Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 21 de mayo, 2019

Comentario: En el “clásico” sobró ruido y faltaron nueces

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

El hook de derecha directo a la zona hepática que le propinó el jugador de la U. de Chile Angelo Henríquez al colocolino Juan Manuel Insaurralde, que es propio de un boxeador, al mismo tiempo es el reflejo de la situación caótica, de desesperación e impotencia por la que atraviesa el cuadro azul desde hace mucho tiempo… demasiado, diría yo.

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Este “clásico” N°185 que se disputó en el Estadio Nacional ante 27 mil espectadores no fue un solo partido, sino tres, en canchas distintas y momentos diferentes. En uno se jugó fútbol y en otros dos se libraron otros pleitos.

Uno de esos duelos fue el fuego cruzado entre el portero, capitán y vocero (o exvocero) Johnny Herrera y su técnico Alfredo Arias. No es necesario ahondar en los porqués. Agreguemos a esto la provocación innecesaria del colocolino Iván Morales declarando que “me gustaría verlos en la B, es nuestro clásico rival, sería una vergüenza más para ellos”. Estos dichos son propios de un “mocoso”, de 19 años, que lleva apenas nueve partidos en primera división y que no le han enseñado lo que es respeto. Después pidió disculpas, pero ya fue tarde, el clásico, antes de empezar, ya estaba “encendido y “caliente”.

El otro enfrentamiento fue el que se produce por la ansiedad soterrada que muestra el cuadro albo y el propio Esteban Paredes por alcanzar y pasar “el maldito récord” (hasta que no lo logre será maldito) de los 215 goles en primera división de Chamaco Valdés. Por la cabeza del “Tanque” debe rondar lo que le sucedió al goleador Pedro
“Heidi” Gonzalez, que estiró su “cuerda futbolística” por dos años, integrando los equipos de Santiago Morning y U. de Chile y que en 51 partidos logró convertir nada más que 7 goles, terminando ahí su carrera deportiva, con los mismos 213 que hoy ostenta Paredes. Esta presión en nada beneficia al cacique; pareciera que nadie quiere quedar fuera de la foto, si es que Paredes lograse el récord.

Con el pitazo inicial del árbitro Eduardo Gamboa, de un desempeño un poco mas que regular, pero no determinante en el resultado, quedó dibujado lo que sería el trámite del pleito. Desde el comienzo se vio mejor a U. de Chile, con un juego bien administrado desde el medio campo hacia arriba, en que la movilidad de Leandro Benegas, Beausejour y Matías Rodríguez complicó a un Colo Colo “timorato” y sin reacción; parecía sorprendido por la “avalancha” azul. El primer tiempo se desarrolló en su totalidad en campo albo hasta que, en el minuto 28, después de una jugada previa muy anunciada, Matías Rodríguez realiza un centro “llovido” al corazón del área chica del cacique que Leandro Benegas conecta con un frentazo que deja paralizado y “pegado al pasto”, al portero Bryan Cortés.

Nadie lo ha dicho, pero a mi juicio este gol es responsabilidad neta del portero Cortés, a quien le cabecearon a dos metros de distancia. El manual de los arqueros dice “clarito”, que “gol de cabeza en el área chica es culpa del arquero”. No quiero encender ninguna alarma, pero desde que se lesionó el portero titular colocolino Agustín Orión, su reemplazante Bryan Cortés, ha tenido un regular y pobre desempeño. De los 15 tantos que le han convertido en lo que va del torneo tiene responsabilidad directa o indirecta en varios. Lo que preocupa es que es el segundo arquero de la selección chilena.

En el segundo tiempo Colo Colo emparejó en algo el encuentro y salió con más ganas que fútbol a buscar la paridad y lo consiguió a los 70’ por intermedio de Mouche, que convirtió en gol una “prodigiosa” habilitación de Jorge Valdivia. En ese minuto se tendría que haber terminado el partido. Los otros 25’ estuvieron de más, así se habrían evitado los incidentes del bochornoso final, a esas alturas azules y albos estaban conformes con el empate, porque lo importante era no perder. En definitiva, en este bullado clásico “el ruido se llevó los aplausos para unos y las pifias
para otros y las nueces quedaron al debe…”.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: