«He aprovechado que estoy aquí en Chile para hacer una reflexión sobre lo que fue nuestro proceso, sobre cómo perdimos la democracia. Hace 20 años también pasamos por un proceso constituyente, que se presentó a los venezolanos como la solución de todos los problemas. Lamentablemente ese fue el inicio de la pérdida de la democracia», advierte en entrevista con El Líbero, el líder opositor venezolano Leopoldo López, que desde el 2020 vive en España, luego de haber pasado 18 meses refugiado en la embajada de esa nación en Venezuela y que por estos días se encuentra en Chile.

Para quien fue candidato presidencial en Venezuela y que luego de una ola de protestas en su país fue condenado a casi 14 años de cárcel, es claro que en Chile existe la necesidad de reformar la Constitución. «Sin embargo, la manera como se ha planteado el discurso y sobre todo la carga política con la que se está haciendo, me recuerda mucho a lo que vivimos nosotros hace 21 años en Venezuela. El principio del fin de la democracia venezolana fue el proceso constituyente porque permitió no solo cambiar la Constitución, sino además la composición de los poderes públicos», señala.

«Me sorprende mucho escuchar en Chile los mismo argumentos que en Venezuela hace 21 años: ‘eso no va a pasar aquí’. A nosotros nos decían que nos íbamos a parecer a Cuba y hoy en día escucho a gente diciendo: ‘Chile no se va a convertir en Venezuela’. Nosotros hoy, 2 años después, estamos peor que Cuba y lamentablemente esa realidad está afectando al resto del continente porque somos casi más de 6 millones de venezolanos los que hemos salido de nuestro país y que hemos tenido que buscar resguardo en otros países», explica.

López ahonda en las similitudes de ambos procesos y en los argumentos de quienes ahora dicen que Chile no es Venezuela, así como antes de aseguraba que Venezuela no era Cuba.

«Me impresiona que mucho cuando hablo con los chilenos, me dicen: ‘eso no va a pasar aquí, en Chile no vamos a transitar el camino hacia un sistema autocrático, hacia el comunismo, hacia la destrucción de la economía’ y empiezan a argumentar. Dicen: ‘tenemos una clase media fuerte, un sector universitario poderoso, unas instituciones, unas Fuerzas Armadas institucionales, una economía fuerte, somos un país occidental, que tiene una tradición democrática’. Si bien todo eso puede ser cierto, la realidad es que esos eran exactamente los mismo argumentos que se tenían en Venezuela hace años y que, poco a poco, se fueron cayendo uno a uno», advierte.

En criterio de López, llama la atención que en Chile se esté planteando la nueva Constitución como una «pomada mágica», tal como ocurrió en Venezuela. Las consecuencias de esa Constitución son más que conocidas.

«Es importante alertar sobre el hecho de que hay similitudes entre ambos procesos y que también hay proyectos que responden a una mismas fuentes y a una mismas estrategias», dice.

«He visto claramente los mensajes de apoyo que en el pasado ha dado el candidato Boric a Maduro»

El líder opositor al régimen de Nicolás Maduro, que estuvo preso por más de 5 años en Caracas, hace un llamado de atención en cuanto a los riesgos que, en la experiencia de su país, representaría para Chile un hipotético triunfo de Gabriel Boric, candidato de Apruebo Dignidad.

«En Venezuela se reventó la democracia desde la democracia y aquí podría ocurrir lo mismo porque los actores coinciden. He visto claramente los mensajes de apoyo que en el pasado ha dado el candidato Boric a Maduro, a lo que él llama la revolución bolivariana», dice López.

El fundador del partido político venezolano Voluntad Popular subraya: «Son todos parte del mismo Grupo de Puebla, que ha defendido este esquema político que se ha instalado en Venezuela. Y eso no lo digo yo, lo dicen sus propios hechos, sus propias comunicaciones y sus propias posiciones políticas».

Para López, el riesgo de un posible triunfo el próximo 19 de diciembre del candidato que es respaldado por el Partido Comunista «es muy evidente». «Se pueda socavar la democracia. Sé que no solamente en América Latina, sino en todo el mundo ha habido una falta de capacidad de responder a los problemas de la gente desde la democracia, pero la alternativa de no tenerla es mucho peor y que te lo digan los venezolanos», sostiene.

«Por eso insisto mucho en que hablen con los venezolanos, en que les pregunten a los venezolanos que hoy están en todos los pueblos y ciudades de Chile, que han vivido la tragedia y que han tenido que salir de nuestro país. Muchos de ellos votaron por Maduro o por Hugo Chávez y que hoy están arrepentidos», remata.

«Estamos en un proceso de repensarlo, pero no en un  proceso de rendición ni de claudicar»

El líder opositor venezolano también se refiere a la situación de su país, en que actualmente Nicolás Maduro lidera el régimen desde el Palacio de Gobierno, mientras que Juan Guaidó, quien fuera presidente de la Asamblea Nacional, ejerce como presidente interino de Venezuela y cuenta con el reconocimiento de los gobiernos de muchos países, incluido Chile.

«Sin duda alguna que hay una frustración, yo también la tengo. Guaidó asumió la presidencia encargada hasta que se dé un nuevo proceso electoral, eso no ha ocurrido y por supuesto que se ha generado muchas frustración.  Pero buscar diluir los esfuerzos de unidad de los sectores democráticos y de desmantelar lo que significa la legitimidad que representa Guaidó es un profundo error, porque estamos mejor con el reconocimiento de la legitimidad que él tienen, ya que eso significa la ilegitimidad de Maduro», explica con respecto a las voces de quienes, desde Venezuela, han propuesto acabar con el referido interinato.

López deja en claro que la lucha por la vuelta a la democracia en Venezuela continúa. «Hay que repensar la lucha. Estamos en un proceso de repensarlo, pero no en un  proceso de rendición ni de claudicar. A nosotros nos corresponde seguir adelante a pesar de todas las dificultades, hasta que conquistemos la libertad y la democracia en Venezuela,  que es la única manera de revertir la tragedia humanitaria que tenemos en nuestro país», asevera.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta