Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 07 de agosto, 2019

Genaro Arriagada: «Terminó el sistema binario, el bien y el mal, el sí y el no, la izquierda y la derecha»

Autor:

Javiera Barrueto

El ex ministro, y «cerebro» de la Democracia Cristiana subrayó que conquistar «las clases medias emergentes es la madre de todas las batallas». Incluso, se aventuró en señalar cuál podría ser la «clave del éxito de las fuerzas políticas: «El que sea capaz de conquistar el centro y no dejarse arrastrar hacia la derecha o hacia la izquierda puede tener una posibilidad cierta de ganar en la próxima elección».

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Prácticamente un viaje por el sistema político nacional fueron las palabras de quien es considerado como uno de los padres de la Concertación, Genaro Arriagada, durante su intervención en el seminario Económico de Grupo Security, “Forward o Rewind, ¿Qué le espera a Chile?”.

La exposición -de 30 minutos- del influyente DC, comenzó con la explicación que desde la «República Pelucona» hasta la «República de la Concertación», los ciclos políticos han tenido una duración de unas tres décadas y que «hoy estamos en un momento de inflexión de la vida política chilena».

Y si bien el ex ministro explicó que la Concertación fueron años de prosperidad y grandes avances, es un sistema que está “agotado”. Y planteó que hoy se ve «esta crisis de desacuerdos, muy tensa, donde la gente no lo pasa bien, a pesar de que el país tiene un crecimiento que no es malo. Si miro las principales economías de América Latina, Chile debe ser la que más crecimiento tiene, las cuentas fiscales están bien, la inflación baja. Pero hay un malestar hondo que los vemos todos días en la televisión, en la prensa”.

Además destacó que los últimos 30 años de historia nacional estuvieron marcados por la capacidad de lograr acuerdos. “Vivíamos en un país poco polarizado producto de un raro consenso (…). Toda esta transformación se produce en el momento en que también cae el Muro de Berlín y el mundo vive un raro consenso en el cual, conjuntamente con la caída del régimen soviético, emerge muy fuerte la democracia liberal, las dictaduras aparecen como las grandes perdedoras, surge un consenso en torno al capitalismo que es muy fuerte”.

Este es un país durante un tiempo largo la centroizquierda controló la presidencia, pero donde la derecha tiene un poder de estabilidad enorme que se lo da una votación muy significativa».

Y planteó la fuerza que han tenido las alianzas. “Este es un país durante un tiempo largo la centroizquierda controló la presidencia, pero donde la derecha tiene un poder de estabilidad enorme que lo da una votación muy significativa. Este es un periodo de gran estabilidad en las coaliciones”, afirmó.

Pero, ante la división que ha marcado a la ex Nueva Mayoría durante los últimos meses, Arriagada asegura desconocer la solución exacta. “Están cuestionados muchos de los mecanismos para solucionar nuestras diferencias políticas. Entonces, viviendo esta crisis en la cual sabemos que esto está muriendo, está agotado, pero no sabemos cuál es la nueva forma”.

«¿Hacia dónde va la micro?» Esa fue la pregunta que se realizó el ex ministro Segpres para adentrarse en algunos puntos que, según dice, podrían ser parte de una respuesta. “Estamos en presencia del hecho que terminó el sistema binario, el bien y el mal, el sí y el no, la izquierda y la derecha. Hoy día entramos en un sistema donde esto se rompe”, expresó.

En su análisis sobre la centroderecha destacó el rol de Evópoli en Chile Vamos. Resaltó el 4,3% de los votos que consiguió en la última elección el partido encabezado por Hernán Larraín Matte, pues sentenció que “son 3 décimas menos que las que sacó el Partido Comunista, la diferencia es que Evópoli tiene cuatro años y el PC tiene cientos. No hay que dejar de mirar qué es lo que puede significar este partido”.

La emergencia del Frente Amplio significó el giro hacia la izquierda de todas las fuerzas de la Concertación y de la Nueva Mayoría».

Planteó que atrás han ido quedando las discusiones sobre capitalismo y socialismo, ahora el debate se ha centrado en la desigualdad, migraciones, pensiones y envejecimiento.

“Aquí lo que tenemos es un mundo en que predomina la fuerza centrífuga y que está teniendo efectos bastante fuertes. La emergencia del Frente Amplio significó el giro hacia la izquierda de todas las fuerzas de la Concertación y de la Nueva Mayoría. Ese giro fue tan fuerte que, en definitiva, terminó quebrando el sistema”, aseveró.

Asimismo, continúa explicando que el surgimiento del Frente Amplio y de Acción Republicana desencadenaron que el sistema político actual se enfrente a una polarización. “En estos momentos tenemos dos tendencias muy fuertes hacia la polarización, una en el mundo de la centroizquierda que lleva a mirar de modo creciente hacia el FA y otra de polarización que va a obligar a muchos sectores de la derecha a mirar hacia Acción Republicana. Cuando hablo de José Antonio Kast no hay que olvidarse de que obtuvo el 8% de los votos”, señaló.

«Vamos caminando hacia una política de cinco esquinas»

Luego, en su análisis rememoró las elecciones presidenciales de 2017, puesto que después de la primera vuelta eran 10 los puntos que separaban a ambos bloques. “En tres semanas se dio un vuelco fundamental, Piñera ganó 10 puntos y Guillier perdió 10. ¿Por qué perdió 10 puntos? Porque mientras Guillier miró hacia la izquierda, Piñera miró hacia el centro. Así, logró un éxito sin precedentes que es obtener 10 puntos en cuatro semanas. La más alta votación que haya tenido un candidato presidencial de derecha”.

La clase media es constantemente tensionada entre pasiones frías o calmadas y pasiones calientes o violentas».

Así, describe como la “madre de todas las batallas” es “conquistar el centro y no dejarse arrastrar hacia la derecha o hacia la izquierda”. Es ahí, donde según explica, se generará la diferencia para ganar la próxima elección. Además sostiene que hay que hacer una especial lectura de las clases medias que, si bien suelen tender hacia políticas de centros, también pueden optar por respaldar las “políticas de ira”.

“La clase media es constantemente tensionada entre pasiones frías o calmadas y pasiones calientes o violentas. Las pasiones frías o calmadas aceptan más fácilmente la racionalidad y están dispuestas a morigerar su proyecto en aras de una razón, y en ese sentido quieren que los cambios sean compatibles con el orden. Pero también hay momento en que estos grupos medios se dejar arrastra por la emoción y suelen encaminarse a conductas irracionales”, sostuvo.

Ya en la parte final de su exposición, Arriagada recordó la tesis de la política de las cuatro esquinas desarrolladapor el senador Andrés Allamand. Eso sí, le hizo una modificación, y habló de las «cinco esquinas»

“En la derecha vamos a tener dos derechas en disputa. A este otro lado, vamos a tener no una centroizquierda, sino al menos tres. Una centroizquierda más moderada entre la DC y el PR, una izquierda más tradicional PS, PPD, con un problema muy complicado por qué hacen con el PC… pero eso es problema de ellos. Y a continuación el Frente Amplio con una política que hoy día, seamos francos, es más indignación que proyectos. Uno sobre la base de indignación no hace un programa, se pueden ganar votos, pero es difícil gobernar”, señaló Arriagada. «En consecuencia vamos caminando hacia una política de cinco esquinas».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: