Volvió a ser noticia el joven que el 14 de noviembre de 2018 iba en un tractor con el comunero mapuche Camilo Catrillanca, cuando este fue asesinado a bala en Temucuicui. En esta ocasión el adolescente, cuyo nombre se corresponde con las siglas M.A.P.C. y que no es dado a conocer por este medio por razones legales, vuelve a estar en el ojo público porque fue condenado por un juzgado de Victoria, Provincia de Malleco en la Región de La Araucanía, por haber cometido un robo en contra de una taxista.

Sin embargo, resulta que esta no es la única vez que M.A.P.C. ha tenido problemas con la justicia. Son al menos cuatro los antecedentes que acumula el joven que ya no es menor de edad. Algunos figuran en la página del Poder Judicial y la información sobre otros fue entregada de forma confidencial por fuentes judiciales a este medio.

Además del robo por el que acaba de ser sentenciado, el adolescente estuvo implicado en un caso de lesiones graves en contra de su propio bisabuelo de 87 años de edad, en otro en el que supuestamente golpeó en la cara a un carabinero, así como en un último hecho en que habría golpeado con puños y pies a un adolescente de 14 años.

Todos estos delitos habrían sido cometidos en un lapso de 1 año y 3 meses: entre el 13 de febrero de 2019, casi 3 meses después del homicidio de Catrillanca, y el 20 de mayo de 2020.

«Es algo que se ha visto no una, sino varias veces en casos similares, de gente muy joven que malea, no sé si producto de malas juntas, de haber abandonado los estudios, no sé cuál será su historia familiar. Claramente es un cabro que tiene un historial y el delito por el que se le condena es grave», advierte Gloria Naveillán, diputada electa por el Distrito 22 que incluye Victoria y Collipulli, en entrevista con El Líbero.

«Esto además demuestra que existen niveles altos de violencia en la zona y que hay mucho joven, adolescentes, que están participando de delitos. Son chiquillos fácilmente reclutables por parte de quienes están interesados en cometer atentados de mayor gravedad. No es fácil lidiar con este tema, pero esto tiene que ver con la violencia que se vive en la zona, no me cabe duda», agrega quien fue vocera de la Asociación de Agricultores de Victoria-Malleco.

Como se recordará, la muerte de Catrillanca (homicidio por el cual fue condenado el ex Carabinero Carlos Alarcón Molina) ocurrió poco después de que cuatro profesoras fueran víctima del robo de sus vehículos. Al menos a tres ellas las amenazaron con una escopeta y un hacha cuando salían de la Escuela Santa Rosa de Ercilla, con niños a bordo de los vehículos.

El fallecimiento del comunero mapuche se dio en medio de un operativo que se desplegó en la zona por parte del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de Carabineros, a propósito del mencionado robo. En ese momento M.A.P.C. fue detenido, pero su aprehensión fue declarada ilegal.

Posteriormente el Instituto Nacional de Derechos Humanos anunció que presentaría una  querella criminal en contra de quienes hubieran sido los responsables de haber golpeado al menor, que estaba junto a Catrillanca al momento del homicidio.

Los sucesos que forman parte del prontuario del menor fueron posteriores a este hecho.

El padre de M.A.P.C. también tiene antecedentes. Al hombre le impusieron prisión preventiva luego de haber sido señalado de haber participado en la quema de un camión 3/4, en la ruta que une Victoria con Traiguén, a finales de mayo de 2020.

 

A la taxista la amenazaron con un cuchillo

El robo en contra de la taxista fue precisamente el primero de los hechos que forman parte del prontuario de M.A.P.C. Según quedó establecido en la sentencia a la que El Líbero tuvo acceso, el suceso se registró a las 8:30 de la noche del 13 de febrero de 2019, cuando la víctima se encontraba a bordo de su taxi, un Toyota Yaris, mientras permanecía estacionada en el frontis de un supermercado ubicado en la avenida O’Higgins de la ciudad de Victoria.

De acuerdo con lo señalado en el fallo judicial, M.A.P.C., que se sentó en el puesto del copiloto, y otro sujeto cuyo nombre se corresponde con las siglas S.M.N.C., que se ubicó en la parte de atrás del auto, le pidieron a la conductora que los llevara al sector rural Santa Filomena. Luego, cuando ya iban en camino, este último le pidió a la mujer que cambiara el rumbo y se dirigiera a otro lugar, supuestamente a la casa de su abuelo.

En ese trayecto S.N.M.C. «la tomó del cuello, apretándola contra el asiento, ordenándole detener el vehículo y una vez logrado su objetivo ambos acusados la hicieron descender del móvil, lanzándola al suelo, siendo intimidada en todo momento con un cuchillo por el acusado S.M.N.C., oportunidad en que el acusado M.A.P.C. ocupó el lugar del conductor en el taxi, maniobrando el mismo y huyendo del lugar en compañía del segundo acusado, sustrayendo el vehículo, además de un teléfono celular y $60.000 en dinero en efectivo”. Así quedó establecido en la sentencia, en la que se indica además que M.A.P.C. admitió haber cometido el hecho.

Por este delito el joven fue condenaron a 541 días de libertad asistida. Eso sí, a ese lapso, que equivale a 1 año, 5 meses y 27 días, aproximadamente, se le deben restar los 483 días que al pasado 20 de diciembre M.A.P.C. ya había completado privado de libertad, debido a que había sido detenido y posteriormente sometido a medida cautelar de internación provisoria y arresto domiciliario, según se indica en el fallo.

«A mí lo que más preocupa de un caso como este es que efectivamente como fue condenado por un delito que cometió cuando era menor de edad, está siendo derivado al Sename, cuando él ya no es menor de edad. Creo que aquí el sistema no está funcionando bien porque no se puede tener chiquillos que están condenados, siendo adultos, cumpliendo una reclusión en el Sename, donde pueden influenciar a otros», advierte la diputada electa Naveillán

Golpes a un carabinero

La supuesta comisión del delito de maltrato de obra a carabinero en ejercicio de sus funciones habría sido cometido por M.A.P.C. el 20 de mayo del 2020 a las 7:35 de la noche en la ciudad de Victoria, específicamente en el cruce de Las Turbinas con Ruta 5 Sur.

Esta causa, según figura en el portal del Poder Judicial, está pendiente por reprogramación de audiencia y, en consecuencia, no ha habido aún sentencia.

De acuerdo con la información disponible, el hecho se habría registrado «cuando un grupo de personas quienes se desplazaban en una camioneta marca Chevrolet modelo LUV (…) comenzaron a insultar a los funcionarios que estaban en el lugar, luego el adolescente M.A.P.C. le da golpe de puños en el costado derecho de la cara al funcionario en el ejercicio de sus funciones (…) quien producto de la agresión quedó con dolor a la palpación en región mandibular bilateral y herida contusa en borde temporal del ojo derecho de 3mm».

Ataque a su propio bisabuelo

Otro hecho del que M.A.P.C. sería el responsable es el de un ataque del que fue blanco su propio bisabuelo, un hombre de 87 años de edad. El hecho habría ocurrido el 6 de agosto de 2019, en la comunidad Cañuta Calbuqueo de la comuna de Ercilla. En ese momento trascendió que lo habría golpeado con una escopeta.

«Es imputado por el Ministerio Público como autor de los delitos de lesiones graves en contexto de violencia intrafamiliar (causa lesiones a bisabuelo de 87 años) y porte de arma», se señala en documentación a la que tuvo acceso este medio.

De acuerdo con esos mismos informes, el 4 de marzo de 2020 se decretó la suspensión condicional del proceso por un plazo de 2 años, que vencería este próximo 4 de marzo. Todo esto «sujeto a las condiciones de prohibición absoluta de acercarse a la víctima (…), su domicilio (…) lugar de trabajo o estudio».

M.A.P.C también habría quedado sometido a «firma bimensual en la Bicrim de la PDI de Victoria, o cualquier lugar donde esta se encuentre», así como a «mantenerse matriculado o asistir a un establecimiento educacional».

Golpes y patadas a un menor de 14 años de edad

Completa la lista de antecedentes de M.A.P.C. el ataque a puños y patadas en contra de un adolescente de 14 años de edad en el que habría participado en compañía de otra persona. El hecho se presentó el 26 de julio de 2019, aproximadamente a las 5:00 de la tarde, en un sitio despoblado, ubicado en la intersección de calles Quilapán con Fresia, en la comuna de Ercilla.

«El primero (el otro sujeto) lo tomó de las manos e inmovilizó (a la víctima), mientras que el segundó (M.A.P.C.) le propinó golpes de pies y puños en el rostro y en la espalda», se señala en los documentos, en lo que también se indica que el menor agredido resultó con múltiples contusiones.

Este caso, en el que M.A.P.C. es señalado por la supuesta comisión de delito de lesiones menos graves, está pendiente de audiencia.

 

 

 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta