Publicado el 24 noviembre, 2020

Guillier, Hertz y los otros legisladores que impulsan el “golpe institucional” para que caiga el gobierno

Autor:

Daniela Bas

Solo minutos después de que el Presidente Sebastián Piñera anunciara el domingo que llevaría al Tribunal Constitucional el proyecto del segundo retiro del 10%, parlamentarios de oposición salieron a “pedir el cargo” del Mandatario. Frases llamando a su renuncia o alentando a realizar elecciones anticipadas son cuestionadas de manera transversal por expertos constitucionalistas. “Va en contra de la noción misma de una república democrática”; “equivaldría a una crisis constitucional en cualquier país del mundo”, señalan. Hoy, incluso, un grupo de diputados presentará una reforma constitucional “para adelantar las elecciones de Presidente de la República, Diputados y Senadores para el próximo 11 de abril del 2021”.

Autor:

Daniela Bas

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“En un sistema presidencial como el que tenemos es del todo improcedente plantear elecciones anticipadas. Equivaldría a una crisis constitucional en cualquier país del mundo”. Así de taxativo es el abogado constitucionalista Javier Couso al ser consultado por los dichos de parlamentarios que llamaron a adelantar las elecciones presidenciales.

El hecho comenzó el domingo en la noche luego de que el Presidente Sebastián Piñera anunciara -haciendo uso de sus facultades- que recurriría al Tribunal Constitucional por el proyecto sobre el segundo retiro de fondos de pensiones, impulsado por la oposición. Pasadas las 21:00 horas, el ex candidato presidencial de la ex Nueva Mayoría, el senador Alejandro Guillier, escribió en su cuenta de Twitter: “En la élite dirigente debemos entender que Chile no resiste 16 meses más a Sebastián Piñera. Adelantar elecciones sigue siendo salida democrática lógica para recuperar gobernabilidad”.


El senador “no reparó” que esa medida no se encuentra contemplada en la Constitución ni que otras voces de la oposición cuestionara cómo algunos parlamentarios están dispuestos a todo, incluso “interrumpir mandato presidencial, lo que no ha ocurrido desde septiembre del 73 en Chile”, como señaló el diputado Pepe Auth.

Profundiza Couso: “Normalmente, en seis meses más empezaría la campaña presidencial, entonces es un poquito absurdo. Además, el Presidente sería elegido por el Congreso Nacional. ¿Qué legitimidad puede tener un Presidente elegido por un Congreso que está entre los que menos aprobación ha tenido en la historia de Chile? Ese sería el encargado de elegir al sustituto. Sería una crisis constitucional”.

“En un sistema presidencial como el que tenemos es del todo improcedente plantear elecciones anticipadas. Equivaldría a una crisis constitucional en cualquier país del mundo”, señala el constitucionalista Javier Couso.

Guillier no fue el único con esta postura. También plantearon que se terminara anticipadamente el período de un Mandatario democráticamente electo, diputados como Fidel Espinoza (PS); Carmen Hertz, Boris Barrera y Daniel Núñez (los tres del PC); Karim Bianchi (independiente); Tomás Hirsch (ex PH), y el ecologista Félix González. 
Si bien las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola no lo hicieron directamente, retuitearon el posteo de Hertz: “La única salida democrática posible es adelantar elecciones, no podemos seguir hundidos en el desgobierno”.


El asunto es que de “salida democrática” no tiene nada. El experto constitucionalista Jorge Correa Sutil, señala: “Me parece que interrumpir un mandato una vez que se tiene un tiempo determinado y no habiendo acusación constitucional es algo que va en contra de la noción misma de una república democrática”. El también ex subsecretario de Interior DC, explica que “no está contemplado el adelantamiento de las elecciones en la Constitución. La forma de hacer cesar un mandato, que fue elegido por 4 años, es a través de la acusación constitucional que tiene causales específicas”.

Y ante esto, Couso -también DC y académico de la UDP- opina que “si algún parlamentario considera que el Presidente cometió un ilícito constitucional puede acusarlo y eso ocurrió el año pasado y una mayoría de los parlamentarios consideró que no se había materializado ninguna causal para que el Presidente fuera acusado”.

Similar postura plantea el Víctor Manuel Avilés, académico de la U. de Chile y miembro del Tribunal Supremo de Renovación Nacional. “La causal de acusación del Presidente de la República es extraordinariamente restrictiva y es cuando ha violado abiertamente la Constitución, o sea, cuando lo ha hecho con desparpajo, llamativamente, prácticamente voceando que va a sobrepasar el marco constitucional. Bajo ningún respecto podría entenderse que el Presidente ha dicho eso, cuando lo que ha dicho es que va a utilizar una facultad constitucional precisamente para lograr que el Parlamento, a su vez, respete la Constitución y, por lo tanto, no me parece procedente”.

En este episodio nuevamente surgió el concepto de “parlamentarismo de facto” que acuñó hace unos meses el senador del PPD, Jaime Quintana. Así lo ve el experto constitucionalista y académico de la UDD, Sergio Verdugo. “Los parlamentarios asumen que la responsabilidad para conducir el gobierno la tiene el Parlamento y no el Presidente cuando estamos en un sistema presidencial. Parecen asumir que tiene que haber un Presidente que responda a los deseos de ellos, lo que obviamente no tiene mucha lógica en el contexto de un sistema presidencial, salvo que tengan una tesis de parlamentarismo de facto”.

El diputado socialista Fidel Espinoza no solo está en esta línea de acabar anticipadamente con el actual mandato sino que advierte sobre un posible nuevo estallido. Algo que los grupos más radicalizados vienen empujando particularmente desde el plebiscito constitucional.


Avilés subraya: “Si lo que están planteando es algo fuera del marco constitucional y sin que existan normas que regulen la posibilidad de adelantar las elecciones, claramente es un golpe a la institucionalidad”. Y explica que si alguien quisiera hacer ese cambio para introducir esa herramienta se debe “modificar la Constitución de conformidad a las reglas que actualmente están rigiendo, que requerirían 3/5 de los diputados y senadores en ejercicio”. Pero, a su juicio, el problema es otro. “La solución, en mi opinión, no va con adelantar una elección, lo cual solo es posible si hay una modificación constitucional, sino que tiene que ser de largo plazo, pasa por hacer ajustes al régimen de gobierno que está en la Constitución y la instancia de hacer eso es la Convención Constitucional”. Y plantea que el sistema proporcional que elige a los parlamentarios permite “que exista mucha atomización de partidos políticos y dispersión de votos, lo que complica que el Presidente de la República pueda tener mayoría en el Congreso”.

Si lo que están planteando es algo fuera del marco constitucional y sin que existan normas que regulen la posibilidad de adelantar las elecciones, claramente es un golpe a la institucionalidad”, dice el experto en Derecho Constitucional, Víctor Manuel Avilés.

Pero resulta que lo que planteó este grupo de legisladores, entre el domingo y ayer, no fueron “reformas a la Constitución” sino solo llamados a una caída del gobierno. Hirsch, por ejemplo, se refiere a un Presidente “interdicto”; Núñez planteó su “incapacidad para gobernar” y Bianchi, incluso usó términos como “cárcel o manicomio”.

Verdugo remata: “Lo que es poco democrático es que tuvimos elecciones el año 2017 para elegir a este Presidente, entonces, ellos están desconociendo esos resultados electorales”.

En la noche del lunes se dio a conocer que hoy martes un grupo de diputados de oposición, encabezados por Jaime Mulet (FRVS) y Rodrigo González (PPD) presentará una reforma constitucional para adelantar las elecciones de Presidente de la República, Diputados y Senadores para el próximo 11 de abril del 2021 “debido a la falta de respuestas desde el Gobierno y Parlamento y así legitimar el sistema democrático”, según argumentaron.

 

*Nota actualizada el martes 24 de noviembre a las 10:00 horas.

  1. Lamento mucho opinar por esta vez concordando con un personaje tan mediocre como Guillier.
    Este pobre País no se merece estar otro año con un desgobierno como el actual.
    Es de puro realismo opinar que tanto el Presidente como los Parlamentarios deben dar un paso al lado y permitir la realización de eleccciones anticipadas, aunque el metodo para lograrlo sea una triquiñuela constitucional

  2. Manuel Rojas Asenjo dice:

    Yo pienso que este GRAN PAIS, si bien es cierto no merece el Parlamento que tiene ni al Presiente, debe seguir en la senda constitucional y no saltarse ningun paso, ya aparecerá el GraN lÍDER QUE NECESITAMOS

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO