Este abogado de la Universidad Católica aún no llega a los 30 años, pero tiene un tiempo ya en las lides políticas, como dirigente del gremialismo en su universidad enfrentó más de un proceso electoral. Ahora como abogado, y profesor en Facultad de Gobierno Universidad del Desarrollo, Jaime Flores busca ser constituyente por el Distrito 10 que incluye las comunas de Santiago, Ñuñoa, Macul, La Granja, Providencia y San Joaquín.

En las cuatros preguntas de El Líbero, señala que busca representar a «aquellos que desde octubre del 2019 se han decepcionado de los políticos» que no le han hecho frente a la violencia.

-¿Por qué alguien debería votar por usted para constituyente?

-Porque prometo representar con honestidad y convicción a los que hoy no tienen voz. Aquellos que desde octubre del 2019 se han decepcionado de los políticos que no han sido capaces de hacerle frente a quienes a través de la violencia han destruido los sueños y la tranquilidad de tantas familias. 

Porque quiero ser una nueva voz de derecha que sepa defender aquellas cosas que en nuestro país funcionan bien, pero que tenga la claridad de entregar soluciones de futuro a las injusticias que sufren miles de chilenos.

-¿A qué irá usted a la Convención Constitucional si resulta electo?

-A trabajar por Chile, por construir un Chile más justo, donde todos tengan las mismas oportunidades de surgir, un país donde se valore el mérito y el trabajo. Un Chile donde el lugar donde naciste no determine quién llegarás a ser. A fortalecer y proteger nuestra democracia, una que excluya a los violentos y a quienes legitiman la destrucción. A poner en el centro a las personas y la familia, poniendo como prioridad el derecho a vivir sin miedo, haciéndole frente a la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo que no deja dormir tranquilos a tantos chilenos. 

-Si tuviera usted la oportunidad de redactar un solo párrafo en la nueva Constitución, ¿cuál sería?

-Procuraría mantener la estructura que hoy contiene el artículo 1º de la Constitución, en el sentido de reconocer a las personas y su dignidad como el centro de las preocupaciones del Estado, al rol fundamental que cumple la familia en nuestra sociedad, y el principio de servicialidad del Estado, por el cual el Estado está al servicio de la persona humana, y no al revés, de forma de promover el bien común y la realización material y espiritual de todas las personas.

-Si tuviera usted la oportunidad de mantener en la nueva Constitución un solo párrafo de la Constitución actual, ¿cuál sería?

-El artículo 19 nº 1: “(La Constitución asegura a todas las personas) el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta