Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 17 de agosto, 2019

La amistad entre Elizalde y Landerretche que complica la aspiración presidencial de Insulza

Autor:

Javiera Barrueto

Se conocieron en sus días como estudiantes en la Universidad de Chile. Desde entonces cultivaron una estrecha relación. En 2010, el economista respaldó la primera apuesta de Elizalde para presidir el PS. Y durante la segunda administración de Bachelet, el entonces vocero intercedió como «puente» entre La Moneda y Landerretche. En los últimos comicios internos, el ex presidente de Codelco tomó distancia de la crisis socialista, pero subrayó su amistad con el líder del PS.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Un análisis económico, social, político y medioambiental, fue el que realizaron el martes en la noche dos de las cartas presidenciales del Partido Socialista: Óscar Landerretche y Máximo Pacheco. El encuentro que se desarrolló durante dos horas -en el comedor de la bancada PS- fue descrito entre los asistentes como “gratamente sorprendente”. Tanto fue el “entusiasmo” que se generó entre los diputados, que ya plantean la posibilidad de que se repita la cita.

Si bien desde la bancada explican que el propósito de concertar esta reunión fue para aumentar el diálogo con los nombres que aspiran para llegar a La Moneda, finalmente el mecanismo presidencial solo se abordó superficialmente. “Uno no puede permanecer indiferente cuando al interior del PS surgen intereses de personas tan destacadas. No hay que desatenderlas, sino que iniciar un diálogo político”, señala el diputado Leonardo Soto.

Pero quien ha manifestado en más de una ocasión su interés de llegar a La Moneda, el senador José Miguel Insulza, no estuvo en la cita. Aunque también fue invitado, no asistió por «tope de agenda», según explicó a El Líbero.

En enero, siete meses atrás, el senador por Arica ya había «sellado» su relación con el presidente del partido, Álvaro Elizalde. Poco antes de que comenzara el receso legislativo, ambos parlamentarios acordaron apoyarse mutuamente. Insulza le daría su adhesión para la elección interna que se desarrolló el 26 de mayo -tal como ocurrió- y la mesa, luego, se pondría detrás de él ante una posible candidatura presidencial. Algo que cada vez se ve más difuso, según comenta desde el mismo socialismo.

Lo anterior, a pesar del costo que significó para el «Pánzer» apoyar al senador por el Maule. De hecho, generó molestia en su sector -la renovación-, quienes optaron por respaldar a la diputada Maya Fernández.

Es en este escenario que algunas de las opciones presidenciales del PS ya comienzan a desplegarse. Y una de las críticas que se repite entre algunos  militantes es que hay candidatos que han sido más bien un “satélite” del partido, al no haber tenido una vida política partidaria activa. Esos cuestionamientos recaen sobre el economista y ex presidente de Codelco, Óscar Landerretche, pese a ser considerado “técnicamente como un buen nombre”. Sin embargo, su historia ligada a las filas socialista se remonta a sus primeros días, debido a que es hijo del ex ministro de Energía y militante histórico del partido, Óscar Landerretche Gacitúa. 

Unidos desde la época universitaria

En 1989, Landerretche ingresó a estudiar Ingeniería Comercial en la Universidad de Chile. Durante esos días conoció a Elizalde, quien estudiaba Derecho y lideraba la Federación de Estudiantes. Incluso, conocedores de esa antigua amistad, aseguran que el ex presidente de Codelco es aún más cercano a Patricia Roa, esposa del senador por el Maule y militante socialista.

Aunque Landerretche no está ligado directamente a una corriente interna, es cercano al tercerismo -lote encabezado por Elizalde y el ex presidente de TVN, Ricardo Solari-. 

Son tantos los años de amistad entre ambos dirigentes, que en 2010 el ex presidente de Codelco escribió una columna titulada “Halterofilia Socialista” en el Quinto Poder para apoyar la incipiente candidatura interna de Elizalde. En ese oportunidad, se enfrentaba al ex diputado Osvaldo Andrade. 

“Lo que a mi juicio distingue a Álvaro (Elizalde) como líder para este período es una preocupación muy profunda por los contenidos que los socialistas vamos a abordar, trabajar y defender en la discusión pública chilena (…). Cada cuatro años, tal como ocurre con los mundiales de fútbol o las olimpiadas, los socialistas enfrentamos una competencia. Dado nuestro desempeño en la anterior, es evidente que necesitamos entrenar… y entrenar fuerte. No tener miedo a los ejercicios que no aparecen en los medios, que requieren transpirar y perseverar en silencio, pero que a futuro nos van a permitir competir con mayor efectividad. En mi opinión eso es lo que representa la candidatura de Álvaro», se lee en la columna escrita por Landerretche en 2010.

Si bien hace nueve años el senador por el Maule no consiguió la presidencia de la tienda de calle París, logró posicionarse en la secretaría general. 

Cuatro años más tarde, se volvieron a encontrar en el comando de Michelle Bachelet. Así, mientras en el equipo económico estaba Landerretche, la vocería quedaba a cargo de Elizalde. Y ya cuando la ex Mandataria consiguió su segundo triunfo a La Moneda, una de las opciones ministeriales que barajó para el equipo económico fue precisamente el nombre del economista. Quienes fueron testigos del diseño del gabiente, relatan que estuvo en «la lista corta» de los ministeriables.

Pero la cartera de Hacienda ya estaba «asegurada» para Alberto Arenas y con Pacheco en Energía, ya eran dos socialistas en el área. En Economía optó por Luis Felipe Céspedes como un guiño a la DC y nombró a Aurora Williams en Minería como un acercamiento con el senador por Antofagasta, Alejandro Guillier. Pero de todas formas no dejó fuera a Landerretche y lo terminó designando como presidente del directorio de Codelco. 

Con su arribo a la cuprífera estatal se estrechó aún más la relación con Elizalde mientras este ejercía como ministro Secretario General de Gobierno. Según relatan cercanos a los dirigentes, el ex vocero se convirtió en el principal puente entre La Moneda y Landerretche, tras haber tenido una «poco fluida» relación con la titular de minería. Incluso, explican que el timonel socialista tuvo que interceder en más de una ocasión entre el economista y Williams.

Quienes conocen al académico de la Universidad de Chile, describen que es muy cercano a la ex Presidenta Bachelet y a su ex jefa de gabinete, Ana Lya Uriarte. Lo que se suma a la buena relación que mantiene con el ex Jefe de Estado, Ricardo Lagos. De hecho, en 2011 escribieron juntos el texto titulado «El Chile que se viene. Ideas, miradas, perspectivas y sueños para el 2030».

Y ya en el libro «Vivir juntos: Economía, política y ética de lo comunitario y lo colectivo», la primera incursión en solitario del economista en 2016, destina sus agradecimientos a la ex Mandataria: “Quiero agradecer el apoyo de la Presidenta Michelle Bachelet y de su jefa de gabinete Ana Lya Uriarte, que posibilitaron que se terminara y publicara este libro, a pesar de las tareas, dedicación y representación pública inherentes al cargo que he desempeñado estos años”. En ese párrafo también menciona al mismo Elizalde y su esposa, Patricia Roa.

Además se lee: “Agradezco especialmente las extensas conversaciones y detallados comentarios del Presidente Ricardo Lagos Escobar a versiones preliminares de este libro”.

Un año más tarde de haber escrito ese texto, fue un férreo defensor de la segunda candidatura de Lagos. “Tiene una historia de 50 años en el centro cultural de la izquierda chilena. Segundo, tiene esa obsesión por los temas de futuro, por los impactos de las tecnologías en la sociedad, la política y la economía. Tercero, posee una larguísima experiencia política en cargos de gobierno”, señaló en La Segunda en 2017.

Esa estrecha cercanía con el laguismo, le costó un distanciamiento del partido luego de que el comité central del PS optara por Alejandro Guillier como candidato presidencial. Landerretche no compartió la decisión y así lo manifestó por diversas vías. Pero, a nivel personal, el episodio no lo alejó del todo de Elizalde.

El «calculado» distanciamiento de Landerretche

Si bien Elizalde y Landerretche tienen un pasado en común, los últimos comicios socialistas dejaron más de un flanco abierto. Una de las voces que se levantó por la crisis partidaria fue justamente la del ex presidente de Codelco, quien solicitó que Elizalde y la diputada Fernández dieran un paso al costado. 

Eso sí, destacó su amistad y cercanía con el senador por el Maule: “Teniendo la mejor opinión de Álvaro Elizalde, que es un gran amigo mío, y de Maya Fernández, que no la conozco, pero tengo la mejor opinión, creo que es un momento para dar un paso al lado para mejorar esta crisis, con mucho cariño y aprecio”. 

La lectura que realizan en el partido de esa frase es que haber respaldado a Elizalde durante una de las crisis más grandes del PS significaba un “alto costo político”, a diferencia de haberlo apoyado en 2010, cuando comenzaba a posicionarse como un político de recambio. 

Pero ahora debía desmarcarse, más aún si días antes -el 15 de junio- Landerretche había explicitado su interés por competir en la carrera presidencial. Y en esa intención, la primera llamada que recibió fue la de su conocido compañero: Elizalde. Así, recibía la “venia” del presidente del partido, quien durante los últimos días ha señalado que todos los candidatos «deben desplegarse para efectos de dar a conocer sus propuestas y por cierto, aumentar sus niveles de adhesión y en su oportunidad definiremos a quien nos va a representar en la primaria ciudadana, abierta y vinculante para elegir al candidato unitario, esperamos de toda la oposición».

En el partido explican que a las opciones presidenciales que ya se barajan les falta mayor grado de conocimiento y aprobación, por lo que no se adelantan a ninguna alternativa antes de que sea “políticamente viable”. Por esto, se comenta entre los militantes, que la mesa se ha ido distanciando de la opción de José Miguel Insulza, quien respaldó a la nómina oficialista en las internas, puesto que el análisis que se baraja es que no tiene muchas opciones de crecimiento por tener un alto nivel de conocimiento. 

De hecho, en la encuesta Cadem de la segunda semana de julio aparece con un 84% de conocimiento, posicionándose dentro de las primeros lugares. Pero su nivel de aprobación alcanza el 44%, superado por el alcalde Joaquín Lavín, la ex Presidenta Bachelet; el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, la alcaldesa Evelyn Matthei, y la senadora DC Carolina Goic, entre otros.

En ese mismo sondeo, Landerretche figura solo con un 26% de conocimiento y no fue medido en aprobación.

Incluso, otra de las críticas que surgió contra Insulza llegó desde su mismo sector, la renovación. El senador Carlos Montes apuntó a la edad del ex secretario general de la OEA: «Yo, en general, soy un firme partidario de que el candidato próximo sea un persona más joven que los candidatos que hemos tenido hasta ahora».

Eso sí, otras fuentes del PS explican que el senador por Arica logró un triunfo en la interna partidaria tras haber obtenido 1.345 votos como miembro del comité central. Es más, enfatizan a que los miembros de la renovación como José Antonio Viera-Gallo y el diputado Marcelo Schilling convergerán finalmente hacia el sector de Insulza. 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: