Publicado el 28 noviembre, 2020

David Bravo y retiro de fondos: “Nadie está pensando en el problema que tenemos hacia adelante”

Autor:

Pilar Molina

El economista y director del Centro de Encuestas Longitudinales de la Universidad Católica, señala que con el retiro del 10% se está consolidando una visión “cortoplacista, miope e irresponsable” que no contribuye a mejorar el sistema previsional. Y advierte: “Hay que poner una pausa a la reforma previsional, no se puede seguir legislando de manera irresponsable”.

 

Autor:

Pilar Molina

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El sistema de pensiones es una de las víctimas de la crisis. Ad portas de un nuevo retiro de los fondos previsionales, el economista David Bravo, director del Centro de Encuestas Longitudinales de la Universidad Católica (UC), proyecta irremediables consecuencias. 

Bravo encabezó la comisión asesora sobre pensiones en el segundo gobierno de Michelle Bachelet. Como uno de los principales expertos en el tema de las pensiones conversó con la periodista Pilar Molina en La Mirada Líbero en Radio Agricultura. “Se ha utilizado un subterfugio para hacer una política pública que va a quedar en los anales como la peor política pública de la que se tenga registro”.

-¿Usted está de acuerdo con que el Gobierno entrara a competir con el proyecto de la oposición? 

-No estoy de acuerdo. El foco ausente en estos meses de discusión han sido las pensiones. Si bien es cierto que el ministro de Hacienda y la ministra del Trabajo han enfatizado en el daño que esto genera en las pensiones, lo que hemos tenido en los últimos días ha sido que la posición del gobierno ha terminado validando el retiro. Con lo cual se consolida, a mi juicio, una unanimidad en los distintos actores, congresistas, el mundo político, Ejecutivo, que dice que todos están de acuerdo con un retiro, y básicamente todos están de acuerdo en que la medida que es dañina para las pensiones actuales y futuras. Se consolida esta visión, que considero que es cortoplacista, miope, irresponsable y que es completamente contraria a lo que se requiere hacer para mejorar las pensiones. Esto ocurre al mismo tiempo que cada uno de los actores proclama, mientras vota estos retiros, la gran urgencia a la reforma del sistema de pensiones.  

Se consolida esta visión, que yo considero que es cortoplacista, miope, irresponsable y que realmente es completamente contraria a lo que se requiere hacer para mejorar las pensiones”.

-¿Al gobierno le faltó coraje para llevar el primer retiro al Tribunal Constitucional y no ahora, a última hora, cuando ya fue aprobado por la Cámara? ¿Usted cree que podría bajar esta presentación luego que se apruebe su proyecto?

-Estos son juicios políticos, es complejo para mí entrar en ese terreno. Lo que más me preocupa es el resultado final. El daño ya ha sido producido, es un daño muy fundamental que se les ha producido no las AFP, no al sistema de pensiones como tal, sino que al sistema de pensiones que como país al cual debíamos avanzar, el sistema de pensiones que debíamos acordar. Ese daño ya es irreparable y tal vez si uno lo piensa, en el marco de esta irresponsabilidad y cortoplacismo en el que nos encontramos, este daño todavía no tiene piso; podemos seguir empeorando este tema. 

-¿Usted cree que pueden haber futuros retiros?

-Claro. En la misma discusión de la Cámara, cuando estaban comenzando, más de un congresista dijo: vamos a preparar un tercer retiro, casi sin pudor. 

-Sería inconstitucional si intervienen en materias que son previsionales, y el Tribunal Constitucional así lo establece.

-No soy experto en esta materia, lo que es evidente es que se ha utilizado un subterfugio para hacer una política pública que va a quedar en los anales como la peor política pública de la que se tenga registro. Lamentablemente, si eso no se ataca en este acuerdo que se está generando ahora, con el procedimiento que el gobierno implementó, si eso no se ataca para poder acotar eso y limitar el daño, la verdad es que no es solamente el tema de las pensiones, porque básicamente lo que acá ha ocurrido es que estamos convirtiendo a la Comisión de Constitución de la Cámara en un nuevo actor y agente de políticas públicas que, por la vía de este resquicio, va a empezar a hacer política pública y a establecer normas que impliquen gasto fiscal, y eso me parece que ya es muy lamentable, preocupante, me parece que es un cambio en la institucionalidad que no se ha acordado. 

Estamos convirtiendo a la Comisión de Constitución de la Cámara en un nuevo actor y agente de políticas públicas”.

Tratando de mirar algo positivo de lo ocurrido estos días es que el jueves en el Senado, con el proyecto del gobierno, se puede contribuir a que el daño se acote, no solamente en lo que tiene que ver con pensiones, que es fundamental; sino que el mecanismo del gobierno sirva para que los distintos actores acuerden que el camino correcto es ese y no lo salten. Y que efectivamente se limite los retiros. La amenaza es mucho mayor que el sistema de pensiones. Ya es un daño gigante el que se ha generado, pero también hay otras políticas públicas que perfectamente podrían empezar a generarse. 

-Hay otros proyectos con el mismo resquicio que están planteados en el Congreso, como por ejemplo, la nacionalización de los fondos de pensiones o postergar el pago de patentes comerciales que usan el mismo resquicio que presentan como reforma constitucional.

-Esta ingobernabilidad es la más dañina. Lo que estamos viendo acá no lo habíamos visto, definitivamente, en democracia, no lo habíamos visto hasta la fecha.

-¿Es una casualidad que esto ocurra bajo un gobierno de derecha? ¿O usted cree que podría haber ocurrido igual bajo el gobierno de Michelle Bachelet que era socialista, si le hubiera tocado a ella esta pandemia? ¿O esto está al margen de la pandemia?

-Lo más preocupante de esto son los actores políticos, porque en el marco del trabajo de la comisión o las discusiones en pensiones o en otras áreas en este tiempo, uno conoce, ha estado en discusiones y tiene una cierta opinión de congresistas que en la práctica han tenido una línea de cierta seriedad más allá de sus grandes diferencias. Creo que han tenido un entendimiento de las materias de relevancia, y eso ha quedado en nada. Hoy, está en la discusión lo que la gente quiere escuchar simplemente. “¿Cuántos días antes de la Navidad sale este retiro?”, esa es la única conversación que es relevante en los matinales y en la discusión diaria, y pareciera ser eso lo que, en realidad, está en la cabeza de todo el mundo.

Lo que estamos viendo acá no lo habíamos visto en democracia, no lo habíamos visto hasta la fecha”.

-¿Cree que es insalvable que el gobierno no ceda el tema de pago de impuestos? Por ejemplo, Ricardo Lagos Weber considera que paguen impuestos sobre el retiro los que ganan sobre 5 y 6 millones mensuales; Matías Walker, presidente de la comisión de Constitución de la Cámara, cree que debe pagar impuestos los que ganan sobre 2 millones y medio mensuales, en un país donde la mitad de las personas ganan menos de 400.000 pesos.

-Creo que definitivamente la línea del progresismo se ha corrido, porque qué de progresista tiene horadar la seguridad social, qué de progresista tiene todo lo que hemos estado presenciando; esta anti política pública, anti reforma de pensiones, no tiene nada de progresista. Obviamente sigamos también con las otras discusiones que se han abierto ahora, con el tema de los impuestos. 

-¿Qué consecuencias tiene que se aprobara esta política regresiva donde el 20% retiró seis veces más que el 20% más pobre, y sin impuestos la primera vez, por lo menos ¿Qué consecuencias tiene sobre la gente más vulnerable? 

-En primer lugar, yo he puesto el foco en las pensiones, porque estas son lo que más impacto van a tener sobre la pobreza futura y sobre la pobreza presenta y eso definitivamente no tiene nada de progresista. 

Es imposible que el sistema de pensiones pueda tener pensiones más dignas, más cercanas a las expectativas de las personas, si es que seguimos cotizando lo mismo”.

-Hoy, los adultos mayores son menos pobres que los niños, según estudios de Casen; y gracias a la reforma previsional y la pensión básica solidaria. ¿Esto podría repercutir en que tendremos adultos mayores pobres en Chile?

-Definitivamente. La discusión ha sido que, efectivamente, nuestro sistema tiene pensiones bajas. No obstante, con las reformas hechas, la del pilar solidario de 2008, hemos ido avanzando hacia un sistema de carácter más mixto, que aborda los desafíos. Pero es imposible que el sistema de pensiones pueda tener pensiones más dignas, más cercanas a las expectativas de las personas, si es que seguimos cotizando lo mismo. El promedio de cotización de la OCDE es 19%; en Chile es 10%. Tenemos pendientes esos mayores recursos. 

El desafío para conseguir mayores pensiones pasa por contar con más recursos. No es el camino fácil. El camino difícil, y el único posible, es que hay que ahorrar, esforzarse más, trabajar más y esos mensajes no los hemos escuchado, porque pareciera ser que lo que prima es que queremos los recursos ahora. Los retiros han hecho lo contrario de lo que hay que hacer…

En nuestro país tenemos informalidad. Esa situación por enfrentar, generar más recursos y, al mismo tiempo, uno de los dilemas que había era cómo se hacía para incrementar las pensiones para personas cuando cumplen 60-65 años, pero al mismo tiempo qué se hace con las personas que ya están pensionadas o las que se van a pensionar en los próximos años. El desafío también era aumentar las pensiones hoy, y por eso es que se estaban considerando elementos de “solidaridad” porque eso podía, de alguna manera, también incorporar dentro de la reforma algunos elementos para poder apurar el tranco. 

Lo que yo aconsejaría es ponerle una pausa al tema de la reforma porque no se puede seguir legislando de manera irresponsable”.

Toda esa discusión pasó completamente a un segundo plano… Lo único claro es que las pensiones futuras van a caer y las pensiones actuales también caerán. Eso es algo seguro. 

-La ministra María José Zaldívar dijo que los dos retiros equivalen a 4 puntos de cotizaciones, es decir, que la reforma actualmente en discusión por 6 puntos no tendría sentido porque tendríamos que subirla a 10 puntos adicionales para contrarrestar el efecto de estos dos retiros. ¿Sería viable tener nosotros una cotización del 20% para pensiones cuando hoy tenemos 10%?

-No, no es viable. Y ha cambiado toda la situación producto de los retiros. Los legisladores han hablado de esto como si se tratara de un problema diplomático. Han dicho “esto son cuerdas separadas”, por los retiros y la reforma de pensiones. Eso es, evidentemente, falso, y de hecho, yo aconsejaría ponerle una pausa al tema de la reforma porque no se puede seguir legislando de manera irresponsable. Seguir las conversaciones sobre la reforma de pensiones sin hacer un recuento exacto de qué es lo que ha pasado con los retiros y de cómo esto está afectando la situación. Estamos en un escenario mucho peor en términos de situación de diagnóstico, y no se puede legislar sin tener claro cuál es la situación de diagnóstico, y se movió el escenario base completamente. Lo que corresponde es que la Superintendencia de Pensiones rehaga todos los cálculos respecto de las proyecciones de pensión y en qué punto quedamos ahora.

Cuando este estudio concluya, nos daremos cuenta que esta expectativa de tener un mejor sistema de pensiones, de pagar pensiones más dignas, en un horizonte relativamente cercano, lamentablemente se va alejar por varias década en Chile. Pero debemos, al menos, tener los números primero y, al mismo tiempo, los números no se pueden mover. No podemos seguir haciendo retiros, porque los números se van a volver a mover y nos vamos alejar aún más de la meta. Lejos de mejorar las pensiones, con lo que ha estado ocurriendo, están empeorando. 

-Sobre la reforma previsional, sin números como dice y con este ánimo político, ¿tiene sentido seguirle dando vueltas si los 6 puntos se van a reparto o algo va a las cuentas individuales?

-Pasa a ser una discusión secundaria. Si es que alguien piensa que un retiro no afecta las pensiones y que podemos estar alegremente legislando retiros y discutiendo sobre la institucionalidad, quiere decir que en verdad hay un problema de base, de que no se tiene consciencia de lo que esto comporta, no es una forma seria de legislar.

La reforma de las pensiones tienen efecto permanentes, al igual que los retiros; y estar legislando de manera irresponsable es algo que no habíamos visto, en esta magnitud, en Chile. Ni siquiera en décadas anteriores, porque había una institucionalidad y ninguna de estas materias se debería estar discutiendo sin tener a la vista las implicancias. Eso es lo que ha ocurrido. El drama ha sido que el primer retiro se legisló sin ningún informe financiero, sin ningún informe sobre las consecuencias que esto puede tener. No hubo datos, y pareciera ser que mientras no se muestren los datos, el problema no existe.

Esa forma populista de hacer la discusión nos indica que éste es un país distinto. Para llevar adelante esta discusión hay que tener números y asegurarnos que se puede discutir de manera seria. Todo lo demás, en la práctica, va ser hipotecar un futuro porque al final: ¿Quién va ser responsable del daño que se está generando en las pensiones futuras? No los congresistas que están votando, porque esto va a ocurrir en el futuro; pero tampoco el Gobierno. Éste también tiene ganancias de corto plazo… Nadie está pensando en el problema que tenemos hacia adelante. 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO