¿Es tan o muy terrible para Colo Colo, para sus hinchas o para el fútbol chileno en su totalidad, que los albos se vayan a jugar a los potreros (en el torneo B) el 2021? En mi opinión, diría que no. Es verdad que tener la “exclusividad” de ser el único equipo del futbol chileno en haber mantenido la categoría de honor desde su fundación, en el año 1925, es un orgullo y un privilegio, pero ayer lamentablemente para la familia colocolina, el equipo cayó derrotado por La Serena 2 x 0 en su casa. Con este resultado, los albos han dado un paso gigante para caer al precipicio.

Huelgan los ejemplos de cuadros importantes a nivel mundial que en una o más oportunidades han descendido a la segunda división: River Plate, Botafogo, Palmeiras, Atlético de Madrid, Juventus, el Liverpool, Manchester United, U. de Chile y U. Católica. Nadie podría desconocer la jerarquía de estas instituciones, sin embargo, la mayoría de ellos salieron fortalecidos de su tránsito por la segunda división. River Plate en Argentina descendió a la B en 2011, regresó al año siguiente, y desde esa fecha hasta ahora ha ganado cuanto torneo se le ha presentado, incluyendo dos Copas Libertadores. Es el cuadro más laureado del fútbol argentino y uno de los muy importantes a nivel mundial.

En la vereda de al frente están los llamados “intocables”, que jamás pisaron el césped de la B. Este selecto club lo componen, entre otros, Boca Juniors, Colo Colo (hasta ahora), Flamengo, Sao Paulo, el Santos de Pelé, Real Madrid, Barcelona, Internacionale de Milán, Atlético de Bilbao, Arsenal de Inglaterra y el Ajax de Holanda.

En el fútbol, como en muchos aspectos de la vida, “nunca hay que decir nunca, como tampoco siempre hay que decir siempre”. Ahora bien, en mi opinión, no se pueden poner en la balanza un posible descenso a la B, con el extraordinario palmarés que posee el cuadro albo, logrando en sus 95 años de existencia 32 títulos en la división de Honor, 12 Copas Chile, 2 Super Copas de Chile, 1 Recopa Sudamericana, 1 Copa Interamericana, 1 Copa Libertadores de América, en total 49. U. de Chile ha conquistado en su totalidad 26 Copas y U. Católica 23; o sea ambas instituciones sumadas igualan al cacique. Mas atrás esta U. Española con 11.

Es curioso consignar, por ejemplo, que las acciones de Blanco y Negro en la bolsa de Comercio de Santiago no han caído en la misma proporción al bajo nivel deportivo institucional. Se podría deducir que dentro de todo lo malo que está enfrentando este año el Cacique los pésimos resultados están internalizados ya en el precio de la acción. Revisando los “vaivenes” de su comportamiento deportivo y accionario comprobamos que cuando se abre a la bolsa el 2005, la acción de B y N rondaba los $250 por acción, el 2010 a $230, el 2014, a $451, el 2016 a $136, el 2019 se cotizaron a $193, y este 2020 se estabilizaron en $.177 con muy pocas transacciones.

Al finalizar, concluyo que en Colo Colo todos hace rato perdieron la brújula, y en esta instancia crucial, su técnico Gustavo Quinteros pareciera que no sabe decir otra cosa que es un problema “anímico y que les hacen goles tontos”. De verdad, si es así, debería preocuparse que su equipo haga goles “inteligentes”. En mi opinión creo que si en este torneo Colo Colo no desciende, tardará muchos años en colgar una estrella en sus estanterías, pero si cae a la B, lo más probable es que en menos tiempo se fortalezca y le suceda lo del pájaro de la mitología griega, el ave fénix.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta