Publicado el 07 de enero, 2020

La campaña del terror ante un eventual triunfo del «Rechazo» en el plebiscito de abril

Autor:

Sebastián Edwards

Mientras unos dirigentes de centroizquierda plantean que en ese escenario «no habría paz social» o «estaríamos reviviendo los peores momentos de la crisis», desde la misma vereda política hay voces más moderadas que piden respetar la decisión «porque así es la democracia». En Chile Vamos, quienes están por el Rechazo muestran dos caminos: un sector de RN presentará reformas constitucionales la próxima semana y desde la UDI son más cautos. No se amarran con fechas, pero dicen que «siempre han estado abiertos a cambios».

Autor:

Sebastián Edwards

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Yo no comparto esa declaración y no me parece, no estoy de acuerdo. Si hay una persona que legítimamente quiera votar que no, bueno, es la democracia, está bien”. Esas fueron las palabras del senador Felipe Harboe (PPD) al ser consultado en el programa «2020. Más que una decisión», una producción conjunta entre TV + y El Líbero, por los dichos del presidente de su partido, Heraldo Muñoz, quien advirtió sobre las posibles consecuencias ante un triunfo de la opción Rechazo a una nueva Constitución en el plebiscito del 26 de abril.

En entrevista con radio Agricultura, a fines de diciembre, el timonel del PPD afirmó que «si se llegara a frustrar una nueva Constitución, evidentemente que la movilización que ha ocurrido se incrementaría y no tendríamos la paz social que todo el mundo anhela». En esa línea, agregó que espera que la paz social «no sea artificial, que sea sobre el fundamento de una nueva Constitución».

Si se llegara a frustrar una nueva Constitución, evidentemente que la movilización que ha ocurrido se incrementaría y no tendríamos la paz social que todo el mundo anhela», dijo a fines de diciembre Heraldo Muñoz en radio Agricultura.

Frente a esto, el senador Harboe, a quien le corresponderá dirigir la mesa del Senado desde marzo -según el acuerdo al que llegó la oposición- señaló que «una cosa es lo que uno cree que va a ocurrir, creo que probablemente va a haber manifestaciones y enojo, pero es la democracia. Pero un liderazgo político no puede plantear que el éxito de una u otra opción significa o un salto al vacío o si gana el No (decir que) habrá más violencia. No me parece que ninguna de las dos sea adecuada”.

Luego de que Harboe diera su punto de vista en «2020. Más que una decisión», señaló que había recibido un mensaje de Muñoz en el que le decía que la declaración a la que aludía correspondía a una «fake news». Esto, a pesar de que los dichos del ex canciller son públicos y existe registro de aquello.

Si hay una persona que legítimamente quiera votar que no, bueno, es la democracia, está bien», señaló el domingo el senador Harboe en «2020. Más que una decisión».

Con un tono similar a Harboe, el senador y presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, afirmó el domingo en Mesa Central de T13 que de ganar la opción Rechazo, su colectividad respetará los resultados. «Si se le consulta a la ciudadanía, hay que respetar la voz de la ciudadanía. En eso consiste la democracia», aseguró. Y agregó que «uno puede tener visiones. Yo creo que si tenemos un proceso constituyente, eso contribuye a generar un mejor clima. Estoy convencido (…) en democracia hay que respetar la voz del pueblo».

El senador por el Maule ya lo había planteado el mismo día en que se firmó el acuerdo político transversal por una nueva Constitución, el 15 de noviembre. En esa ocasión, en Tele13 Radio, el timonel del PS fue consultado por la posibilidad de que ganara el No. Ante esto, subrayó que «la democracia es la democracia. Si gana el No se va a mantener esta misma Constitución. En abril Chile va a decidir si tenemos o no una nueva Constitución, lo va a decidir democráticamente». Y agregó que en el escenario de que triunfara la opción «Rechazo» se «legitimaba» la carta fundamental actual.

Con la actual Constitución el país no se va a normalizar. Por eso me parece tan importante este proceso constituyente. Se han acumulado demasiadas tensiones sociales», opinó Camilo Escalona (PS) a fines de diciembre.

Pero tanto como en el PPD se ven diferencias, ocurre lo mismo en el PS. De hecho, hace unos días, el ex senador socialista, Camilo Escalona, aseguró en entrevista a El Mercurio, que «con la actual Constitución el país no se va a normalizar. La opinión pública está muy radicalizada; no solamente quiere una nueva Constitución sino que los miembros que la redacten sean elegidos. La radicalización de la gente está vinculada por la desconfianza en quienes hoy fueron elegidos; quiere elegir de nuevo a quienes van a redactar esa Constitución».

Un día después, reiteró sus dichos en radio Agricultura: «Con la actual Constitución el país no se va a normalizar. Por eso me parece tan importante este proceso constituyente. Se han acumulado demasiadas tensiones sociales (…) se han acumulado y uno de los responsables es el esquema constitucional».

Si no se llegara a aprobar en abril la idea de un plebiscito para una Constitución nueva, redactada por la ciudadanía (…) estaríamos en una situación extremadamente compleja, yo creo que es solo comparable con los peores momentos de la crisis, donde se veía todo oscuro, donde se veía incluso el riesgo de una fractura institucional», señaló el presidente del Senado, Jaime Quintana el pasado 29 de diciembre.

Otra figura política que se cuadró con Escalona y con el ex canciller Muñoz fue el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), quien indicó a fines de diciembre que «si no se llegara a aprobar en abril la idea de un plebiscito para una Constitución nueva, redactada por la ciudadanía, si bien la otra opción es válida y es democrática y el Presidente en la promulgación las pone en el mismo lugar, está bien, es comprensible, yo creo que estaríamos en una situación extremadamente compleja, yo creo que es solo comparable con los peores momentos de la crisis, donde se veía todo oscuro, donde se veía incluso el riesgo de una fractura institucional«.

Ante posible triunfo de la opción Rechazo: Chile Vamos propone reformas a la Constitución actual

Bajo el lema «Rechazar Para Reformar», el diputado de Renovación Nacional, Diego Schalper, junto a otros siete parlamentarios de la colectividad, como Cristóbal Urruticoechea, Diego Paulsen, Miguel Mellado, Catalina del Real, Sofía Cid, Harry Jürgensen y Luis Pardo, entre otros, anunció que este mes presentarán un proyecto de reforma constitucional, y que votarán por el No en el plebiscito de abril.

El parlamentario aclaró que esto «no es un rechazo a cambiar la Constitución, sino un rechazo a un procedimiento que nos va a tener dos años con enormes gastos de recursos públicos, con inestabilidad y por lo tanto vamos a presentar un proyecto de reforma constitucional». Y explicó que «vamos a votar por el No y lo vamos a presentar como una garantía de que no tenemos intención de no cambiar la Constitución, sino que más bien queremos dejar claro que a nosotros sí nos acomoda el procedimiento para ir trabajando».

En la misma línea, el senador Francisco Chahuán (RN), señaló por medio de su cuenta de Twitter que «mi posición es Rechazo propositivo, porque se trata de decir No a la Nueva Constitución, con el compromiso de presentar proyectos de Reforma que son muy necesarias. No sin antes liderar o priorizar la agenda social para terminar con los abusos y mejorar las condiciones de los chilenos».

Desde la UDI son más cautos. Si bien no dicen tener listo un paquete de reformas, afirman que siempre se han mostrado abiertos a los cambios que se puedan incluir a la Carta Magna.

Tenemos que ponernos de acuerdo en qué reformas, pero nosotros nunca hemos tenido problema y hemos aprobado muchas de las reformas que se han hecho», señala a El Líbero la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

La presidenta de la colectividad y senadora, Jacqueline van Rysselberghe, señala a El Líbero que «nunca hemos puesto en duda la posibilidad de hacer reformas, pero eso es una cosa absolutamente distinta a partir de cero». Sin embargo, la parlamentaria puntualiza en que «tenemos que ponernos de acuerdo en qué reformas, pero nosotros nunca hemos tenido problema y hemos aprobado muchas de las reformas que se han hecho». Consultada sobre si presentarán reformas a la Constitución, asegura que hay un grupo de abogados trabajando en ese sentido, pero no se aventura a comunicar fecha o plazos al respecto.

En tanto, el diputado Juan Antonio Coloma (UDI), indica que se muestra abierto a proponer reformas. «La Constitución ha sido reformada en más de 240 artículos. Si uno tiene que avanzar en realizar algún tipo de modificaciones, bienvenidas sean. Pero no es necesario partir de cero, para poder sentarse a conversar sobre las reformas», señala a El Líbero.  Y agrega: «Nosotros hemos presentado decenas de reformas constitucionales. Y si eso ayuda a destrabar temas de la Constitución, bienvenido sea. Siempre hemos estado dispuestos a reformar».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete