Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 03 de septiembre, 2018

Jorge Pizarro (DC) y polémica por «bloqueo»: «El aparecer oponiéndose porque sí, no contribuye a nada»

Autor:

Javiera Barrueto

El ex presidente del Senado define que hubo «intransigencia de ambos sectores» en la fallida negociación por salario mínimo. Y apela a que en los próximos días se dé un «diálogo leal y franco» que busque avanzar en la solución de los temas. «Yo y mi bancada vamos a estar en esa postura. Espero que las demás bancadas de la oposición vayan a estar en lo mismo», apunta el legislador.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Una «evaluación negativa», dice tener Jorge Pizarro (DC) de la última semana transcurrida en las negociaciones entre el gobierno y la oposición. Evidencia de ello, fue el rechazo al veto presidencial por salario mínimo, ante lo que sostiene que «lo que primó fue una intransigencia» de ambos sectores.

Además, el senador -y quien fuera presidente de la Cámara Alta durante la primera administración de Sebastián Piñera- aborda los desafíos de los partidos de la ex Nueva Mayoría para plantear propuestas con miras a los futuros retos electorales.

-¿Cuál es su balance de las conversaciones entre la oposición y el gobierno, considerando lo ocurrido la semana pasada?

-Creo que ha sido una mala semana tanto para el gobierno como para la oposición, producto de la no aprobación del reajuste del salario mínimo. Primero, porque los trabajadores se quedan sin su reajuste y eso no es justo. Segundo, el gobierno envió un veto insistiendo en lo que ya el Senado y la Cámara habían rechazado en un par de oportunidades, lo que genera un debate que la opinión pública no entiende.  Y tercero, las descalificaciones en que se ha incurrido por ambas partes no le hacen bien a nadie. Lo que la gente espera de nosotros, es que en este tipo de materias busquemos soluciones a los temas, superemos las diferencias y logremos acuerdos. La evaluación mía es negativa.

Acá lo que primó fue lamentablemente una intransigencia de ambos (sectores). Espero que no se repita».

-¿Y esa evaluación negativa le terminará pasando la cuenta al gobierno o a la oposición?

-Siendo consecuente con lo que dije antes, no le paso la cuenta a nadie. Entrar en ese juego lo único que hace es polarizar más, y tenemos esta semana que sacar el proyecto de reajuste a como de lugar, a la brevedad. Para eso necesariamente debemos conversar con el gobierno y ellos con nosotros. Acá lo que primó fue lamentablemente una intransigencia de ambos. Espero que no se repita.

-José Joaquín Brunner, tiene una visión crítica de la oposición y del gobierno, pero de éste señaló que «no ha mostrado habilidades negociadoras». ¿Considera que falta más negociación, en contraste a cuando usted fue presidente del Senado?

-Sin duda que faltó capacidad de negociación, no cabe duda. Ahí hay una contradicción que se genera entre que el Presidente llama a acuerdos y diálogos y, por otro lado, cuando se implementan algunas de esas propuestas, hay poca flexibilidad y se pretende imponer un criterio. Eso debe ser una lección a aprender por parte del gobierno y en nuestro caso también. El aparecer oponiéndose porque sí, no contribuye a nada. Solo tiende a confundir a la opinión pública y eso genera una visión negativa de todos.

Cuando algunos de nosotros también califican al gobierno de una manera que no corresponde, entramos en esa lógica perversa que no permite hacer las cosas mejor».

-¿Considera que aparecen «oponiéndose por oponerse» y que esa fue la imagen que se terminó generando?

-El descalificar por parte del gobierno, a quienes rechazamos, genera esa imagen de que acá hay un bloqueo o una oposición que no quiere nada, lo que no es cierto. Por otro lado, cuando algunos de nosotros también califica al gobierno de una manera que no corresponde, entramos en esa lógica perversa que no permite hacer las cosas mejor. Nosotros siempre vamos a tratar de buscar buenos acuerdos que le sirvan a los chilenos y en ese espíritu debemos todos enfrentar nuestra responsabilidad legislativa.

-Entonces, ¿qué le parece que se catalogue a la oposición de «obstruccionistas»?

-Hay algunos sectores que tienden a eso pero no son mayoritarios. Aquí lo que hubo fue que la forma como el gobierno trató de imponer el veto presidencial es lo que obligó que toda la oposición rechazara el veto.

El diálogo tiene que ser leal y franco, que busque avanzar en la solución de los temas, no agravarlos. Yo y mi bancada vamos a estar en esa postura, y espero que las demás bancadas de la oposición vayan a estar en lo mismo».

-Cuando usted fue presidente del Senado también discrepó con el gobierno en varios puntos pero finalmente se generaron acuerdo. ¿Por que hoy día no se puede lograr destrabar, por ejemplo, el salario mínimo?

Hay un viejo dicho que dice que lo cortés no quita lo valiente, y una de las mejores formas de entenderse es teniendo claridad. Ese diálogo tiene que ser leal y franco, que busque avanzar en la solución de los temas, no agravarlos. Yo y mi bancada vamos a estar en esa postura, y espero que las demás bancadas de la oposición vayan a estar en lo mismo.

-Desde algunos sectores del oficialismo se ha catalogado que el PS es uno de los principales responsables de la posición «dura» y hoy día están apuntando al senador Carlos Montes. ¿Como evalúa usted su gestión?

-Carlos es el presidente del Senado, tiene una responsabilidad institucional y nosotros hemos respaldado esa gestión.

-¿Pero le falta mayor conversación para llegar a un acuerdo con el gobierno?

-Es que las conversaciones no las está llevando él, se ha radicado en las comisiones de Hacienda y en la jefatura de bancada.

«Los sistemas tributarios son instrumentos, no son temas ideológicos ni valóricos»

-Señaló que no es partidario de instalar la idea de que el proyecto de la modernización tributaria es una «contrarreforma» y llamó a analizar el texto sin sesgo ideológico. ¿A qué apunta? ¿Cree que hay sesgo?

-Existe mucho prejuicio. Hay gente que dice «mire esta reforma es la contrarreforma y por lo tanto hay que votarla en contra sin analizarla en su mérito”. Es una propuesta bastante importante y como todas las propuestas tiene cosas positivas y otras con las cuales se puede discrepar. La forma como nosotros vamos a encarar ese debate va a ser abierta y con altura de miras. Los sistemas tributarios son instrumentos, no son temas ideológicos ni valóricos. Hay que buscar lo que sea más eficiente para cumplir los objetivos que se necesitan, y el objetivo fundamental es que haya la recaudación suficiente para el financiamiento de las políticas públicas que se están comprometidas.

Es una propuesta (modernización tributaria) bastante importante y como todas las propuestas tiene cosas positivas y otras con las cuales se puede discrepar».

-Aquellos que apuntan a una «contrarreforma», ¿están atrincherando al legado de Michelle Bachelet?

-No estoy de acuerdo con eso y espero que el debate no sea en torno al pasado, si no a lo que viene.

-Se ha sostenido en estos días que uno de los únicos puntos que une a la oposición es en torno a las críticas contra el gobierno y que faltan propuestas…

-No, no estoy de acuerdo con eso. Nosotros hemos ido haciendo propuestas desde el Senado, en materias de reforma constitucional, de reforma al Tribunal Constitucional, en infancia, en educación. También en seguridad ciudadana y en pensiones. Es decir, tenemos propuestas que hemos elaborado desde el Senado las bancadas de oposición. Algunas de ellas se las hemos entregado al gobierno y otras sirven de base para este debate.

Si tenemos acuerdos, uno puede pensar después en una coalición que permita tener una plataforma programática que ofrecerle al país».

-¿Pero considera que les faltan ideas comunes desde la oposición ?

-Hablo solamente por el trabajo que nosotros estamos haciendo con las bancadas del PPD, del PS y algunos independientes desde el Senado. El resto, más bien entra en la acción política de los partidos.

-El ex senador y ex presidente del PS, Camilo Escalona, dijo que «hay que tener una propuesta de país, ni siquiera estoy seguro que la tengamos de acá a 2021″

-Yo comparto eso, porque primero hay que ir definiendo al interior de cada partido cuáles son las propuestas políticas y programáticas que le queremos plantear al país. Al menos en el caso de la DC,  a mí lo que me gustaría es que a partir de esas propuestas pudiéramos conversar con otras fuerzas para saber en qué estamos de acuerdo. Y si tenemos acuerdos, uno puede pensar después en una coalición que permita tener una plataforma programática que ofrecerle al país, con candidaturas presidenciales o parlamentarias que la representen.

Exclusión del PC al aniversario del NO: «Me parece francamente absurdo»

-Con respecto a las diferencias que se generaron por el acto de conmemoración del plebiscito de 1988. ¿Cómo evalúa la exclusión del PC en la invitación?

Me parece absurdo que en la conmemoración de un hecho histórico como lo es el plebiscito se esté marginando a sectores que puedan sentirse convocados a ese evento. Me parece absurdo, no corresponde. El triunfo del No, sí tuvo una gracia, fue que despertó una unidad de gente muy diversa, que quería recuperar la libertad, la democracia y respeto a los derechos de las personas, y terminar con un régimen dictatorial que generó mucho daño a la sociedad chilena. Me parece francamente absurdo, no estoy de acuerdo ni lo comparto. Cuando uno convoca a este tipo de actividades tiene que ser amplio.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: