Publicado el 09 de abril, 2020

Dirigentes de Chile Vamos y de oposición valoran propuesta de un nuevo pacto social post coronavirus

Autor:

Sofía Del Río y Trinidad Morel

Los presidentes de partidos Fuad Chahin (DC), Heraldo Muñoz (PPD), Álvaro Elizalde (PS), Carlos Maldonado (PR), Hernán Larraín Matte (Evópoli); los senadores Francisco Chahuán (RN) y Felipe Harboe (PPD), y los diputados Jaime Bellolio (UDI) y Francisco Undurraga (Evópoli), coinciden en la necesidad, como lo planteó el presidente de RN, Mario Desbordes, de generar una instancia que deje atrás las trincheras y colaborar de manera transversal en una hoja de ruta para el país.

Autor:

Sofía Del Río y Trinidad Morel

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Una mesa amplia de trabajo para lograr un pacto social nuevo» es lo que planteó el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, en conversación con El Líbero. Para el diputado, cuando pase la crisis del coronavirus, se debe generar una instancia para «pensar Chile los próximos diez o veinte años». El jefe de la tienda hizo hincapié en que “es una hoja de ruta clara para establecer hacia dónde queremos llevar al país entre todos». 

Dirigentes de Chile Vamos y de la oposición coinciden en la necesario de generar una instancia para acordar los lineamientos y objetivos de los próximos años. Distintos actores políticos afirman que la idea planteada por Desbordes ha sido conversada, tanto en el oficialismo y en la oposición como con el Ejecutivo. 

El Líbero consultó a diversos dirigentes políticos, quienes concuerdan en que es necesario dejar el clima de “trincheras” para construir puntos de unión, fundamentales para el avance del país y su democracia. También -en su mayoría- coinciden en que el 18 de octubre y la pandemia del coronavirus son hitos que ayudan a replantearse el modelo de sociedad. Y rescatan que será muy importante en la consolidación de esta mesa transversal la presencia de empresarios, gremios, trabajadores, sindicatos, académicos, expertos y personas de la sociedad civil, sin limitarse solo al mundo político. 

El presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte afirma que el partido que lidera «siempre ha apoyado la idea de que Chile necesita una hoja de ruta para los próximos 30 años. Desde que se produjo el 18 de octubre y todo el fenómeno social de los últimos meses, hemos comprendido que se va a requerir de muchas reformas en distintas dimensiones y que para eso hay que construir desde la colaboración y los acuerdos una hoja de ruta al futuro». 

Es muy sensata la idea de sentarnos a pensar el futuro y a acordar cambios que sean ideológicamente desprejuiciados», señala el senador Felipe Harboe.

Larraín Matte se refiere a cómo la situación actual favorece la idea de un “nuevo pacto”. “Debemos asumir que esa hoja de ruta hoy día es volver a ponerse en el contexto de la pandemia que implica el coronavirus. Habrá un efecto económico muy duro para la economía mundial y también para la chilena” afirma el líder de Evópoli.

Postura similar tiene el senador del PPD, Felipe Harboe, quien señala que “valoro la disposición de Mario Desbordes y creo que es evidente que tanto el estallido social como esta pandemia nos deben hacer reflexionar respecto de cambios estructurales en el modelo de sociedad”. Respecto a esto, agrega que “es muy sensata la idea de sentarnos a pensar el futuro y a acordar cambios que sean ideológicamente desprejuiciados. Creo que el mundo privado tiene que terminar el concepto de que lo público es malo y corrupto, y el mundo público tiene que terminar con el prejuicio de que lo privado es abusivo y aún más corrupto». Apunta que hay que reunirse a pensar en los próximos años de Chile “a partir de la experiencia que hemos vivido”. 

Tenemos puntos de vista distintos entre los distintos actores políticos, pero creo que compartimos la necesidad de promover un diálogo que nos permita generar ciertos acuerdos fundamentales para lo que viene para adelante», comenta el presidente del PS, senador Álvaro Elizalde.

Heraldo Muñoz, presidente del Partido Por la Democracia (PPD) sostiene que “el punto es visualizar el país que queremos de aquí a 5 o más años, con reformas específicas y justicia tributaria”. Agrega que le ha planteado su inquietud tanto al ministro de Hacienda, Ignacio Briones, como al de Interior, Gonzalo Blumel.

Por su parte, para el diputado Jaime Bellolio (UDI) el acontecer de los últimos meses marca un precedente respecto a lo que se tiene que construir hacia el futuro. “La reconstrucción de nuestro país, tanto en su tejido social, institucional y político, es fundamental. Lo era desde antes del 18 de octubre, lo fue con mucho más urgencia en valoración de la democracia para quienes suscribimos el acuerdo del 15 de noviembre, y después de esta pandemia creo que tiene que ser parte de la reflexión de cada uno de los que hoy día nos encontramos en un cargo de autoridad política sobre cuál es el país que queremos construir para los próximos 40 años, y ahí se necesitan a todas las partes, no a alguna de las partes».

El diputado se refiere al tema constituyente: “La discusión constitucional era uno de esos factores, pero creo que hoy día, al menos para mí, tiene una menor relevancia respecto a este pacto social que podríamos construir con la actual institucionalidad, modificándose cuanto antes, de manera de enfrentar los desafíos del futuro”.

Sobre este punto, distinta es la mirada del presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, quien cree que este nuevo acuerdo “económico y social” va de la mano con el tema constitucional. “Tiene que ver con cuál es el modelo de desarrollo que queremos para nuestro país” sostiene. Además, el líder de la falange puntualiza que este tema – del nuevo acuerdo social-, lo vienen planteando hace varios años.

La discusión constitucional tiene una menor relevancia respecto a este pacto social que podríamos construir con la actual institucionalidad, modificándose cuanto antes, de manera de enfrentar los desafíos del futuro», plantea el diputado Jaime Bellolio (UDI).

Chahin no es el único quien señala que ha puesto este tema sobre la mesa. El senador de RN, Francisco Chahuán, recuerda que desde el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha planteado la necesidad de un nuevo pacto social. «Se requiere una nueva forma de gobernar, de escuchar, de poder proyectar al Chile que queremos construir juntos y eso implica acuerdos sociales amplios», señala el senador. Asimismo hace referencia a la crisis social y sanitaria como punto de inflexión, afirmando que «o somos capaces de empujar al país para adelante y ponernos de acuerdo para un desarrollo inclusivo, o será complejo porque vamos a estar en un mundo en recesión que, además, va a cambiar la manera de relacionarse después de esta crisis».

Chahuán hace un llamado a «salir de las trincheras mezquinas e ideológicas y entender que hoy día tenemos una responsabilidad con el país, y por tanto, esperamos que esta crisis haga resurgir el sentido común». Y plantea: generar un gabinete de unidad social. Un gabinete de unidad nacional que sea capaz de enfrentar la crisis y lo que viene después de ella».

Un gabinete de unidad nacional que sea capaz de enfrentar la crisis y lo que viene después de ella», plantea el senador RN Francisco Chahuán.

Desde el Partido Socialista, su presidente Álvaro Elizalde es enfático al decir que es «imprescindible promover un diálogo amplio para intercambiar puntos de vista y para arribar a ciertos entendimientos básicos en materia social». Señala que esto se puede hacer desde dos perspectivas: «La primera, dice relación con la coyuntura y particularmente con la propagación del Covid-19, que está generando un frenazo en la economía». Por eso, destacó la necesidad de promover una política fiscal ambiciosa y una política social protectora que se hagan cargo de resguardar el empleo y de proteger a los trabajadores, a sus familias y sus ingresos.

El senador por el Maule, agrega que hay un segundo desafío, que dice relación con la mirada de largo plazo, es decir, «cómo generamos condiciones para que Chile dé un salto en su desarrollo y que los frutos del progreso lleguen a todos», puntualiza. «Tenemos puntos de vista distintos entre los distintos actores políticos, pero creo que compartimos la necesidad de promover un diálogo que nos permita generar ciertos acuerdos fundamentales para lo que viene para adelante», destaca el presidente del PS.

El nuevo vicepresidente de la Cámara y diputado de Evópoli, Francisco Undurraga, coincide con sus pares y sostiene también que es importante salir de las trincheras políticas y buscar puntos en común. «La gente está cansada de que se construya el país desde las trincheras, tenemos que salir de nuestras legítimas diferencias para construir nuestros legítimos puntos de unión. Desde ese punto, aquí no se puede restar nadie» señala Undurraga.

Se va a requerir de muchas reformas en distintas dimensiones y para eso hay que construir desde la colaboración y los acuerdos una hoja de ruta al futuro», apunta Hernán Larraín Matte, presidente de Evópoli.

Por su parte, el presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado insiste en que «lo que ha planteado Mario en su entrevista, es una idea que ronda hace meses en las conversaciones políticas y que se ha expresado en diversas declaraciones». Agrega que «sería ideal alcanzar un gran pacto económico y social, que atienda las demandas ciudadanas del 18-O, y que, en tal sentido, complemente el histórico acuerdo político del 15N». Sin embargo, «una cosa es cuán deseable sería alcanzar un pacto de tal naturaleza, y otra es el grado de dificultad que exista para lograrlo», destaca. Maldonado hace un llamado apuntando hacia el trastienda electoral: «Como PR, estamos dispuestos al diálogo, pero, si el diálogo no prospera, también estamos preparados para definir estos grandes temas en la contienda electoral».

La gente está cansada de que se construya el país desde las trincheras, tenemos que salir de nuestras legítimas diferencias para construir nuestros legítimos puntos de unión», apunta el diputado y vicepresidente de la Cámara, Francisco Undurraga (Evópoli).

De RN, tal como Desbordes, el diputado Diego Schalper no comparte la idea de hacer un nuevo pacto social, aunque asegura que «me parece que es una instancia participativa interesante y que hay modelos que hay que explorar». Sin embargo, el parlamentario agrega que «el lugar para procesar esas diferencias en democracia se llama Congreso Nacional». Recalca que «pretender hacer una institucionalidad paralela, yo francamente tengo serias dudas que ese sea el camino que Chile necesita. Creo que acá hay que hacer reformas sociales en el corto plazo, es decir, más que un nuevo pacto social, que da una especie como de lógica refundacional, hay que hacer una reforma profunda a nuestro modelo de desarrollo, que tiene que ver con replantearnos algunos temas».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete