Publicado el 14 de diciembre, 2019

Fuad Chahin (DC): «Yo hubiese votado a favor de la acusación en contra del Presidente»

Autor:

Pilar Molina

El presidente de la Democracia Cristiana critica el manejo que ha tenido el Mandatario desde que comenzó la crisis, pero dice que optó por no «emitir ninguna opinión para no condicionar» la votación de los diputados». El ex parlamentario plantea, además, que el acuerdo constitucional de la comisión técnica debe avanzar en el Congreso. «Lo aprobaremos como está y después lo mejoraremos en un proyecto paralelo».

Autor:

Pilar Molina

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Partido Comunista y el Frente Amplio vieron frustrado el jueves su intento de iniciar el camino de la destitución del Presidente Sebastián Piñera cuando la Cámara de Diputados acogió la «cuestión previa» presentada por la defensa del Mandatario. Así, la acusación constitucional en su contra quedó como «no presentada».

La votación fue 79 votos a favor y 73 en contra, contando con dos votos a favor del Partido Radical, dos independientes y cuatro de la Democracia Cristiana. Matías Walker (DC), René Alinco (IND), Pepe Auth (IND), Jorge Sabag (DC), Miguel Ángel Calisto (DC), Fernando Meza (PR), Manuel Matta (DC) y Carlos Jarpa (PR), fueron clave en el resultado.

En La Mirada Líbero en Agricultura, el presidente de la DC, Fuad Chahin, conversó con la periodista Pilar Molina, sobre esta votación de la oposición, que hizo caer el libelo contra el Presidente.

-¿Cuál fue su sensación después de la votación del jueves cuando cuatro diputados DC lograron parar la acusación contra el Presidente?

-Es evidente que hay sensaciones encontradas. La gravedad de lo que ha ocurrido en materia de Derechos Humanos donde hay informes bastantes consistentes, no solo Amnistía, Human Rights Watch, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, nos parece que aquí efectivamente tiene que haber una responsabilidad política, como a mi juicio ocurrió adecuadamente en el caso del ex ministro del Interior.

(El Presidente) trata nuevamente de instalar una lógica de enemigo público, y creo que se equivoca rotundamente. Después de esas declaraciones yo hubiese votado a favor de la acusación constitucional».

-¿Usted habría votado a favor de la acusación constitucional contra Andrés Chadwick?

-Sí, de todas maneras.

-¿Y contra el Presidente?

-Creo que era inoportuna la acusación. Lo dije, y creo que tampoco tenía mayor destino, porque todos sabemos que en el Senado se requieren dos tercios para poder aprobarlo, a diferencia de la acusación contra los ministros de Estado, que es con mayoría simple, y que por lo tanto, no tenía una viabilidad de ser eficaz. Pero el Presidente ha equivocado el rumbo. El mismo día en que se votaba la acusación constitucional se conocieron sus declaraciones en España donde vuelve de alguna manera a la teoría de la guerra, de la preparación militar, de la alta tecnología… Indudablemente hay grupos organizados que también han estado detrás de algún tipo de acto de sabotaje o vandálico, pero creo que ese no es el foco. Y él trata nuevamente de instalar una lógica de enemigo público, y creo que se equivoca rotundamente. Después de esas declaraciones yo hubiese votado a favor de la acusación. No quise emitir ninguna opinión para no condicionar la votación de nuestros diputados.

-Pero reconocer que hubo grupos organizados no significa que él esté violando los derechos humanos, ni omitiendo tomar las medidas sobre violación a los derechos humanos. De hecho él fue el que llamó a los organismos internacionales a que vinieran a Chile…

-Él fue el que instaló el discurso de la guerra. No estábamos ante una guerra. Efectivamente se instaló un discurso de guerra, y la inmensa mayoría de las personas que han sufrido heridas, que han perdido sus ojos o han sufrido lesiones oculares graves, que han sufrido bombas lacrimógenas, no estaban saqueando. Te invito a que puedas ver cómo actuaron las fuerzas de orden público cuando se realizaban saqueos, a cuando habían manifestaciones. Cuando se realizaban saqueos la mayoría de los casos, lo que se hacía era permitir que esto ocurriese, en lugar de enfrentarlo.

-¿Usted cree que con la Presidenta Bachelet esto hubiese sido distinto?

-Pero hoy le tocó gobernar al Presidente Piñera.

-¿Pero cree que carabineros habría actuado distinto, que carabineros estaba preparado para la magnitud de los saqueos y la violencia?

-Primero, creo que hay una crisis de Carabineros que no es responsabilidad del gobierno actual exclusivamente. En eso no hay ninguna duda. Tenemos una crisis institucional, operacional, de formación de nuestros carabineros y una crisis moral producto de lo que ocurrió en los casos de corrupción. Es urgente una reforma a Carabineros, tan estructural, que la dividiría en tres. Una institución con 60 mil personas, en que tienes que tener control de orden público, investigación, hasta el tema de tránsito, notificaciones… La verdad es que es imposible, tu deberías tener como en otros países, policías separadas y altamente especializadas desde sus proceso de formación en adelante, y toda una carrera orientada por ejemplo, a la policía comunitaria, tránsito, fronteras. Otra al ámbito de investigación con el más alto nivel, para desbaratar el crimen organizado, etc. Y otra especializada en control de orden público y fuerzas especiales.

El gobierno tiene que rectificar y recuperar algo de capital político, porque de lo contrario, vamos a tener dos años muy difíciles como país, y eso le hace mal a Chile».

-En materia de represión de manifestaciones violentas, usted le está dando la responsabilidad al Presidente Piñera al decir que hubiera votado a favor de la acusación constitucional. ¿Cree que carabineros habría actuado distinto si estuviera gobernando la Presidenta Bachelet?

-Es una pregunta que no corresponde, porque es una hipótesis. Le tocó gobernar al Presidente Piñera, el Presidente instaló el discurso de la guerra interna y, por lo tanto, el enemigo interno, que es algo que ha ocurrido en múltiples ocasiones en nuestra historia como país y siempre ha terminado de la misma manera. Con violaciones graves a los derechos humanos.

-¿Usted había vivido una crisis más grave que esta?

-No. Esta es la más grave y la peor manejada. Y creo que se agravó por la actitud del Presidente. Considero que hay una responsabilidad política ahí. No hay una responsabilidad penal, pero la responsabilidad política es de una naturaleza distinta a la penal.

-¿Usted no hubiera decretado estado de emergencia?

-La mayor cantidad de actos de violación no ocurren a propósito de los militares, que son los que tomaron el control en el estado de emergencia. Yo quiero valorar la actitud de los militares, particularmente del General Iturriaga que fue fundamental, y cuando el Presidente declara la guerra, él dice que no está en guerra. Si no tuvimos una situación muchísimo más grave con el estado de emergencia y con la presencia de los militares, fue gracias al general que estaba a cargo de la fuerza, a pesar del Presidente de la República. Porque su tono, su manera de enfrentar las cosas fue un aire de prudencia, de sentido común, que claramente faltaba en el Presidente de la República.

Quiero valorar la actitud de los militares, particularmente del General Iturriaga (…) su tono, su manera de enfrentar las cosas fue un aire de prudencia, que claramente faltaba en el Presidente de la República».

Alguien tiene que asumir la responsabilidad, porque cuando veíamos que aquí se incendiaba, se saqueaba, se cometían graves delitos, se hacía con total y absoluta impunidad, muchas veces a vista y paciencia de carabineros, que como excusa decían que no podrían ocupar la escopeta antimotines, pero resulta que eso es una falacia, porque esa no es una movilización social. Un saqueo es un delito flagrante, y el protocolo para poder enfrentar los delitos flagrantes es muy distintos al de la manifestación social. O sea, cuando alguien se estaba manifestando, ahí entonces se pueden utilizar escopetas, se le disparan bombas lacrimógenas en la cabeza, pero resulta que cuando se saquea dicen que se van a retirar porque no pueden hacer nada. Aquí es muy distinto, y hay protocolos diferenciados para poder enfrentar una movilización social que puede desbordarse, que puede transformarse en una movilización con hechos de violencia, y ahí tiene que actuar carabineros, naturalmente, pero con un determinado protocolo y algo muy distinto debe ocurrir cuando hay delitos flagrantes o cuando hay saqueo. Acá invito a que me muestren cuántos saqueadores están con un tipo de lesión ocular o sufrieron violaciones a los derechos humanos. Lo que ha ocurrido es que se reprimió, con fuerza, a los manifestantes.

-Pero hay dos mil seiscientos carabineros heridos, o sea, ellos han pagado con creces la violencia, muchos más que las víctimas civiles…

-Lamentablemente, y nos duele que ayer también un carabinero fue objeto de una acto absolutamente cobarde e inaceptable. Aquí hay gente que está llamando a matar a carabineros, no me cabe duda, y eso es inaceptable también. Pero el Presidente a mi juicio, instaló un escenario de confrontación interna en un momento en el que lo que se necesitaba era prudencia.

-¿Y eso habría detenido la violencia? ¿Llamar a la calma y decir que no hay un enemigo, cuando la gente estaba aterrada?

-Yo no rechacé el estado de emergencia, creo que efectivamente en ese momento el Ejército dio una cuestión de tranquilidad y mayor seguridad. Los estados de excepción constitucional están para utilizarlos cuando hay mérito para eso, pero a partir de ese discurso del Presidente, lo que se generó fue una efervescencia muchísimo mayor. Y creo que todavía el Presidente no es capaz de entender la profundidad de la crisis desde el punto de vista social.

-¿Qué responsabilidad tiene la oposición en este reventón? En la encuesta Cadem el Congreso tiene un 11% de evaluación positiva, igual que el PC, y la oposición, donde está la DC, tiene un 15%, mientras que los partidos de Chile Vamos tienen un 22%, mucho más arriba… La izquierda y centro izquierda, a pesar de la crítica dura que tienen en contra del Presidente por el manejo de la crisis, no ha cosechado en absoluto, al revés, se ha degradado más…

-Primero, indudablemente tenemos a un Presidente con bajísimos niveles de apoyo, y eso es malo para el país. Yo no me alegro, esa es una mala noticia. Tenemos un gobierno que le quedan dos años y es indudable que el gobierno tiene que rectificar y recuperar algo de capital político, porque de lo contrario, vamos a tener dos años muy difíciles como país, y eso le hace mal a Chile. Lo segundo, es que nuestras decisiones, como lo han sido siempre desde la DC no es como me perfilo yo o como se perfila necesariamente el partido, o como sacamos una ventaja, sino que cómo realmente contribuimos a que el país salga adelante.

-¿Y haber acusado al Presidente habría contribuido a sacar al país adelante?

-Nosotros no éramos partidarios de que se presentara esa acusación, por un tema de oportunidad, y están mis declaraciones ahí, y lo sostengo. En segundo término, una vez que está presentada, que yo no lo hubiese presentado, pero ahí la obligación, yo no soy parlamentario, pero si lo hubiese sido, es votar en conciencia de acuerdo al mérito, no solo jurídico, sino que también político. Y me parece que el conjunto de declaraciones desde el inicio de la crisis hasta ahora del Presidente han ido generando un clima de mayor confrontación, efervescencia y enfrentamiento que ha permitido que se generen tantos hechos de violencia graves en contra de no solo carabineros, también emprendedores, comercio, etc.

Las declaraciones del Presidente han contribuido a un clima de polarización que genera más violencia»

-¿O sea que el Presidente es culpable de una parte de la violencia?

-Me parece que las declaraciones del Presidente han contribuido a un clima de polarización que genera más violencia, lo digo con mucha responsabilidad, Segundo, se violaran de manera reiterada bastante generalizada y mucho más de lo que quisiéramos los derechos humanos, que son mínimos comunes que tenemos que darnos como sociedad.

-¿Qué crítica le hace a la oposición? Porque hoy en el Congreso lo que parece estar haciendo es aprobar lo que le es grato y popular, y todo el resto lo torpedea.

-Primero, no hay una oposición, hay distintas oposiciones, hay distintas maneras de enfrentar la oposición. Nosotros desde el día uno hemos estado siempre disponibles al diálogo, antes de la crisis, para evitar el bloqueo legislativo. Hoy no podríamos estar hablando de reforma de pensiones o reforma tributaria si no fuera por la DC, porque nuestros diputados aprobaron la idea de legislar en su momento, con los costos que eso significaba para poder abrir el debate. Si no hubiesen estado los votos de los diputados de la DC hoy día no podríamos ni siquiera estar discutiendo una reforma previsional o tributaria. Y eso quiero subrayarlo, porque a veces se olvidan las actuaciones responsables que han permitido el diálogo. El primero que estuvo dispuesto a ir a La Moneda a conversar con el Presidente el día martes, después del 18 de octubre, fui yo como presidente de la DC, y se sumaron luego Carlos Maldonado (PR) y Heraldo Muñoz (PPD). Fuimos los únicos tres presidentes de partido de oposición que fuimos a La Moneda, y hemos pagado costos por eso.

-¿Cuales son los costos?, ¿Las funas del PC y del FA?

-Hay muchas críticas porque algunos estimaron que eso era ir a prestarle ropa al Presidente y nosotros estimamos que era sentarse a conversar, para buscar un camino de salida a una crisis profunda que estaba viviendo nuestro país. A mí, por ir a esa reunión, algunos militantes del partido hicieron circular una carta pidiéndome la renuncia. Lo que menos hemos buscado es la comodidad interna, ni mucho menos, si no que pensar en el país.

-¿Y cree que la oposición está pensando en el país, o está tratando de sacar provecho de esta crisis?

-Quiero reiterar, hay distintas oposiciones. Luego de eso, lo que ocurrió es que el Presidente, nos dimos cuenta en esa reunión, no tenía conciencia de la profundidad de lo que estaba ocurriendo. Es más, minimizó absolutamente el descontento social que estaba detrás y estaba esta tesis de la organización. Lo mismo que está diciendo hoy. Y resulta que eso fue un día martes, y el viernes tenía una millón y medio de personas en las calles.

-¿Y la respuesta social que ha dado, de medidas sociales, a usted lo satisface?

-En absoluto. Tremendamente superficiales. Es poquito más de lo mismo que estábamos conversando antes de la crisis.

-Antes nadie pensó en duplicar la pensión básica solidaria, subir el ingreso mínimo a 350 mil pesos, eso no estaba dentro de las posibilidades…

-No subió el ingreso mínimo. Puso plata fiscal para subsidiar el ingreso mínimo, para que seamos precisos. En materia de pensiones, y de reajuste de la pensión básica solidaria, estábamos conversando con el ex ministro Monckeberg, antes de la crisis, un reajuste poquito menor de lo que al final se terminó acordando en pensión básica solidario, pero todavía no hay nada en el Pilar Contributivo. Quiero destacar una cosa. El Acuerdo por la Paz y una nueva Constitución, eso habla bien, eso fue a pesar del gobierno. Fue entre Chile Vamos y la oposición. De todo, desde la UDI hasta el FA, los que firmaron del FA naturalmente, mostramos una madurez y una generosidad, y hay que defenderlo y cuidarlo, porque eso fue desde los partidos, desde el Congreso, y es un acuerdo que tenemos que defender, cuidar y sostener con mucho carácter y personalidad.

-¿Y lo van a votar tal como está? Porque en la comisión se vota esta semana

-El lunes se vota en la comisión y el martes en la Sala. El acuerdo del 15 de noviembre se va a cumplir, ojalá se pueda mejorar el acuerdo, hay que aprobarlo de la mejor manera posible. Si es que no es así, si no hay disposición de la UDI que ha bloqueado las mejoras, lo aprobaremos como está y después lo mejoraremos en un proyecto paralelo.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: