Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 19 de septiembre, 2018

Hernán Cheyre: «Chile es el tercer país OCDE que tiene la carga tributaria corporativa más alta como porcentaje del PIB»

Autor:

Mariela Herrera

El economista explica cómo el proyecto de modernización tributaria beneficiará a las pymes que, según señala, actualmente se encuentran en un «corralito». Si bien adhiere a la propuesta del Ejecutivo, el ex vicepresidente de Corfo plantea: «El gobierno perdió una oportunidad de bajar las tasas en general».

Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En los cuatros años de la primera administración de Sebastián Piñera, el economista Hernán Cheyre estuvo a la cabeza de Corfo. Hoy, como director del Instituto de Emprendimiento de la Universidad del Desarrollo, mantiene contactos con la innovación y las pymes.

Esa puede ser la razón de por qué se ha dedicado a estudiar el proyecto de ley sobre modernización tributaria y dice poder afirmar que va en directo beneficio para las pequeñas y medianas empresas. En conversación con «El Líbero», el ingeniero comercial de la Universidad Católica y máster en Economía de la Universidad de Chicago -además de posible carta para ocupar el Ministerio de Ciencias- explica su visión sobre el proyecto que comienza a discutirse en el Congreso.

-Usted señaló en una columna en «El Mercurio» que las pymes actualmente están en un “corralito” y que la modernización tributaria ayudaría a ese sector. ¿Por qué concretamente plantea eso?

-Efectivamente creo que la modernización tributaria es fundamental en la actual coyuntura de la economía chilena porque va a ser clave para empujar el aumento de la inversión que estamos viendo. La reforma de 2014 fue anti emprendimiento, anti inversión y los resultados están a la vista. El tema de la reintegración era fundamental. Pero de inmediato salió que esto beneficiaba a los ricos y que genera disminución en la recaudación. Y ahí hay que empezar a derribar los mitos.

-¿Cuáles son a su juicio esos mitos?

-El primero es decir que beneficia a los ricos y no a las pymes. Eso es falso. Los principales beneficiados en cuanto a número son las empresas de menor tamaño. En Chile hay 900 mil micro, pequeñas y medianas empresas formales. De esas, solo 220 mil están afectas al llamado artículo 14 ter, que la legislación vigente contempla como un tratamiento especial para las empresas de menor tamaño y que les permite pagar impuestos a partir de la diferencia entre ingresos y egresos. Pero son solo 200 mil. Hay 540 mil que están en régimen de renta atribuida, es decir, tienen integración completa, el 100% de las utilidades de la empresa, las haya o no repartido. Se da el caso de una pyme, que no ha retirado la utilidad que tiene, pero que a nivel personal tiene que pagar impuestos igual como si las hubiera recibido. Entonces, eso genera un problema de caja tremendo. Y esa persona está en un “corralito”. Y hay 150 mil pymes que están en régimen semi integrado. A nivel personal tributan sobre las utilidades que efectivamente se retiraron, pero se imputa como crédito un 65% del total. Eso implica que les sube 9,45% la tasa por el solo hecho de no poder imputar como crédito la totalidad ya que tienen que pagar por el 35% restante. Y hablo de corralito porque para las pymes que están en cada uno de estos bloques es muy difícil moverse entre uno y otro régimen.

Lo que hace este proyecto de modernización es cortar las amarras de este corralito para que las personas no queden más en estos pequeños bloques y puedan estar en un sistema único integrado».

-¿Y la iniciativa del gobierno terminaría con este “corralito”?

-Claro. Lo que hace este proyecto de modernización es cortar las amarras de este corralito para que las personas no queden más en estos pequeños bloques y puedan estar en un sistema único integrado. Por ejemplo, hay 150 mil empresas semi integradas, según antecedentes del Servicio de Impuestos Internos con un promedio de dos socios por pyme, o sea, 300 mil personas. De esas, 80 mil socios (personas) reciben ingresos que, de acuerdo a la escala del global complementario, están exentos de impuesto a la renta. Son las personas que ganan entre 0 y 645 mil pesos. Esa gente, que la sociedad estimó en su minuto que estaban exentas de impuestos, al estar en un régimen semi integrado si tiene una pequeña pyme, estaba pagando el 9,45% que recién decía. Eso es absurdo e inequitativo. Eso se repite en los otros tramos, que al final están pagando más impuestos. Y esto no es beneficiar a los más ricos.

-Pero hay también un tramo de las pymes que más ganan que se benefician…

-Es que solo 3 mil de las personas que son socios de pymes, están en el tramo más alto. Uno podría decir que se van a beneficiar, pero porcentualmente es mucho más relevante para los tramos bajos que para los tramos altos. Además, las personas que están en los tramos más altos ya tuvieron, fruto de la reforma tributaria de la Presidenta Bachelet, la posibilidad de pagar el que se conoce como el impuesto sustitutivo, que es pagar una tasa por todas las utilidades que están acumuladas. Entonces, muchas personas ya pagaron ese impuesto, por lo tanto, cuando retiren ahora sus ingresos, no pagarán nada porque ya lo hicieron. Fue como un beneficio especial que se entregó en el gobierno anterior y que permitió recaudar una cantidad enorme de recursos.

Las personas que están en los tramos más altos ya tuvieron, fruto de la reforma tributaria de la Presidenta Bachelet, la posibilidad de pagar el que se conoce como el impuesto sustitutivo, que es pagar una tasa por todas las utilidades que están acumuladas».

-Algunos economistas opinan distinto. Andrea Repetto dijo en «El Líbero» que «los dueños de las empresas más grandes serán los realmente beneficiados, quienes se van a llevar la mayor parte de los beneficios de la reintegración”…

-Eso no es así. El ministro dijo que solo el 18% de las grandes empresas se verán beneficiadas, que el 40% de las extranjeras y que el resto son las pymes. Me baso en cifras oficiales.

-Además se baja de 27% a 25% para las pymes

-Es una rebaja impositiva importante para una pyme. El principal dolor que tiene un emprendedor es cómo financiar sus inversiones y generalmente la mayor proporción proviene de los flujos que le genera el negocio y bajar de 27% a 25% claro que tiene un efecto. Y agreguémosle a eso que no va a pagar impuesto personal si la utilidad quedó reinvertida. Es tremendamente pro pyme porque le genera más recursos y les evita tener que ir al sistema financiero para obtener fondos.

El principal dolor que tiene un emprendedor es cómo financiar sus inversiones y generalmente la mayor proporción proviene de los flujos que le genera el negocio y bajar de 27% a 25% claro que tiene un efecto».

«El gobierno perdió una oportunidad de bajar las tasas en general»

-Muchos expertos esperaban una rebaja en los impuestos a las empresas en general. ¿Qué opina al respecto?

-Creo que el gobierno perdió una oportunidad de bajar las tasas en general. Si bien comparto este proyecto, habría sido importante también haber bajado la tasa de los impuestos corporativos a las empresas en general. Siempre se habla de los países OCDE y cómo está Chile. Y se encuentra entre los países que tienen la tasa de la media para arriba. Alguien podría decir que hay países con tasas de impuesto mucho más altas. Pero una cosa es la tasa de impuesto a las utilidades, que es el 27% -en Estados Unidos es el 39% de las utilidades- y otra, es la forma en que se determinan las utilidades. En EE.UU. se puede deducir de impuestos, diversos gastos. Por lo tanto, el dato relevante es qué proporción representa el impuesto que pagan las empresas respecto al Producto Interno Bruto, que es distinto a cuál es la tasa y sobre qué se aplica. Según últimas cifras de la OCDE, Chile es el tercer país que tiene la carga tributaria corporativa más alta como porcentaje del Producto Interno Bruto. El que más paga es Nueva Zelanda (4,7% del PIB), luego Luxemburgo tiene 4,5 y después viene Chile con 4,3% del PIB. O sea, las empresas chilenas tienen una presión fiscal sobre sus hombros, respecto al PIB, más alta que la que tienen las empresas en Estados Unidos. Eso no debe perderse de vista.

Si bien comparto este proyecto, habría sido importante también haber bajado la tasa de los impuestos corporativos a las empresas en general».

-Pero se necesitan recursos para los planes sociales, para hospitales, escuelas, etc. ¿Eso es un factor para no bajar esa carga?

-Es legítimo que el país se pregunte cuánto voy a recaudar en impuestos, pero el punto es que mientras más cargas tributarias le impongan a la economía, menos dinámica será para potenciar el crecimiento. En el momento de desarrollo que está Chile hoy día no es prudente seguir subiendo las tasas de impuestos. Hoy la discusión es «mantengamos la recaudación en el nivel en que está, pero veamos cómo estibar esta carga». Y priorizar gastos en función a los recursos que se tienen. Para distribuir riqueza tenemos que generarla primero. Si crecemos al 5% se puede ir redistribuyendo esa mayor riqueza, si el país se estanca y crece al 2,5% al 3%, no hay nada que repartir, por lo tanto todos pierden.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: