Publicado el 29 de enero, 2020

Director de Corma: «Los incendios espontáneos no existen»

Autor:

Sebastián Edwards

El director de la  Corporación Chilena de la Madera, Juan José Ugarte, afirma que prácticamente el 100% de los incendios son generados por causas humanas, «de este número, un 36% carga con intencionalidad». Y señala que «la temporada se nos adelantó en 45 días en términos del número de incendios que hemos atendido. Es el récord histórico en términos de ocurrencia».

 

 

Autor:

Sebastián Edwards

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Hay que aclarar algo importante. Los incendios espontáneos no existen. Puede haber 42 grados de temperatura y ningún árbol se inflama. Tiene que haber un agente externo que los inflame». Con esas palabras el director de la Corporación Nacional de la Madera, Juan José Ugarte, afirma que un 99,7% de estos son generados por causas humanas. De este número, un 36% carga con intencionalidad. 

Una de las comunas más afectadas es la región del Biobío. Explica: «Hasta el 19 de enero teníamos 754 incendios, a la fecha llevamos 1110, un 47% de aumento. El 18 y 19 teníamos 1250 hectáreas y hoy llevamos 5500 hectáreas, un 300% más de superficie dañada».

-¿Cómo evalúa la situación de los incendios teniendo en cuenta que los pronósticos para este año son alarmantes?

-El tener sobre nuestras cabezas la nube del incendio australiano de alguna manera nos informa que esto es lo que está pasando en el planeta. El cambio climático en Chile es una realidad. Tenemos alzas de temperaturas hasta 2 grados en la zona sur, tenemos vientos más fuertes, el puelche entrando por Argentina, tenemos menos agua y esas condiciones hacen que los incendios se propaguen mucho más rápidamente y sean mucho más peligrosos. Y eso entonces nos lleva hoy día a concluir que la temporada se nos adelantó en 45 días en términos del número de incendios que hemos atendido. Es el récord histórico que tenemos en ocurrencia. Gracias al trabajo coordinado que hacemos con la Conaf, con la Onemi y con Bomberos, hemos logrado que esa mucha mayor ocurrencia finalmente, en términos de superficie dañada, tengamos solo al 20% que lo tuvimos en el mes de incendios de 2017.

-Un Informe de la Conaf afirma que hay un 36% de los incendios que son intencionales

-Hay que aclarar algo importante. Los incendios espontáneos no existen. Existan 42 grados de temperatura ningún árbol se inflama. Tiene que haber un agente externo que los inflame. En el caso de Australia, tormentas eléctricas, bosques sin presencia de población, caída de rayos en el suelo, etc. Pero la PDI con la Conaf que han hecho investigación sobre el caso, han concluido que el 99,7% de los incendios en Chile son por causas humanas. Pueden tener dos orígenes: negligencia o intencionalidad, pero claramente casi el 100% en Chile son por causas humanas. Es efectivo lo que dice Conaf que un 36% es intencional, pero independientemente de que se haga hecho de adrede o accidentalmente.

El 99,7% de los incendios en Chile son por causas humanas».

-¿El caso más crítico sería el de la región del Biobío?

-Hay que entender que una cosa es  la ocurrencia y lo otro es la superficie dañada. Nosotros medimos siempre ocurrencia y la superficie dañada. Este es el año, hasta el 19 de enero, del número mayor de ocurrencias, el último quinquenio se han incrementado respecto a los anteriores. Por eso nosotros podemos afirmar que este año en términos de ocurrencia, es el mayor que llevamos registro. Esto porque la temporada se adelantó en 45 días. El años pasado en el Biobío hasta esa fecha (19 de enero) teníamos 754 incendios y a la fecha llevamos 1.110, un 47% de aumento. El 2018 y 2019 teníamos 1.250 hectáreas y hoy llevamos 5500 hectáreas, un 300% más de superficie dañada.

-¿A qué se debe este aumento?

-Por dos razones. Una por las condiciones es el clima, el entorno, por este verano calurosísimo adelantado y lo segundo por una mayor ocurrencia. De acuerdo al registro de la Conaf, el 64,5%, o sea, más de 6 de cada 10 incendios en la región del Biobío son por causa humana, intencional. Las otras causales son: tránsito de personas (vehículos). Tiene que ver con chispas por maquinaria, quemas por desechos. Esa es la estadística de por qué se producen los incendios y, tristemente, lidera la intencionalidad. Para que sea por condiciones climáticas, la vegetación tiene que estar muy seca, por lo que son mucho más susceptibles a ser inflamados. Segundo, la humedad relativa del ambiente. Si hay harta humedad, eso hace que sea mucho menos la posibilidad de incendios. Y tercero, que es súper peligroso en términos de propagación: el viento. Por eso se habla del 30, 30, 30. Que sea sobre 30 grados de temperatura, que tengas bajo 30% de humedad y que hayan vientos por sobre 30 kilómetros por hora. Nosotros hacemos un pronóstico adelantado con herramientas tecnológicas de última generación. Se incorporan todos los datos de temperatura, presión, y se hacen proyecciones bastante certeras hasta 3 días en adelante distinguiendo geográficamente de manera bien localizada.

-¿De qué forma actúan desde Corma para prevenir incendios?

Si estamos apagando un incendio es que fallamos en alguna escala de la prevención. Participamos de redes de prevención comunitarias con 4.500 vecinos, juntas de vecinos, clubes deportivos, escuelas rurales, que durante todo el año están haciendo un levantamiento de sus territorios señalando sus puntos de riesgo. Preparamos el bosque para que cuando se acercan los poblados se deja una faja sin plantaciones. Baja la densidad de los árboles cuando están cerca de poblados. Se fragmenta el bosque, ya no existe ese continuo forestal, sino que se fragmenta para que se detenga los incendios. Esas son las acciones preventivas en territorios. Después tenemos cuadriculado todo este territorio con torres de observación, tanto humanas como cámaras.

-Como la mayoría son intencionales, ¿cuánto de esto cree que podría tener relación con la crisis post 18-0?

Definitivamente no podemos relacionar los incendios con la crisis social ni con ningún movimiento en particular. Las investigaciones de los incendios demoran mucho tiempo y en estos procesos hay que levantar las pruebas. Por lo tanto, establecer con claridad una vinculación sería muy aventurero, especulativo e irresponsable. Solo en el 1% de los incendios dejan algún documento o manifiesto y no tenemos ninguna evidencia sobre qué es lo que hay detrás de esas mentes perturbadas. Digo perturbadas porque prender un bosque significa poner en peligro la vida de los vecinos y de los animales que habitan dentro de él, generando daños ambientales, sociales, a la flora y la fauna, que son catastróficos. Lo vimos en Valparaíso, como la gente desesperada le gritaba al frente de la quebrada a las personas que estaba prendiendo fuego, porque la comunidad es la más afectada en esto.

No tenemos ninguna evidencia sobre qué es lo que hay detrás de esas mentes perturbadas. Digo perturbadas porque prender un bosque significa poner en peligro la vida de los vecinos y de los animales que habitan dentro de él».

-¿Podría pasar lo mismo que en el verano de 2017?

-Lo que podemos decir es que estamos mucho mejor preparados. Tenemos una coordinación a nivel regional, provincial, comunal, entre las intendencias, las gobernaciones, la Onemi, la Conaf, la brigada forestal en las Fuerzas Armadas, Bomberos, las distintas empresas forestales. Nuestra comunidad está organizada con redes de prevención comunitarias. Esto no tenía esa fortaleza en 2017. Hoy nuestro slogan es: el humo no tiene dueño. El primero que detecta el humo va con todas sus capacidades a apagar ese incendio y las otras fuerzas se suman bajo un mano único, que es el primer comando que llega. Estamos mucho mejor preparados. Por otro lado, hay el doble de inversión en recursos humanos, en brigadistas, equipamientos, maquinarias, aeronaves, cámaras. Entonces, tenemos una preparación superior la tuvimos en 2017.

-¿No manejan el por qué aumenta la intencionalidad?

-No lo sabemos. Lo que sí tenemos constancia es que este año, y ya es una tendencia en los últimos tres años, ha aumentado de manera significativa.

-¿Con quiénes se están coordinando para combatir los incendios?

-Hay dos organismos. El organismo rector en materia de incendios forestales es la Conaf. Tiene una gerencia de incendios. Entonces bajo el mandato del ministro de Agricultura, director ejecutivo de Conaf, gerencia de incendios, ellos manejan todo el plan operativo de los incendios. Por el lado de coordinación de las entidades civiles y las brigadas forestales, las Fuerzas Armadas y Carabineros, la Onemi. Tenemos al ministro Antonio Walker, Ricardo Toro, director de la Onemi y nosotros como sector privado que aportamos el 50% de los recursos y las capacidades. En ese triángulo. También se suman de manera muy activa Bomberos, Carabineros, PDI. Cada uno cumple un rol súper importante. Esto es una mesa público-privada que nos reunimos todas las semanas a nivel nacional, regional y provincial. Desde esta semana nos estamos reuniendo a nivel de las comunas, de las principales comunas afectadas por estos riesgos de incendios por el escenario que se nos viene más adelante.

-¿Hay algún pronóstico claro de qué podría pasar este verano en esta materia? 

-Estamos recién empezando la temporada. El período crítico es 15 de enero a 28 de febrero. Pero de acuerdo a cómo viene comportándose el clima, marzo puede ser un mes muy complicado. No solamente empezó antes la temporada sino que va a terminar después. Los primeros días de diciembre se produce el punto de inflexión. Se produjo una curva por los fenómenos del alza de las temperaturas.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: