto que retrata un partido en descomposición que está pronto a bajar definitivamente su cortina».

Personas del sector, que conocieron a la senadora desde sus inicios, afirman que al comienzo de su carrera Provoste «era muy sencilla, sensata, razonable y encantadora». Subrayan que «era bien respetada», características que la ayudaron a ascender en su carrera política. El cambio, comentan, vino cuando la nombraron ministra de Educación. Algunos creen que el movimiento estudiantil en aquel minuto influyó en su radicalización y sienten que se volvió muy popular cuando la entonces oposición la acusó constitucionalmente. Señalan que desde entonces se sintió cómoda con «un público más de izquierda».

La DC enfrenta un proceso de descomposición que se seguirá agudizando. Hay una tensión evidente», afirma el analista Mauricio Morales

Frente a este escenario, el diputado Miguel Ángel Calisto (DC) plantea que la colectividad «históricamente ha sido rica por su diversidad». Pero precisa: «Yo respeto la posición de la senadora Provoste, pero no la comparto, creo que la DC no debe perder su rol como garante de la democracia, la tolerancia y el diálogo político. Chile necesita que la oposición sea crítica, pero sea responsable. Lo peor que nos puede ocurrir es ser absorbidos por el populismo», señala.

Respecto a que Provoste fue parte de la cumbre del Grupo de Puebla, el diputado Calisto señala: «No me pareció correcto que demócratas cristianos aparezcan en un diálogo con el Presidente Argentino. No me pareció prudente. Evidentemente esa participación no representa en ningún caso los valores que fundan el accionar de la Democracia Cristiana. Mucho menos en estos tiempos donde la preocupación de todos, gobierno y oposición debe ser enfrentar unidos la pandemia y las consecuencias de la crisis sanitaria, crisis económica y crisis social».

El jefe de bancada de la DC, Matías Walker, prefiere no referirse a la senadora, pero sí a su reciente proyecto sobre las AFP. «Es una propuesta aislada, no es una propuesta del partido, que institucionalmente se la jugó por la libertad de elección y la incorporación de mecanismos de solidaridad».  Respecto a este, señala que «me parece que el proyecto que presentaron algunos senadores para nacionalizar los fondos es un error, no contribuye a un debate serio, y de alguna manera genera incertidumbres que no son buenas».  Y agrega que «los diputados de la DC, por el contrario, avanzamos en un proyecto que logramos que sean los trabajadores los que puedan elegir quién va administrar sus fondos».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: