Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 12 de septiembre, 2020

Comentario: U. Española el mejor, Colo Colo el peor en la pospandemia

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Un viejo dirigente del fútbol chileno decía que no hay nada peor que te toque un árbritro que sea de tu equipo. Toda la razón, porque el referí, para demostrar que no imparte justicia con el corazón, termina perjudicando al equipo de sus amores.

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Un comentario futbolístico no determina el resultado de un partido, pero la actuación del árbitro sí. Por esto -y con el permiso del director- voy ha escribir y elogiar “sin pudor” a mi club de toda la vida, que es Unión Española, institución de la que fui dirigente en los años 70. Muchas veces fui muy riguroso y quizás hasta “amargo” con las opiniones sobre los rojos del Santa Laura; quizás por fanatismo o simplemente por frustración, al no estar de acuerdo con la marcha del club en general.

Esta vez es distinto. Pareciera que el receso por la pandemia les vino bien a los hispanos. Han disputado y ganado los tres partidos del regreso, sumando sus 9 puntos. Son buenos números, pero más allá de las cifras, lo importante es cómo el equipo está desarrollando el juego dentro de la cancha y, por qué no decirlo, fuera también: pareciera que la Unión se ordenó “de capitán a paje”.

Mucho se podrá decir de la administración actual; seguramente tendrá sus detractores (yo no), pero lo que no se puede negar es que le ha dado estabilidad en lo institucional, en lo económico y futbolístico en estos doce años al mando (la dirigencia asumió en 2008). Lamentablemente la mayoría de los clubes chilenos no puede decir lo mismo, al tener “aguas arriba” inversionistas o grupos que pasan los títulos accionarios de mano en mano, con una facilidad asombrosa, como si se tratara de zapaterías o panaderías.

Hay que destacar también el trabajo de los directores técnicos hispanos de los últimos seis años: Wladimir Bigorra, Martín Palermo, Fernando Díaz y, desde 2019, Ronald Fuentes. Si bien son cuatro nombres, se ha tenido continuidad con la estructura de un mismo sistema de juego. Hay que señalar que esto se ha logrado con un plantel más que austero, con una plantilla de 27 jugadores, 12 de ellos de las divisiones inferiores, con valorización de USD 8 millones, la mitad del precio de U. Católica y Colo Colo.

Otro viejo amigo, también dirigente, decía: “Ahí está la plata, en las divisiones inferiores”. Cuando se contrata un “vejestorio” de gran precio, casi siempre de mal rendimiento, aparte de los malos ratos, se termina vendiéndolo a mitad de precio, o simplemente regalándolo, con tal de no verle más la cara. Naturalmente hay excepciones, como es el caso de Walter Montillo, que bordeando los 37 años hoy en día es el motor de la U. de Chile y el causante del repunte azul que ya esta en el 4° lugar de la tabla de posiciones. Bien por los azules; ojalá ahora que están repuntando no se desconcentren con los “vaivenes” directivos.

Para cerrar, tengo que reconocer que para mí en particular la situación por la que atraviesa Colo Colo es un trago muy amargo. Siento gran respeto y admiración por esa institución, mas aún, es mi segundo club del cual soy hincha. Por qué los albos están atravesando esta tan mala racha son muchas y de variada índole. Los tira y afloja de los dirigentes, las disputas del Club Social y Deportivo Colo Colo con la Concesionaria Blanco y Negro. Las diferencias entre los jugadores por los premios y compensaciones mal prometidos por los dirigentes produjo, aunque no lo reconozcan (nunca se reconoce), una división al interior del plantel y eso se viene reflejando fecha tras fecha… los números así lo demuestran. Hay más, pero lo dejamos hasta aquí: “Porque no hay que apretar al caballo en la subida, como tampoco al amigo en la caída”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete