Publicado el 09 de diciembre, 2019

Encargado de Inteligencia de Guaidó en EE.UU. revela las técnicas del gobierno de Maduro para «destruir la democracia» en Latinoamérica

Autor:

Emily Avendaño

Iván Simonovis entregó detalles de un encuentro secreto ocurrido en noviembre en una instalación militar en Caracas, en el que participó el dirigente de la CAM, Héctor LLaitul. Allí se acordó que dictaría un foro sobre guerra política en el continente y potenciaría un programa que se aplica en comunidades yendo a cada casa con un discurso de adoctrinamiento. Este año han viajado a Caracas al menos otras tres activistas vinculadas al Frente Amplio y al Partido Comunista.

Autor:

Emily Avendaño

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En el perfil de Twitter de Iván Simonovis abundan los mensajes exigiendo, una por una, la libertad de los casi 400 presos políticos que hay actualmente en Venezuela. Él mismo antes de escapar de su arresto domiciliario, el 16 de mayo, y ser designado por el Presidente encargado Juan Guaidó, como Comisionado Especial de Seguridad e Inteligencia de la Embajada de Venezuela en EE.UU., era uno de los presos de conciencia más antiguos del chavismo. 

Fue detenido en noviembre de 2004, acusado por el gobierno de Hugo Chávez de las 19 muertes que se produjeron durante el fallido golpe de Estado de abril de 2002, conocida como la masacre de Puente Llaguno. En ese entonces, él era jefe de seguridad ciudadana de Caracas, y tenía a su cargo la policía del área metropolitana.

En 2009 fue declarado culpable y condenado a cumplir una condena de 30 años, castigo que se mantuvo aunque tres años después el ex magistrado Eladio Aponte Aponte, quien había pedido protección a las autoridades estadounidenses confesó -de forma escrita, notariada y apostillada- que debía mantener a Simonovis preso, junto a otros comisarios y policías por órdenes de Chávez. El juez reveló que elaboró el fallo sin siquiera leer el expediente: “La orden que expresamente me dio el Presidente Chávez era salir de eso de inmediato, sin más tardanza”.

En consecuencia, Simonovis pasó nueve años recluido en la cárcel Militar de Ramo Verde, en los que solo veía la luz del sol durante diez minutos al día, lo que devino en diversos padecimientos crónicos. El arresto domiciliario se le concedió en 2014; y logró un indulto de Guaidó el 30 de abril de este año, el puntapié que necesitaba para concretar su escape. 

Simonovis es criminalista, consultor y detective; y por muchos años se le consideró como uno de los policías mejor entrenados de Venezuela. En el cargo que ahora ostenta tiene comunicación directa con agencias de seguridad estadounidenses como la CIA y la DEA, de acuerdo con el anuncio del embajador de Guaidó en EE.UU., Carlos Vecchio y, lo que parece ser más importante aún, conserva contacto directo con funcionarios activos de las fuerzas del orden venezolanas.

Gracias a eso hizo una denuncia el pasado 25 de noviembre. “Recientemente tuvo lugar una reunión en Fuerte Tiuna en Caracas, con resguardo de la Casa Militar, donde se plantearon diferentes puntos y planes a seguir por la izquierda socialista en Latinoamérica… Con el apoyo de grupos terroristas, la izquierda socialista trabaja en un agresivo plan de destrucción masiva de la democracia en Latinoamérica”, alertó. Uno de los asistentes al encuentro, denunció, fue el líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) Héctor Llaitul.

Esta reunión secreta se suma a otros encuentros más públicos de los que se han recibido antecedentes en las semanas previas. Primero fue Doris González, vocera del Movimiento de Pobladores Ukamau y militante del Partido Comunes, quien participó en la jornada final del I Congreso Internacional de Comunas, el 20 de octubre en Caracas. Durante la cita fue el propio Nicolás Maduro el responsable de presentarla. A cambio, González describió el modelo de gestión municipal chavista como un ejemplo de «construcción de poder popular».

Después fue el turno de Florencia Lagos Neumann, hija del ex secretario general del PC y ex presidente del directorio de la U. Arcis, Juan Andrés Lagos, y de la ex rectora de esa casa de estudio, Elisa Neumann. La ex agregada cultural en Cuba durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet fue la encargada de entregar la declaración del I Congreso Internacional de Comunicación también realizado en Caracas. En su alocución, Lagos Neumann llamó al Presidente Sebastián Piñera «dictador» y realizó, al menos, 9 afirmaciones falsas sobre el estallido social.

Y meses antes de que se desataran las manifestaciones del 18 de octubre, la vocera de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) y militante de las Juventudes Comunistas, Valentina Miranda, viajó a fines de mayo a la capital de Venezuela para participar del XVIII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes. Miranda estuvo el 5 de diciembre en la comisión que analiza la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, en el Congreso.

Por su parte, Esteban Silva, miembro del Movimiento Democrático Popular -que hasta hace unos días era parte del Frente Amplio- y de la Mesa de Unidad Social, asistió al Foro de Sao Paulo en Venezuela.

«Qué pretenden: mantener ese discurso de que para ellos lo importante son las clases con menos recursos, hablar sobre la igualdad para todos, con el discurso socialista clásico. Esa es la pantalla, la fachada, cuando eventualmente se están reuniendo para otros fines, actividades ilegales y perniciosas totalmente, que tienen la intención de causar todo tipo de problemas y sabotajes a nivel latinoamericano», explica Simonovis a El Líbero.

«Héctor Llaitul iba a dar un foro sobre guerra política en el continente»

-¿Exactamente qué información maneja sobre la reunión que hubo en la instalación militar Fuerte Tiuna?

-Hay un grupo de funcionarios activos que están en Venezuela, que me reportan sobre eventos importantes. Me informaron sobre unos invitados especiales, que se estaban custodiando y me dieron los nombres de quiénes se trataba. Aparecía este señor chileno y un guerrillero importante de las FARC, Hernán D. Velásquez Saldarriaga, alias “El Paisa Montero”; y decidí poner atención a todo esto. Empezamos a hacer seguimiento hasta que un día, que prefiero no describir porque eso pondría en riesgo a la gente que me informa a mí, hubo una reunión en Fuerte Tiuna. El encuentro estaba siendo protegido, custodiado, por Casa Militar, que se encarga de la seguridad del Presidente. Si utilizan la Casa Militar para la seguridad de unas personas es porque se trata de una reunión extremadamente grande. 

-¿A qué acuerdos se llegó en esa reunión?

-En esa reunión plantearon que era importante retomar los convenios que se habían firmado durante el Foro de Sao Paulo -que este año se reunió en Caracas-, se acordó también iniciar un nuevo plan de entrenamiento para los colectivos -grupos de civiles armados que operan en Venezuela bajo el amparo del chavismo-, eso en Venezuela. De ese plan de entrenamiento se iba a encargar las FARC, con una duración de 15 días a 1 mes. Luego está la asistencia de estas dos personas emblemáticas que son Hernán Velásquez, conocido como «El Paisa» y Héctor Llaitul, quien inclusive iba a dar un foro sobre guerra política en el continente e iba a trabajar mucho en lo que ya venía haciendo, que es el tema de los movimientos indígenas. Ellos iban a potenciar un programa que tienen en Chile, entiendo yo, que se llama 1×100, que se aplica en comunidades yendo a cada casa con un discurso de adoctrinamiento.

-¿Este foro sobre guerra política iba a ser durante esta misma visita o él iba a volver posteriormente a dar esa charla?

-No creo que haya sido en ese momento que se dio la visita, sino que el compromiso de Llaitul era no sé si vía Internet, o con presencia personal, simplemente se habló que él daría un foro sobre guerra política, pero no sabría puntualizar si era inclusive en ese viaje o si regresaría o en donde específicamente se daría.

-¿Cuántos días estuvieron estas personas en Caracas?

-Una semana.

-¿Tiene más antecedentes de Llaitul? ¿Si ha ido antes a otros encuentros similares o tendrá alguno en el futuro?

-De antes no tengo conocimiento. Si te soy sincero, desconocía su existencia, no entra dentro de mi ámbito de focalización de problemas, ya que es un problema muy local en Chile. No era, ahora lo es. Ya entró en el radar. No es igual hablar, por ejemplo, de un miembro de la guerrilla colombiana, ampliamente conocido, el tercer hombre de las FARC, es diferente. En el caso de LLaitul no era así, era una persona que recién estábamos conociendo. Su perfil a nivel internacional es bastante bajo. Ahora no, ahora definitivamente afecta a la región, y hasta que se presentaron los problemas en Chile estoy seguro que no había estado en reuniones en Venezuela de esta magnitud, quizás habrá ido a una cosa más discreta, pero a una reunión de este nivel, no. Ya el hombre entró a las «grandes ligas» y cuenta con el apoyo del régimen. 

Héctor Llaitul, quien inclusive iba a dar un foro sobre guerra política en el continente e iba a trabajar mucho en lo que ya venía haciendo, que es el tema de los movimientos indígenas. Ellos iban a potenciar un programa que tienen en Chile, entiendo yo, que se llama 1×100, que se aplica en comunidades yendo a cada casa básicamente con un discurso de adoctrinamiento».

“Están aprovechando la ola para causar problemas en los países que ya no pueden controlar”

Fuentes consultadas en La Araucanía confirmaron la existencia del método 1×100. Explicaron que es el método que emplea la CAM para aleccionar o arengar a sus “células”, que consiste en que un dirigente tiene que visitar y moverse por el territorio para difundir mensajes políticos. “Por muy radicales que sean no los puedes detener por eso”, aclararon. 

Para Simonovis, sus dichos con respecto a estos grupos que buscan desestabilizar las democracias latinoamericanas se confirman, por ejemplo, con las declaraciones de las autoridades bolivianas del 3 de diciembre, cuando el ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, acusó a Nicolás Maduro y su segundo Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, de financiar “el terror” vivido por los bolivianos. 

Estos movimientos socialistas se están atribuyendo que todo esto es por el renacer de un nuevo movimiento de izquierda, y eso es totalmente incierto. Ellos están aprovechando la ola para causar problemas en los países que ya no pueden controlar».

De acuerdo con la investigación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Bolivia, constataron el ingreso a su territorio de Facundo Molares, alias Camilo, y miembro de las FARC, quien llegó a Bolivia en octubre desde Venezuela, a bordo del mismo avión en el que viajaba el colombiano domiciliado en Venezuela Pedro Carvajalino, quien además conduce un programa en el canal estatal Venezolana de Televisión llamado Zurda Konducta. Según la investigación boliviana, la pareja de Carvajalino es hija del comandante general del ejército venezolano, Alexis Rodríguez Cabello, primo hermano de Diosdado Cabello.

Las autoridades bolivianas también vincularon al otro conductor de Zurda Konducta Oswaldo Rivero. La policía asegura que Carvajalino creó una cuenta falsa con el nombre de la Presidenta interina Jeanine Áñez desde donde compartía mensajes para provocar a los seguidores de Evo Morales. “El tema de la alteración del orden público, el tema de fomentar el caos en Latinoamérica tiene su origen en Venezuela, con el régimen de Maduro”, afirma Simonovis.

-¿Estos movimientos no surgirían entonces de legítimas demandas ciudadanas?

-Hay actividades sociales o movimientos sociales que son espontáneos, originales. Nacen porque sencillamente en cualquier parte del mundo, cuando la sociedad se encuentra en desacuerdo con algo protesta, por las razones que sea. Sin embargo, estos movimientos socialistas se están atribuyendo que todo esto es por el renacer de un nuevo movimiento de izquierda, y eso es totalmente incierto. Ellos están aprovechando la ola para causar problemas en los países que ya no pueden controlar porque el panorama a nivel latinoamericano ha ido cambiando, ya no es todo rojo por poner un color; y ellos están perdiendo el control. Para muestra, insisto, lo que pasó en Bolivia. Por otro lado, al régimen de Maduro le interesa muchísimo este tipo de cosas porque dejas de hablar de Venezuela para hablar de otros países. Cuando en Chile hay una manifestación, de la magnitud de las que se han dado allá, obviamente los medios voltean su mirada y eso desenfoca el tema sobre Venezuela y para el régimen eso es absolutamente importante y necesario. Hacer ver que las cosas no solamente están mal en Venezuela sino en Latinoamérica o en el resto del mundo y que ellos no son los únicos que tienen problemas. 

Su perfil a nivel internacional es bastante bajo. Ahora no, ahora definitivamente afecta a la región, y hasta que se presentaron los problemas en Chile estoy seguro que no había estado en reuniones en Venezuela de esta magnitud, quizás habrá ido a una cosa más discreta, pero a una reunión de este nivel, no. Ya el hombre entró a las Grandes Ligas y cuenta con el apoyo del régimen.

-En los últimos días hemos visto informaciones de distintos dirigentes vinculados al Frente Amplio y al Partido Comunista, que han estado en Caracas participando, quizás no de reuniones tan secretas, pero sí en foros o congresos que organiza el chavismo. 

-Esos foros o reuniones son públicas y comunicacionales, al serlo yo no tengo que investigar mucho. Están ahí, en los medios, no están ocultando nada. Luego, hay reuniones en las cuales se acuerdan cosas de las que no quieren que el mundo se entere, como por ejemplo, dar una conferencia sobre guerra política o el entrenamiento de los grupos paramilitares en Venezuela. Qué pretenden: mantener ese discurso de que para ellos lo importante son las clases con menos recursos, hablar sobre la igualdad para todos, con el discurso socialista clásico. Esa es la pantalla, la fachada, cuando eventualmente se están reuniendo para otros fines, actividades ilegales y perniciosas totalmente, que tienen la intención de causar todo tipo de problemas y sabotajes a nivel latinoamericano y extender el problema venezolano. Yo no hago seguimiento a esos foros, la información está allí, y a quienes asisten los celebran con bombos y platillos; pero detrás de todo eso existen planificaciones para alterar el orden y la paz en Centroamérica y Latinoamérica.

“Venezuela se ha convertido en el nicho de protección de narcotraficantes, terroristas, guerrilleros y criminales de cualquier tipo”

Desde mediados de noviembre, el Ministerio Público ha podido confirmar la existencia de personas vinculadas al narcotráfico detrás de los saqueos. De Venezuela, hay cierto acuerdo regional de que opera como un narcoestado, al cual están vinculados altos funcionarios del régimen, uno de ellos el viceministro del área económica de Maduro, Tareck El Aissami, quien además aparece en las listas de los más buscados de Estados Unidos, quien, según sus investigaciones, tuvo “un papel central en el lavado de dinero de organizaciones terroristas islámicas y en la distribución de pasaportes falsos a miembros de Hezbollah, la Guardia Revolucionaria iraní y otros grupos islámicos cuando se desempeñó como ministro de Interior y Justicia”.

Ya como comisionado especial de seguridad, Simonovis denunció que un grupo de sirios llegó a Venezuela para escoltar a El Aissami y ha afirmado que está trabajando para desarmar todos los grupos irregulares que operan en Venezuela. Además, el diputado venezolano Carlos Paparoni denunció recientemente que el oro venezolano ha sido utilizado para obtener euros, que finalmente terminan en manos de grupos extremistas radicales ligados al terrorismo como Hezbollah. 

Simonovis ha sido enfático en afirmar que las FARC pudo renacer gracias al apoyo y financiamiento de la dictadura que dirige Maduro.

-¿Usted cree que podría haber algún tipo de relación entre el narcotráfico venezolano y el chileno, pensando en que las autoridades han apuntado a estos últimos como los responsables de los saqueos ocurridos en los últimos 50 días?

-Yo he dicho en varias oportunidades que Venezuela se ha convertido en el nicho de protección de narcotraficantes, terroristas, guerrilleros y criminales de cualquier tipo. Así como existen fuerzas especiales que comparten información a nivel mundial, como por ejemplo, la Interpol. Yo diría que los criminales hacen lo mismo en su área criminal. Sería iluso no imaginarse que estos grupos de narcotraficantes de alguna forma estén compartiendo información, o estén copiando métodos, para hacer lo que están haciendo en Chile. Sería irresponsable de mi parte afirmarlo, puesto que no es parte de las cosas que he estado investigando, pero yo diría que hay 90% de probabilidades de que estos grupos estén vinculados y trabajando en equipo, entre comillas, para lograr estos objetivos. Lamentablemente Venezuela se ha convertido en un mal ejemplo. No el venezolano, sino el régimen venezolano. Yo no podría asegurar que sí existe un vínculo, no tengo información o pruebas, pero el sentido común me dice que tiene que haber. 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: