No fue el alcalde Jorge Sharp, tampoco el mapuche Diego Ancalao, ni una mujer de región. Este jueves la Lista del Pueblo hizo pública la resolución de su Tribunal Calificador de Elecciones que definió como abanderado presidencial a Cristián Cuevas Zambrano, que obtuvo 43 votos, de los 73 sufragios válidamente emitidos -hubo además 30 abstenciones-. Ahora, deberán conseguir las 33 mil firmas que requiere para inscribirse y oficializar su candidatura en el Servicio Electoral (Servel).

La colectividad se había puesto en la última asamblea del martes pasado una fecha límite para definir su carta presidencial a ser inscrita el 23 de agosto. Sin embargo, y pese a que varias opciones se barajaban entre los posibles candidatos -como el alcalde de Valparaíso Jorge Sharp y la opción de que fuera una mujer de región y de un pueblo originario- el sindicalista resultó ungido entre sus filas.

Cuevas aparece como una opción por el ala izquierda a la propuesta de campaña de Gabriel Boric, con lo que el sector podría quedar dividido en tres para la primera vuelta de noviembre: el representante que salga de la consulta ciudadana de Unidad Constituyente, Gabriel Boric y Cristián Cuevas. Al mismo tiempo, hay quienes apuntan que la figura del sindicalista podría recoger los votos de Daniel Jadue que no se acoplarían al parlamentario, ya que un sector del Partido Comunista ve a Boric como «amarillo».

Para el cientista político y director de Tresquintos Kenneth Bunker, si bien existían otras alternativas para la Lista del Pueblo como Eduardo Artés (de la Unión Patriótica,UPA), «Cuevas es una personas mucho mas atractiva en ese sentido para esos votantes, si tu ibas a votar por Jaude y es gente que de alguna forma siente que Boric fue agresivo o traicionó al Partido Comunista en esas primarias, entonces no sería raro que esas personas decidieran apoyar a Cuevas, como viudos de Jaude», señala.

Bunker afirma que se trata de una mala noticia porque «cualquier voto que pueda recibir Cuevas es un voto que no recibirá Boric. En el fondo, él está entrando a un espacio ideológico electoral donde Boric podría cosechar votos. Son rivales directos, entonces obviamente que eso no le hace bien».

Cuevas tiene una extensa trayectoria de militancias que incluyen los partidos Socialista, Comunista -al que ingresó para apoyar la candidatura de Gladys Marín en 1999 y en el que estuvo hasta 2015-, para luego pasar al Frente Amplio. En el conglomerado de izquierda fue dirigente de Convergencia Social, tienda a la cual renunció para integrar el movimiento de izquierda Victoria Popular, que apoyó a Daniel Jadue en las primarias de Apruebo Dignidad el 18 de julio. Además, actualmente es vocero de la organización sindical Frente Unitario de Trabajadores.

Cuevas se desempeñó como vicepresidente de CS hasta noviembre de 2019 cuando el diputado y actual abanderado del pacto Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, decidió apoyar el denominado «Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución».

Una vez hecha pública la aspiración de Cuevas, el ganador de la primaria de Apruebo Dignidad declaró a través de su cuenta de Twitter: «Saludo la precandidatura presidencial de Cristián Cuevas. Compartimos el camino en el movimiento social y en el Frente Amplio. Será un honor debatir con altura de miras los distintos proyectos para la transformación de fondo que necesita nuestro país. Seguimos!».

Tras la firma de Boric del «Acuerdo por la paz» hubo un ola de salidas de Convergencia Social. 112 renuncias, entre ellas la de Cuevas, se sumaron a 72 iniciales -lideradas por Sharp- de la colectividad. En total 184 personas dejaron el partido. “El papel jugado por el diputado Boric en esta coyuntura manifiesta la imposición de una determinada línea política al interior del partido; línea que privilegia la vía institucional de manera casi exclusiva para intentar traducir los procesos sociales que implican gérmenes de transformaciones políticas”, explicaba en aquel entonces el comunicado en el que Cuevas hizo pública su renuncia a CS en 2019.

Una candidatura «sin convicciones»

El analista político y parlamentario independiente Pepe Auth apunta a que la de Cuevas es una candidatura que «paradójicamente ha sido elegida por el menor número de personas imaginables al estilo de los viejos partidos: 43 personas y 30 abstenciones deciden que alguien es candidato a presidente, anunciando que esta nueva política autoproclamada tiene mucho de la vieja política».

A ello se suma, dice, un contexto en el que no primaron las convicciones, sino el cálculo político. «Las convicciones los habrían llevado a definir que tendrían una candidatura mujer de pueblo originario y terminan con un excandidato a diputado, comunista, un exagregado laboral en España nombrado por la presidenta Bachelet y un excandidato a diputado por Convergencia Social en 2017″, detalla.

La carrera política de Cuevas se remonta a una década atrás cuando en 2007 fue electo como presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC). En esa época también fue secretario de negociación colectiva, conflictos y solidaridad de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT). Fue en ese entonces que la expresidenta Michelle Bachelet, durante su segundo gobierno, lo nombró encargado laboral en España, cargo al que renunció en 2015 luego de que un contratista de Codelco falleciera en medio de las manifestaciones en la minera.

En reiteradas ocasiones buscó llegar al Congreso. En 2009 postuló a diputado por un cupo del PC por el distrito 46, de Lota y la Provincia de Arauco, pero no logró ser electo. Lo mismo se repitió en 2013, cuando buscó el distrito 3 de Calama, en la Región de Antofagasta, al ser parte de la apuesta de Guillermo Teillier por incluir a dirigentes sociales y líderes estudiantiles, donde salió electa Karol Cariola y Camila Vallejo, pero Cuevas no logró ganarle a Marcos Espinosa. Y aunque la tercera podría haber sido la vencida, corrió con la misma suerte que en las otras oportunidades y en 2017 obtuvo el 2% de los votos del distrito 20, en la Región del Biobío, donde tampoco salió electo.

Cuevas se describe a través de su Twitter como una persona que viene “desde el sindicalismo y la disidencia sexual», por lo cual su candidatura ha abierto la puerta a un posible apoyo de la comunidad LGBTQ+ y el mundo gremial, los que podrían sumarse a los respaldos de Daniel Jadue, considerando que él votó por el Alcalde de Recoleta en la primaria.

En esta línea, Bunker asegura que Cuevas es el candidato para «intentar capitalizar el eventual descontento, insatisfacción  o desencanto generado por personas que creían en Jadue, que votaron por él en las elecciones de abril y no fue Jadue el candidato y todavía no se identifican con Gabriel Boric. Yo diría que se le hace más difícil a Boric la retención de ese electorado».

No obstante, el director de Tresquintos dice que no es tiempo aún de pronosticar una victoria para la Lista del Pueblo, pues resta mucho por ver hacia adelante. «Si les fue bien en la elección de constituyente, no necesariamente significa que les va a ir bien en las decisiones que vienen ahora. Las de constituyente eran especialmente ‘maqueteadas’ para movimientos alternativos políticos, como la Lista del Pueblo, por las reglas electorales. En cambio, esta elección es mucho mas tradicional», asevera.

Además, explica Bunker, la apuesta de la Lista del Pueblo es una persona que viene de un partido político. «Entonces, si es que el argumento iba a ser que ellos no pertenecen a la clase política, que son una reacción a eso, va a ser difícil poder consolidar esa idea si es que tienen un candidato presidencial que participó en tres partidos políticos distintos y fue tres veces candidato a diputado en los últimos años».

«No veo ningún escenario donde Boric pueda ser beneficiado»

El Alcalde de Recoleta recibió la candidatura de Cuevas de forma optimista. «La candidatura de Cristián Cuevas es buena para la democracia, ya que abre espacios de participación y representación social; y que sin duda enriquecerá la discusión acerca del proyecto transformador que Chile necesita», señaló vía Twitter.

Auth define al candidato de la Lista del Pueblo como «un luchador social, sindicalista, comunista. Será competitivo. No es propiamente un líder de la diversidad sexual, más bien es un dirigente político. Candidato a diputado por partidos políticos y, claro, es bien disfuncional a la identidad independiente que mostró la Lista del Pueblo en la campaña anterior».

El diputado señala que Cuevas como candidato independiente tiene alcances «limitados», pero es más competitivo con quienes están parados en ese nicho electoral más a la izquierda que la candidatura de Gabriel Boric. «Digamos que Cuevas va a cumplir un rol similar a José Antonio Kast respecto de Sichel», ejemplifica.

Por su parte, Bunker opina que esta parte podría ser decisiva, «Su entrada a la carrera no beneficia a Boric. No veo ningún escenario donde Boric pueda ser beneficiado por la entrada de una competencia que le pueda quitar votos». Es por esto, que de aquí en adelante la estrategia de la Lista del Pueblo, en particular el actuar de Cuevas, «va a ser muy importante para determinar los resultados» y las posibilidades de avanzar hacia una segunda vuelta.

Con esto Bunker precisa que queda mas que claro que la Lista del Pueblo no es una lista de independientes, sino que de una colectividad de personas con una agenda política e ideológica muy clara. «Cuevas viene de un Partido Comunista, de Convergencia Social, dos partidos políticos que son derechamente de izquierda, de una tradición marxista en el caso del PC. Entonces, es una lista de izquierda donde más encima tienen en práctica a partidos políticos tradicionales», enfatiza.

Es por eso que coincide con el legislador en que le va a ser difícil conectar con el argumento de tuvieron para la elección de constituyentes de que son netamente independientes.

El diputado y jefe político programático de Boric, Giorgio Jackson, se refirió al nuevo candidato y señaló: «Me parece que es súper importante que todas las visiones, todos los movimientos que se han ido articulando el último tiempo puedan tener una representación en el debate presidencial y, por lo tanto, alguien que ha tenido un camino sindical, de militancia social y política creo que va a ser un aporte al debate de ideas».

Al mismo tiempo, el activista de la comunidad y militante de Comunes, Felipe Parada celebró el nombramiento de Cuevas como el primer candidato presidencial abiertamente homosexual. «Cristián Cuevas, un sindicalista, de las disidencias sexuales, se convierte en el primer candidato presidencial abiertamente gay en nuestro país. Podrán tener diferencias, yo espero que a Cristián le vaya bien, no me banco el ninguneo. Bienvenido al debate de ideas», publicó.

Trascendió que posiblemente hoy Cuevas lance oficialmente su candidatura desde Plaza Italia, apuntando al inicio de la colectividad que surgió en medio de las manifestaciones. La lista del Pueblo surgió del descontento de la izquierda radical por el apoyo del FA al acuerdo por la paz y la nueva Constitución, quienes se agruparon de forma digital apoyando la opción del Apruebo en el plebiscito de octubre del año pasado.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta