Publicado el 16 de enero, 2020

Las dos «líneas rojas» que el gobierno busca dejar atrás con su Reforma Previsional

Autor:

Bastián Garcés

Que ningún jubilado esté bajo la línea de la pobreza y que todos los trabajadores que hayan cotizado 30 años o más estén siempre por encima del salario mínimo son los puntos centrales del proyecto que La Moneda ingresará al Congreso en los próximos días y que se suman al cambio que se realizó al Pilar Solidario.

Autor:

Bastián Garcés

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Confío en la generosidad y buena voluntad de todos los sectores sociales y políticos para avanzar con un sentido de urgencia en este gran Acuerdo Previsional que permita mejorar las pensiones de todos nuestros Adultos Mayores«, señaló anoche en cadena nacional el Presidente Sebastián Piñera respecto al proyecto que enviará el gobierno en los próximos días en materia de pensiones, una materia que el Jefe de Estaño afirmó que «constituye hoy día la primera prioridad y principal demanda no solamente de los adultos mayores, de toda la ciudadanía».

Los anuncios se suman a la reforma que fue aprobada por el Legislativo hace pocas semanas y que permitieron un aumento del 50% en las pensiones del Pilar Solidario. Sobre las nuevas modificaciones el Mandatario explicó que representan «un cambio estructural y crea un nuevo sistema previsional basado en tres pilares: El Pilar Solidario, financiado por el Estado; el Pilar de Ahorro Individual, financiado por trabajadores y empleadores, y el Pilar Ahorro Colectivo y Solidario, financiado por los empleadores y con un aporte inicial del Estado».

En esa línea el Jefe de Estado sostuvo que la iniciativa beneficiará a un millón de pensionados y significará dos aportes adicionales al ahorro previsional de los trabajadores. Uno con cargo al empleador del 3%, que será implementado de forma gradual, y que se sumará al 10% actual que tienen que cotizar los empleados, algo que según cálculos del Ejecutivo aumentará en un 30% las pensiones. Mientras que el otro creará un Fondo de Ahorro Colectivo y Solidario con un aporte adicional y gradual del 3% también con cargo al empleador, y que entregará una pensión adicional a aquella financiada con ahorros propios o del Pilar Solidario a los pensionados actuales y futuros.

El Presidente afirmó durante la cadena nacional que el proyecto de ley permitirá «que los pensionados que tengan un número mínimo de cotizaciones reciban un aumento en sus pensiones«. En el caso de los hombres, explicó el Mandatario, será de 2 UF ($56.600), lo que se traducirá en un aumento promedio del 20% de las jubilaciones de más de 500 mil personas, mientras que en las mujeres el incremento será de 2,5 UF ($70.800), lo que implicará que las pensiones de más de 350 jubiladas crezcan en promedio en un 32%.

En esa misma línea, el Jefe de Estado expresó que los futuros pensionados que completen un número mínimo de cotizaciones recibirán estos mismos incrementos en sus jubilaciones, y además, un aporte adicional, «cuyo monto crecerá con el número de años cotizados después de esta reforma, de forma de incentivar el ahorro previsional«. Mientras que en el caso de los adultos mayores con dependencia severa recibirán un «aumento adicional de sus pensiones para enfrentar los mayores gastos que su condición significa».

La reforma incluye que «en casos muy excepcionales, como enfermedades terminales, se recalculará la expectativa de vida y se permitirá retirar en forma anticipada parte de los ahorros previsionales«.

Estas medias sumadas a los cambios aprobados por el Congreso para el Pilar Solidario, sostuvo el Presidente durante la cadena nacional,  permitirán «entregar dos garantías muy sentidas y deseadas por todos los pensionados y la ciudadanía: Que ningún pensionado quede bajo la línea de la pobreza y que las pensiones de aquellos que hayan cotizado por 30 años o más, estén siempre por encima del monto actual del salario mínimo, expresado en UF».

Respecto a la administración del 6% de cotización adicional, el Jefe de Estado señaló que «serán administrados por una Institución Pública Autónoma y con exigentes requisitos de sustentabilidad, profesionalismo, eficacia y transparencia«.

Otros cambios que incluirá el proyecto de ley que el gobierno ingresará al Congreso incluyen abrir la industria de las AFP a nuevos actores como sociedades sin fines de lucro o cooperativas de afiliados, para «fortalecer la competitividad de la industria, reducir las comisiones cobradas y permitir a los afiliados participar en la creación de nuevas administradoras»; que las AFP deberán devolver a las cuentas de ahorro de sus afiliados parte de las comisiones cobradas cuando la rentabilidad sea negativa; aumentar la participación de los afiliados en la gestión de sus ahorros previsionales, a través de la creación de un Comité de Afiliados, la participación de un afiliado en el directorio de las AFP, aumentar la participación del Comité de Usuarios del Sistema de Pensiones en la votación de las administradoras para designar directores en aquellas empresas donde han invertido fondos previsionales, y la creación de una Intendencia de Protección de Derechos de los Afiliados en la Superintendencia de Pensiones; además de facultar al Consejo Consultivo Previsional para revisar periódicamente los parámetros del sistema, como las tablas de expectativas de vida.

Según el Presidente, la Reforma al Pilar Solidario y los nuevos cambios impulsados por el gobierno beneficiarán a «más de dos millones de pensionados, lo que representa el 85% de pensionados de nuestro país, que recibirán incrementos de pensiones superiores a $55 mil mensuales«. El Jefe de Estado además sostuvo que las modificaciones tienen un «costo muy significativo, que exige un gran aporte y esfuerzo del Estado que debemos enfrentar con responsabilidad».

Oposición se divide por reforma propuesta por el Ejecutivo

El anuncio del Jefe de Estado causó opiniones divididas en la oposición. Si bien en su mayoría fueron críticas respecto a las medidas, un sector valoró el contenido del mensaje presidencial. Uno de ellos fue el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, quien señaló que el proyecto de ley «recoge varias propuestas de la DC (cooperativas, pilar colectivo reparto, devolución de comisiones en caso perdidas, etc), pero se necesita más en materia de pensión mínima universal, especialmente para mujeres y aporte fiscal permanente a clase media. Se puede y debe mejorar».


En la misma línea, el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), expresó que «sería mezquino no reconocer avances respecto a propuesta de pensiones que hizo el gobierno en 2018. Pero es lo mínimo que se puede pedir después de demanda tan nítida de los chilenos por dignidad», el legislador además sostuvo que falta más solidaridad y mayores límites a las AFP para «tener un verdadero sistema de seguridad social».

En tanto, el representante del PS en la Cámara Alta, Juan Pablo Letelier, si bien valoró la propuesta realizada por el Ejecutivo criticó que el Jefe de Estado «insiste en la lógica de más AFP; en las cuentas de capitalización individual y poco en seguridad social, nosotros como oposición proponemos un cambio estructural para reponer la seguridad social, con beneficios definidos, sin letra chica».

Una postura más dura tuvo su compañero de partido, Alfonso de Urresti, quien afirmó que «una vez más el Presidente queda al debe y no responde a lo que la gente está pidiendo. Su reforma previsional no toca las AFP y aumento al aporte solidario sigue siendo bajo para generar aumentos sustantivos a las pensiones en general».


Una opinión similar tuvo el diputado de Revolución Democrática Giorgio Jackson, quien señaló que el gobierno se vio «forzado a retroceder campaña del terror sobre reparto en pensiones, y reafirma que sin movilizaciones nada cambiaría». El líder del Frente Amplio también sostuvo que La Moneda «sigue sin tocar AFPs y mantiene énfasis individualista e impide mejorar más pensiones de hoy y futuras».

En tanto la presidenta de Convergencia Social, Gael Yoemans, apuntó a que el Ejecutivo perdió «la oportunidad histórica de fortalecer un sistema público y solidario con un porcentaje realmente significativo, en vez de seguir poniendo recursos en el saco roto de la capitalización individual».

Discurso Presidente Sebastián Piñera sobre Reforma Previsional

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete