Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 01 de febrero, 2019

El ex frentista que regresa a Chile sin haber saldado su deuda con la justicia por el crimen de un carabinero

Autor:

Javiera Barrueto

Tras fugarse de la Cárcel de Alta Seguridad, donde cumplía una pena de 10 años de presidio, llegó en 1997 a Suiza, país que le concedió asilo político, evitando así su extradición. Hoy tiene previsto aterrizar en el país luego que el Segundo Juzgado Militar decretara la prescripción de la pena en su contra.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Patricio Ortiz Montenegro dejará atrás su refugio en Zurich, Suiza, y tiene previsto aterrizar a las 10 de la mañana de hoy en Chile, transcurridos 22 años desde su fuga. Su abogado, familiares y amigos llegarían hasta el aeropuerto para recibirlo.

A inicio de los 80 entró a militar a las Juventudes Comunistas e ingresó a las filas del grupo subversivo denominado Frente Patriótico Manuel Rodríguez en 1985. Era marzo de 1991 cuando su hermano y ex frentista Pedro Ortiz, junto a Víctor Manuel Palma, fueron detenidos en un control policial. Al registrarse el automóvil en que viajaban, se descubrió que en la parte posterior llevaban armas y explosivos. Palma huyó, pero Ortiz fue detenido.

Horas más tarde Carabineros arribó hasta la casa de Ortiz para realizar un allanamiento. Ahí se encontraron con Patricio, quien intentó escapar del lugar. A solo unas cuadras, en la población Juanita Aguirre de Conchalí, fue alcanzado por los cabos Osvaldo Reyes y Belmiro Campero. Patricio Ortiz se enfrentó a ellos y en esa acción dio muerte al funcionario Reyes. Así, el ex estudiante de filosofía de la Universidad de Chile, quien por esos días tenía 32 años, fue condenado en primera instancia a 20 años de prisión. Un fallo de segunda instancia fijó la pena en 10 años y 1 día.

Tras ello, los hermanos Ortiz fueron llevados hasta la Penitenciaría de Santiago. Un año más tarde, junto a seis integrantes del FPMR, intentaron fugarse, pero al salir del lugar se encontraron con carabineros. Se desató una balacera y Pedro, quien cubría la retirada de sus compañeros, fue herido.

“Pato, me dieron”, fue la última frase que le dirigió a su hermano. Juntos alcanzaron a avanzar algunos metros antes que Pedro cayera inconsciente al suelo, donde falleció. Patricio se lanzó hacia el cuerpo de su hermano y ahí también fue herido.

Luego del intento de fuga, Ortiz fue derivado hasta la Cárcel de Alta Seguridad, lugar donde los planes por escapar se mantendrían vivos. Fue así como en 1996, junto a Ricardo Palma Salamanca, Pablo Muñoz Hoffmann y Mauricio Hernández, lograron huir a bordo de un helicóptero. 

En julio de 1997, Ortiz Montenegro llegó a Suiza, donde estuvo detenido durante un año y luego tramitó el asilo político. Tres años más tarde se casó con la sicóloga suiza Miriam Straub. Antes de esto no estaba autorizado para trabajar o estudiar. Sin embargo, el matrimonio le otorgó una nueva condición que le permitió estudiar Licenciatura en Filosofía y Literatura. “He tenido una vida muy feliz con ella… ahora estamos en la planificación de los hijos”, dijo el ex frentista a La Segunda en 2005.

La cónyuge del ex frentista, quien se presenta profesionalmente en su perfil en Linkedin como Mirjam Straub Ortiz, participó en 2008 en un seminario en Lima, Perú, denominado «Verdad, Justicia y Reparación; reconstruyendo salud y dignidad después del trauma y las violaciones a los derechos humanos», donde presentó la ponencia “Conceptos de enfermedad y expectativas de tratamiento en migrantes traumatizados”. Se desconoce si Ortiz Montenegro se radicará en Chile junto a ella y sus tres hijos.

En Suiza mantuvo sus vínculos con el ex frentista Galvarino Apablaza, acusado de ser el autor intelectual del asesinato de Jaime Guzmán. Incluso, al ser consultado por sus ex compañeros prófugos de la justicia sostuvo que “me asiste el convencimiento y la confianza de que en algún minuto tenemos que regularizar esa situación. Tendrá que darse la posibilidad de que nos normalicemos. Tenemos también derecho a vivir”, dijo a La Segunda.

Por esos días expresaba que en sus planes estaba visitar a sus compañeros del FPMR en Bélgica, Noruega, Italia y Argentina. En 2005 se le otorgó el status de refugiado, que le otorgó la Comisión de Apelación de Asilo del Ministerio de Justicia de la Confederación Helvética. Ese mismo año aseguró en El Mercurio que la decisión fue como una «reivindicación y validación política» del proceso liderado por el FPMR.

En 2005 la madre de Osvaldo Reyes, el carabinero asesinado, advirtió que no se había hecho justicia en su caso. Aseguró que el entonces Presidente Patricio Aylwin le mandó a decir con su ministro del Interior, Enrique Krauss, que no dudara en pedirle ayuda. “Le mandamos una carta pidiéndole un favor y nunca nos contestó. Después le mandamos otra al señor Frei y tampoco nos respondió. Y ahora ninguna autoridad nos ha llamado siquiera para decirnos qué es lo que está pasando”, señaló a El Mercurio.

Asimismo agregó que “no ha existido la misma preocupación sobre el caso de mi hijo, comparado con otros asesinatos. Pareciera que los carabineros no están considerados en los derechos humanos”.

El retorno a Chile de Ortiz Montenegro

Ortiz, quien practica artes marciales y para esos efectos se denomina «Patochan», regresaría hoy a Chile luego de haber escapado hace 22 años sin cumplir la condena por el asesinato de Osvaldo Reyes. La gestiones para su retorno a Chile se intensificaron el año pasado tras una resolución del Segundo Juzgado Militar.

El juez militar Alejandro Lillo resolvió que “el tiempo exigido para declarar la prescripción de la pena se ha cumplido a cabalidad” y, por lo tanto, “declaró la prescripción de la pena impuesta en la presente causa en la persona de Patricio Fernando Ortiz Montenegro como autor del delito de maltrato a Carabinero de servicio causando la muerte”.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: