Perdieron “la batalla de todas las batallas” pero terminaron ganando. Es la paradoja que resume la posición en que quedó el Partido Comunista en el gobierno de Gabriel Boric tras la debacle electoral que vivieron en el plebiscito constitucional.

En el rediseño original del cambio de gabinete, el partido que dirige Guillermo Teillier quedaba a cargo de la estratégica Subsecretaría de Interior, con la nominación del comunista Nicolás Cataldo.

Subsecretario de Desarrollo Regional, Nicolás Cataldo (PC)

Pero tras la filtracion de una serie de tuits en que descalificaba a Carabineros, el Presidente debió dar marcha atrás minutos antes de la ceremonia y mantener en el cargo al socialista Manuel Monsalve.

Tras el traspié, el gobierno informó que Cataldo regresaba a la Subsecretaría de Educación, su cargo anterior desde marzo pasado.

Sin embargo, el fuerte reclamo de Teillier al propio Boric obligó al Mandatario a “compensar” al PC con la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo.

La conversación privada con Boric que filtró Teillier y molestó a Tohá

En diálogo con radio Nueva Mundo -que pertenece al PC- Teillier filtró las conversaciones que sostuvo con el Presidente.

 “Yo de alguna manera tengo que ver esta situación, yo soy responsable de los nombramientos”, reveló Teillier que le habría dicho el Mandatario. Al otro día, Boric le informó que “Cataldo estaba listo en el cargo de la Subdere”.

Esa filtración fue duramente criticada por la ministra del Interior y Seguridad Pública, Carolina Tohá: “No me parece bien que se revelen conversaciones con el Presidente y no entiendo cómo pudo suceder algo así«.

El líder comunista tuvo que reconocer que “hubo un error en este caso, si así lo considerara el Presidente. Lo que menos quiero es menoscabar la figura del Presidente, no era esa mi intención”.

El poder de la Subdere: administra más recursos que 12 ministerios

Con el reclamo de Teillier, el PC salió ganando ampliamente en términos políticos.

Ello, ya que la Subdere tiene un presupuesto este año de $687 mil millones (US$764 millones), y muchos programas de alto impacto social y territorial.

De hecho, ese presupuesto supera los recursos de 12 carteras del gobierno, como Hacienda, Ciencia (que dirigía Flavio Salazar, un PC que sacaron), Deporte, Cultura, Energía, Cancillería, Mujer, Medio Ambiente, Minería, Bienes Nacionales, Segegob y Segpres.

Fuente: Presupuesto público 2022, Dipres

Los $213 mil millones a discreción que maneja Cataldo

El poder de la “chequera” del Subdere es legendario en La Moneda. La Subsecretaría fue creada en la década de los 80´, pero fue con la democracia cuando surgió su fama de «billetera electoral».

Y es que si bien la discrecionalidad que tenía el organismo se ha ido reduciendo en el tiempo, gracias a exigencias de gasto contempladas en las leyes de presupuestos, aún quedan importantes programas asignados “a dedo”, explican a este diario ex autoridades.

Hoy dicha discrecionalidad radica, principalmente, en cinco programas de la Subdere: fondo de recuperación de ciudades; programa de revitalización de barrios e infraestructura emblemática; mejoramiento urbano y equipamiento comunal; mejoramiento de barrios; y tenencia responsable de mascotas.

Ese monto ha sido aumentado dos veces durante el gobierno de Boric. El presupuesto contemplado en el presupuesto 2022 fue de $105 mil millones.

Las asignaciones “a dedo” se sustentan en que los recursos no se entregan como en las licitaciones públicas, donde hay ofertas técnicas y económicas que compiten. En esos programas, es directamente el subsecretario quien revisa los antecedentes y dispone los recursos caso a caso.

Con Cataldo en la Subdere, el PC será el «brazo armado territorial-electoral, que podrá financiar los proyectos a sus alcaldes y parlamentarios afines», advierten las mismas fuentes consultadas. También tendrán recursos para contratar funcionarios que ejecuten dichos proyectos.

Programas de alto impacto social y electoral en manos de Cataldo

Estos $213 mil millones (o US$237 millones) financian diversos programas de alto impacto social, como reparaciones de calles y veredas, remodelación de plazas, alcantarillado, saneamiento, canchas deportivas, agua potable rural, compra de terrenos para viviendas sociales, cierres perimetrales, iluminación, entre muchas obras.

Las municipalidades presentan sus proyectos a través de una platafoma digital, y la Subdere elige. Es por ello que se ven “desfiles” por las oficinas del subsecretario de alcaldes y parlamentarios, quienes necesitan concretar muchas de sus promesas electorales, según relatan las mismas fuentes.

Otra fuente de discrecionalidad del Cataldo está en los recursos no usados de los FNDR por los gobiernos regionales, los que son reasignados a otros programas sociales.

Ideas País: “Boric sucumbe ante las fuerzas que resultaron más derrotadas en el Plebiscito”

Cristián Stewart

«Si algunos esperaban que Boric diera una señal potente de un cambio de rumbo luego de la abrumadora derrota en el Plebiscito, poner a Nicolás Cataldo en la Subdere da cuenta de que está más preocupado de no desconfigurar los equilibrios políticos, que de las competencias necesarias para asumir cargos en tareas tan relevantes para la ciudadanía como la seguridad o la administración presupuestaria”, señala a El Líbero Cristián Stewart, director ejecutivo de IdeaPaís, think tank que realiza estudios sobre políticas públicas y asuntos públicos.

A su juicio, “parece difícil de creer que en pocos días Cataldo se haya hecho experto en dos carteras distintas con alta complejidad técnica”.

A su vez, plantea que la Subdere, además de tener un presupuesto superior al de varios ministerios, tiene un poder político-territorial, al ser el organismo que distribuye el presupuesto a los Gobiernos Regionales, y tiene líneas de financiamiento tanto para las regiones como también para proyectos de municipalidades.

“Resulta paradójico que, justo cuando la violencia está desatada en el país, el Presidente Boric fortalezca a las fuerzas más extremas de su coalición. Este nombramiento es un evidente gesto al PC, y demuestra el poder que ese partido tiene en el Gobierno. Boric sucumbe ante las fuerzas que resultaron más derrotadas en el Plebiscito”, agrega Stewart.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta