Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 04 de abril, 2019

Las 5 preguntas clave para entender la obligación de cotizar en la operación renta

Autor:

Bastián Garcés

Tras la confusión que causaron las retenciones en la devolución de impuestos, varias dudas quedaron dando vuelta, como ¿por qué es obligatorio cotizar? y ¿cuál es el rol del Servicio de Impuestos Internos? En medio de este debate, El Líbero buscó los principales puntos para entender el proceso que tiene su origen en la reforma previsional de 2008.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Las cotizaciones previsionales que se calculan en esta Operación Renta te entregan cobertura de seguridad social de julio de 2019 a junio de 2020»; «si ya pagaste cobertura como independiente y te conviertes en trabajador dependiente, tu empleador está obligado a pagar las cotizaciones previsionales, por lo que tendrás que solicitar en la isapre respectiva, la devolución del exceso», y «si eres trabajador dependiente, y también recibes ingresos como independiente, se considera el tope máximo imponible para tu cálculo previsional» son algunas de las respuestas que la cuenta de Twitter del Servicio de Impuestos Internos (SII) ha posteado a diferentes usuarios que desde el 1 de abril han consultado respecto a la cotización obligatoria destinada a salud que comenzó a regir durante la operación renta de este año.

Varios contribuyentes, en el momento de realizar su devolución de impuestos, se sorprendieron al ver que el SII les retenía al menos el 26,9% del 10% que tenía que reintegrar el organismo por concepto de emisión de boletas. Se trata de una medida que fue aprobada en enero de este año por mayoría de la Cámara de Diputados y que perfecciona la reforma previsional de 2008. A raíz de estas dudas, El Líbero buscó responder las 5 preguntas clave para entender el por qué del debate.

¿Por qué comenzó este año la retención para cotizaciones de salud en la operación renta?

La obligatoriedad de las cotizaciones de seguridad social para los trabajadores que emiten boletas a honorarios es un tema que se ha planteado desde 2008. En concreto, con la reforma previsional que la ex Presidenta Michelle Bachelet promulgó durante su primer gobierno. Estas modificaciones legales se sustentaron en las recomendaciones del Consejo Asesor Presidencial para la Reforma al Sistema Previsional, conocida también como la Comisión Marcel, porque fue encabezada por el economista Mario Marcel.

El texto legal de Bachelet I indicaba que los trabajadores que «boleteaban» debían a comenzar a cotizar en materia previsional en 2012, de forma voluntaria y gradual, y que a partir de 2016 debía ser obligatoria y por el total del monto cobrado. A esto se sumaría, dos años después, el pago por motivo de cobertura de salud.

Sin embargo, durante el segundo gobierno de Bachelet, se aprobó un proyecto de ley para aplazar la obligatoriedad de la cotización de los trabajadores independientes, fijándola de forma definitiva para 2018. Este mecanismo entro en vigencia el 1 de enero de ese año. Es por ello que la administración de Sebastián Piñera presentó un proyecto de ley para modificar la forma en que el nuevo régimen se iba a implementar.  El exto legal se aprobó a fines de enero de 2019 y empezó a regir con la Operación Renta de este año.

¿Por qué están obligados a cotizar los trabajadores a honorarios?

Desde la Comisión Marcel de 2008 existe consenso de que los trabajadores a honorarios deben cotizar. Si bien en un comienzo esta decisión se basó en las lagunas previsionales que varias personas presentaban a lo largo de su vida laboral por haber estado trabajando solo con boletas -y sin imponer-, la misma reforma de 2008 involucraba el sistema de seguridad social en su conjunto. La idea era «terminar con trabajadores de primera y segunda clase» y que, tanto dependientes como independientes contaran con los mismos derechos: pensión, cobertura en salud y los seguros de accidentes laborales y de invalidez y sobrevivencia.

No obstante, la reforma de 2008 puso su foco en la cotización destinada a previsión, sistema de AFP, lo que dejaba a los cotizantes sin cobertura en salud, ya sea en sistema público (Fonasa) o privado (Isapres). Esto incidía en que los trabajadores independientes tenían que atenderse a través de consultas particulares, lo que incidía en su calidad de vida.

Es por esto, comentan los entendidos, que la ley aprobada a principios de este año buscaba realizar un giro en la reforma de 2008 pasando de tener un foco en las pensiones a uno que apunta a realizar una cobertura completa en seguridad social.

¿Por que el Servicio de Impuestos Internos es el organismo que recauda la cotización de los trabajadores a honorarios?

Uno de los aspectos más polémicos de la Operación Renta de este año fue que el Servicio de Impuestos Internos retuviera, al menos el 26,9% de la devolución de impuestos por concepto del pago de cotización de salud ya sea a Isapre o Fonasa.

Sin embargo, este es un mecanismo que se ha mantenido desde la reforma de 2008, la que plantea que es el SII el organismo encargado de calcular las cotizaciones previsionales y luego entregarles los fondos a la Tesorería General de la República.  Y es este organismo el que se encarga de pagar la cobertura a las diferentes entidades -como Isapre o Fonasa y a las AFP- a través de doce cuotas al año. La subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldivar explica a El Líbero que «esto es algo que el SII estaba haciendo desde 2012».

¿Por qué hay políticos que cuestionan el sistema?

«En las últimas 48 horas he recibido muchas denuncias y consultas de trabajadores independientes que, habiendo pagado sus cotizaciones de salud durante 2018, Servicios de Impuestos Internos se las está descontando de la retención de impuestos para pasárselas como pago anticipado a las isapres», tuiteó  este martes el senador Alejandro Guillier, cuestionando la Operación Renta 2019. El ex candidato presidencial además solicitó explicaciones al SII e increpó, a través de redes sociales, a los ministros de Hacienda, Felipe Larrían, y Trabajo, Nicolás Monckeberg: «Son miles de trabajadores chilenos que esperan sus respuestas. ¿Por qué las isapres se convierten en administradoras de miles de millones de pesos en «anticipos» con cargo a devoluciones de impuestos?».

Sin embargo, el proyecto de ley fue aprobado en su último trámite constitucional por 95 votos a favor en la Cámara de Diputados, contando con el apoyo de legisladores de oposición. Sobre los cuestionamientos que ha tenido la medida durante los últimos días, el diputado e integrante de la comisión de Trabajo, Patricio Melero (UDI), comenta que esto es algo que se arrastra desde la reforma previsional de 2008. «Hay mucho de rechazo de la izquierda como una forma de crítica, porque creen que se va a seguir legitimando a las AFP, porque decían que obligar a los honorarios es seguir metiendo plata a un sistema que estamos revisando», comenta.

Algunos incluso han comparado esta situación con el cobro de los «medidores inteligentes», en el que el proyecto de ley fue aprobado con apoyo transversal, y cuyo origen es el gobierno anterior, pero que hoy aparecen dirigentes cuestionándolo de manera pública, especialmente en redes sociales.

¿Por qué el gobierno dice que esto trae beneficios?

Según explican desde la subsecretaría de Previsión Social, el modelo antiguo tuvo como base el supuesto de que todos los trabajadores honorarios iban a cotizar mes a mes, algo que en la práctica no se cumplió dado que casi el 80% optó por no hacerlo. En base a esta idea es que la reforma de 2008 planteó que con el 10% de de la devolución de impuestos se pagara solo una parte de lo que no se alcanzó a pagar, lo cual chocó contra la realidad.

Este mismo mecanismo además no consideró que la seguridad social representa el 17% y no el 10% de la retención de impuestos. De hecho, nunca pensó aumentar este porcentaje que recauda el SII. En términos simples, explica la subsecretaria Zaldivar «esto llevaba a que todos los años se generara una deuda, como el 10% no alcanza para pagar el 17% todos los años ibas a mantener una deuda que se iba aumentando en el tiempo».

Es por este motivo, que la nueva fórmula apunta a un incremento gradual durante 9 años años para pasar de una retención del 10% al 17% y que, de esta forma, los contribuyentes a honorarios puedan costear la seguridad social y tengan completa cobertura.

Además, el dinero se destina como un seguro de salud y no un pago retroactivo, lo que en términos concretos significa que los trabajadores independientes puedan tener acceso, a partir del 1 de junio de este año, a los permisos de pre y postnatal, a licencias médicas, a que sus hijos puedan ser reconocidos como cargas para asignación familiar y cobertura de salud en caso de accidente laboral.

Incluso, este nuevo mecanismo se complementará con la Ley de Sala Cuna Universal que se está tramitando en el Congreso porque permitirá que todas las mujeres que tengan cotizaciones como independientes puedan tener derecho a este beneficio.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: