Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 07 de octubre, 2018

El exilio político de oro de Bachelet y su círculo de hierro

Autor:

Javiera Barrueto

La ex Presidenta combina sus obligaciones como Alta Comisionada de DD.HH. de la ONU, con su instalación en Ginebra. Ya prepara su departamento definitivo y se la ha visto comprando en el mercado francés Ferney-Voltaire. En diciembre viajará a Chile para las fiestas de fin de año, momento donde se podrá encontrar con su entorno que se distribuye entre cargos de influencia, centros de pensamiento y organismos internacionales.
Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Fue durante los últimos días de agosto que la ex Presidenta Michelle Bachelet dejó su residencia ubicada en calle Julia Bernstein, La Reina, para trasladarse hasta Suiza. Ello, luego de su nominación como Alta Comisionada para los Derechos Humanos, gestión que desarrollará hasta el 31 de agosto de 2022.

Así a poco más de un mes de su llegada a Ginebra, atrás estarían quedando los días en que se instaló en un hotel y ya habría arrendado un departamento a pocos minutos del Palacio Wilson y del lago Ginebra. Sector que es descrito como residencial y donde usualmente se ubican los colaboradores de Naciones Unidas. 

De hecho, ya son varios los chilenos que han visto a la ex Mandataria recorriendo las tiendas de decoración en búsqueda de algunos muebles “sencillos”, acorde con el departamento que estaría en la misma línea, según comentan.

Ese no ha sido el único punto donde se ha visto a Bachelet. Hace unos días recorrió el mercado Ferney-Voltaire, en Francia y a 20 minutos de Ginebra. En la feria que se instala todos los sábados por la mañana tuvo tiempo para compartir algunos minutos con chilenos y tomarse fotografías, las que posteriormente fueron difundidas entre los grupos de WhatsApp de los residentes en Suiza.

En el lugar que es descrito como “pintoresco”, entre los asistentes, se pueden encontrar legumbres, productos del mar como langostas y variedad de pescados, además de pollos asados, carne, frutas y verduras. De hecho, el lugar es una de las principales atracciones -recomendado por guías turísticas- en la zona fronteriza entre Suiza y Francia.

En tanto, hace dos semanas la ex Jefa de Estado tuvo una actividad con la prensa acreditada en Naciones Unidas, encuentro donde explicó, a grandes rasgos, algunos de sus objetivos como Alta Comisionada. Y el jueves pasado sostuvo una reunión con la asociación de funcionarios de la ONU por el día del español, instancia que se celebra cada dos años.

Pero los más de 11 mil kilómetros de distancia que separan Santiago de Ginebra no la han mantenido alejada de Chile. El pasado 29 de septiembre fue un día en el que estuvo especialmente conectada a través de los saludos y mensajes, fecha en que la ex Presidenta cumplió 67 años. 

Uno de los llamados fue el de la ex ministra de Salud, Helia Molina, conversación donde la ex Mandataria le expresó su intención de viajar a Chile en diciembre y, así, celebrar la Navidad y Año Nuevo con su familia en Santiago. Incluso comentan que durante esos días se podría concretar un encuentro con algunos de los miembros de su ex gabinete, aunque todavía no hay fecha para la reunión.

Cargos internacionales, think tanks y cupos en organismos de influencia

La capital de Estados Unidos, el pasado 20 de septiembre, se tornó en un punto de encuentro para el bacheletismo. Hasta allí se trasladó la ex ministra Molina, junto al secretario de la fundación Horizonte Ciudadano, Xavier Altamirano -y ex segundo hombre de Pedro Güell en el Segundo Piso de Bachelet-, para asistir en calidad de asesores de una comisión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En este paso por Washington DC, se reunieron con el ex ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, quien desde marzo está trabajando en el Banco Mundial como gerente de Innovación y Mercados de Carbono. El encuentro se desarrolló paralelo a las fiestas patrias en Chile, por lo que se transformó en un día de “celebración”, como explican algunos de los presentes.

Si bien esa cita logró juntar a parte del “círculo de hierro” de la ex Presidenta, desde la inauguración de Horizonte Ciudadano, el pasado 2 de agosto, que no se ha visto al ex gabinete protagonizando un encuentro donde estén todos juntos. Es que distintos caminos han optados quienes fueran cercanos colaboradores en la segunda administración de Michelle Bachelet.

Sin embargo, la nueva fundación “Cambio Social” logra reunir semanalmente a cuatro ex ministros: Desarrollo Social, Marcos Barraza (PC); de la Mujer, Claudia Pascual (PC); de Energía, Andrés Rebolledo y de Vivienda, Paulina Saball (PPD). Fue tras el término del gobierno que surgió la idea de un centro de pensamientos ligado al mundo progresista. La instancia logró concretarse hace poco más de dos meses y a la cabeza de ella se encuentra Barraza como presidente del directorio. “Es un centro bien plural en términos de su conformación. Es una perspectiva de unidad de la centroizquierda”, asegura el ex titular de Desarrollo Social.

El think tank que tiene sede en calle París, a pocas cuadras del Partido Socialista y del Partido Radical, ya concretó un seminario con la fundación Chile 21, en el marco de la conmemoración del plebiscito del 5 de octubre.

Si bien los ex secretarios de Estado ya han logrado cimentar un camino tras la salida de la segunda administración de Bachelet, una vía inversa se ha generado en la ex Nueva Mayoría, que no ha conseguido rearmarse ni volver a generar una nueva coalición, tras la derrota electoral y política en las elecciones del año pasado. De hecho, aún no hay acuerdo en torno a los partidos que deberían integrar una nueva alianza política. Mientras el presidente del Partido Socialista Álvaro Elizalde, ha señalado que se deben impulsar conversaciones en todo el arco de la oposición, en la Democracia Cristiana se han negado a negociar acuerdos con el Partido Comunista.

Asimismo en el Partido Radical, tras la elección de Carlos Maldonado, también han apuntado a recrear un bloque como lo fue la Concertación. De hecho, los partidos de la centroizquierda descartaron los encuentros de los días lunes y acordaron desarrollar bilaterales, así, cada 15 días se reúne el PS, el PPD y el PR, como miembros de la internacional socialista. Por su parte, el mismo camino ha iniciado el PR con la DC. 

Esta falta de claridad en los proyectos, que los mismos dirigentes han reconocido, se suma  a los cuestionados resultados de las políticas llevadas a cabo en el gobierno pasado. Las cifras de aumento de la desigualdad, de estancamiento de la pobreza o la reciente recuperación del crecimiento dan cuenta de ello.

Paralelamente a las estrategias internas del sector, el resto del estrecho círculo de la ex Mandataria se reacomoda en diversos lugares. Por ejemplo, la ex ministra vocera de gobierno, Paula Narváez, partió hace cerca de un mes a Panamá para ejercer como asesora especialista en participación política de las mujeres para América Latina y el Caribe de la ONU.

En tanto, la ex ministra de Educación Adriana Delpiano, logró un asiento en el directorio de Televisión Nacional. El pasado 5 de septiembre su nombre fue ratificado por el Congreso en reemplazo del también PPD Antonio Leal.

Por su parte, la ex ministra de Justicia, Javiera Blanco, sigue como consejera del CDE, cargo en que la designó Bachelet en febrero de 2017. Hoy la ex secretaria de Estado vive un complejo escenario por el proceso que lleva el fiscal Emiliano Emilfork, sobre las muertes en el Servicio Nacional de Menores.

Camino distinto siguió el ex subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, quien se distanció de la vida pública y, tal como informó “EL Líbero” el 25 de agostoconstituyó la sociedad “Inversiones y Servicios Profesionales Ale”, para realizar asesorías sobre seguridad, persecución penal y ciberseguridad.

También en segunda línea de la política se ha mantenido la ex jefa de gabinete de Bachelet, Ana Lya Uriarte. Desde ese sector, colaboró con la ex Mandataria en la organización de su fundación y hoy ejerce como la administradora de Horizonte Ciudadano. En paralelo, abrió un negocio ligado al corretaje de propiedades: Uriarte y Vodanovic solución inmobiliaria. Empresa que inició junto a la ex subsecretaria de Fuerzas Armadas y tesorera de la fundación de Bachelet, Paulina Vodanovic.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: