Publicado el 19 de mayo, 2020

El riesgo de estallido por la pandemia que advierten los economistas

Autor:

Sebastián Edwards

Cecilia Cifuentes, Joseph Ramos, Bernardo Fontaine, Félix de Vicente y Andras Uthoff desmenuzan las poco esperanzadoras cifras económicas y sus consecuencias sociales y políticas producto del coronavirus. «Aumento de pobreza y de indigencia bien importantes»; «el Estado no va a tener plata para pagar derechos sociales que muchos pensaban», y «después de esto puede ser que nazca un nuevo estallido social», entre las alertas que plantean los economistas consultados por El Líbero.

Autor:

Sebastián Edwards

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Barricadas, encapuchados, piedras por los aires… y no era Plaza Italia. La escena se vio ayer en calles de la comuna de El Bosque, sector sur de Santiago. Primero comenzó como una protesta de vecinos que criticaban la falta de ayuda del municipio, luego de todo el Estado y terminó escalando en violentas manifestaciones.

De hecho, el gobierno habló de la «pandemia social» que tiene «componentes económicos, sociales muy difíciles de enfrentar, que la cuarentena total puede llegar a ser muy dura para muchas familias sobre todo las que viven en lugares más vulnerables», como señaló ayer la vocera Karla Rubilar.

La crisis económica ya se comienza a sentir en el país y tal como dijo el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri hace unos días, «los vecinos se me están muriendo de hambre», el tema es una de las prioridades de las autoridades. Y una de las principales preocupaciones y advertencias de los expertos.

Ya en los primeros días de abril el Informe de Política Monetaria del Banco Central (IPoM) realizó un ajuste en sus proyecciones de crecimiento para Chile en 2020 que fluctuaría entre -1,5 y -2,5%. Haciendo una comparación, estos indicadores serían iguales o peores a los detectados en la crisis de la década de los ochenta, cuando la economía se contrajo 11% en 1982 y 5% en 1983.

A esto se suma la caída de la actividad económica del mes de marzo en 3,5% en comparación con el mismo mes del año anterior siendo las actividades más perjudicadas los servicios -como educación, transporte, restaurantes y hoteles- y el comercio.

Ante esta situación, la economista y Directora Ejecutiva del ESE Business School de la Universidad de los Andes, Cecilia Cifuentes, advierte que «vamos a tener caídas de dos dígitos en el corto plazo. Caídas de Imacec que puedan alcanzarse a niveles del 10%. Este nivel no se veían desde la crisis de la duda del 1982″.

El Estado no va a tener plata para pagar derechos sociales que muchos pensaban. El coronavirus se comió el financiamiento de los derechos sociales de la nueva Constitución», advierte el economista Bernardo Fontaine.

La semana, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió sobre el aumento de la pobreza y la indigencia en la región por la pandemia de coronavirus. En el informe, advierten que «se deterioraría la situación económica de al menos un 15% de estas personas. 16,7 millones pasarían a pertenecer a estratos de bajos ingresos, pero aún fuera de la pobreza, en tanto que 2,5 millones quedarían en situación de pobreza, principalmente no extrema».
Frente a este punto, Cifuentes señala que «los sectores de mayores ingresos tienen una mayor capacidad de adaptación. Poder controlar la distancia social es más fácil para sectores de altos ingresos. Vamos a tener aumentos de pobreza y de indigencia bien importantes». Pero advierte que «no hay que tirar toda la casa por la ventana» y controlar el gasto fiscal, ya que «no sabemos si este es el peor momento de la crisis sanitaria. Hay que esperar, a lo mejor una semana, para ver lo que está pasando con los contagios».
Vamos a tener aumento de pobreza y de indigencia bien importantes, pero no hay que tirar toda la casa por la ventana (…), no sabemos si este es el peor momento de la crisis sanitaria», señala la economista de la U. de los Andes, Cecilia Cifuentes.

Opinión que comparte el ex decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, quien afirma que «las medidas que se han tomado son razonables y si pueden ser más, mejor. Todo depende de cuán larga será esta situación sanitaria. Si uno supiera a ciencia cierta que este confinamiento termina uno quisiera que los apoyos a las empresas fuera más fuerte para que así reduzcan sus gastos. Hay que guardar cartuchos y los recursos fiscales actuales».

Ramos considera que la economía caerá en un rango entre un 2% y un 4,5%; y que el Imacec de abril va a sufrir una caída de un 7%, ya que «la gente no está produciendo y, por ende, no hay mayores gastos».

Otros aspectos políticos y sociales aborda el economista Bernardo Fontaine. Considera que un agravamiento de la crisis económica puede traer consigo «consecuencias políticas a considerar». En ese sentido, indica que «la crisis va a llevar a que se exacerbe el populismo. Parlamentarios de oposición proponen expropiación de ahorros previsionales para financiar el Estado y, por otra parte, y hay un sector de Renovación Nacional que está proponiendo impedir a los bancos recurrir a Dicom respecto del estado de sus deudores». Subraya: «Con la primera propuesta no suben las pensiones y en la segunda  los bancos no sabrían si la persona está al día o está atrasado y no va a poder hacer prestaciones. ¿Cómo le prestas plata a un señor que ya está quebrado?».

A su vez, advierte que «la consecuencia política de la crisis económica será que con nueva Constitución o no, el Estado no va a tener plata para pagar derechos sociales que muchos pensaban. El coronavirus se comió el financiamiento de los derechos sociales de la nueva Constitución».

Después de esto puede ser que nazca un nuevo estallido social, para esto debe haber una ayuda económica significativa para calmar una situación futura de estas características», apunta el académico de la FEN, Andras Uthoff.

En relación a las cifras, el ex ministro de Economía, Félix de Vicente, asegura que «vamos a terminar este año 2020 por lo menos con un déficit de 10% del PIB y una deuda externa cercana al 35% del PIB chileno, lo que nos deja muy mal parados». Y añade que el mayor impacto se verá en el desempleo que «va a estar arriba del 15%».

El ex secretario de Estado remarca además que uno de los sectores más golpeados será la construcción, en un contexto en que la tasa de contagios en lugares con hacinamiento ha aumentado y esperan una ayuda para paliar esta situación. «Este sector va a caer en al menos un 60%», afirma. Sin embargo, dice que «se va a salvar la agricultura ya que la gente tiene una mejor calidad de vida en el campo, en lugares donde no está tan presente el virus, y por otro lado, va a tener probablemente precios altos porque el dólar se va a mantener».

Una postura de mayor gasto es la que  plantea el economista académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Andras Uthoff.  Advierte que «lo que está cambiando es el concepto de vulnerabilidad. Si antes había una institucionalidad para la que antes eran vulnerables, las personas en situación de pobreza, hoy se amplía a los que debido a la crisis sanitaria se ven perjudicados en el empleo».

En ese sentido, plantea que «después de esto puede ser que nazca un nuevo estallido social, para esto debe haber una ayuda económica significativa para calmar una situación futura de estas características». Y sentencia: «En términos de políticas públicas, los economistas necesitamos dimensionar la magnitud de un choque externo. En consecuencia, las cifras que nosotros vemos lo más probable es que empeoren y se agudicen».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete