Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 09 de septiembre, 2019

Comentario: Chile versus Argentina, no siempre 450 suma más que 91

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

USD 450 millones es la valoración que tienen los 17 jugadores de Argentina que enfrentaron a Chile en el partido amistoso del jueves pasado en Los Angeles, EE.UU., en el que empataron sin goles. La tasación transferencial de los 16 jugadores chilenos es de USD 91 millones. El encuentro fue parejo, intenso, demasiado friccionado y en algunos pasajes violento: no parecía un “amistoso” y fue un milagro que ningún jugador se fuera a duchar anticipadamente.

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Siempre -lo he repetido una y mil veces- las cifras y valores son “fríos y lateros”, pero necesarios para contextualizar y entender ciertas situaciones… como el partido entre chilenos y argentinos del jueves pasado en EE. UU.

Por “La Roja” alinearon cuatro jugadores de los llamados “históricos” o “dorados”: Bravo, Sánchez, Aránguiz y Vargas, que juntos suman un valor de USD 63 millones. Con los otros 12 se llega al total del equipo chileno: USD 91 millones.

Con un lápiz, un papel y una calculadora en una mano, y con el control remoto de la TV en la otra, reviso una y otra vez las jugadas del encuentro Chile-Argentina y créanme que no veo dónde están las cuatro veces más que valen los jugadores transandinos (USD 450 millones). Un solo dato: con el precio de Paulo Dybala, que juega en la Juventus, se podría comprar todo el equipo chileno que participó en el encuentro… y sobra un poco, como para llevarse un par de suplentes.

Otro detalle no menor es que la valorización de todos los clubes donde juegan los argentinos es de USD 8 mil millones y los de los chilenos es de USD 3 mil millones.

Fuera el lápiz, el papel y la calculadora y vamos directo al partido. Después de la guerra, los generales abundan, y para no “desmitificar” el dicho, les digo que fue un acierto el llamado y la reincorporación de Claudio Bravo. No solo por sus tres tapadas salvadoras, sino por lo que transmitió, y la seguridad que le dio a todo el equipo, especialmente a la defensa. El debut de Tomás Alarcón y Claudio Baeza, más la incorporación de otros que tienen dos o tres partidos con La Roja como César Pinares, Jeraldino, Diego Rubio, Sebastián Vegas, Paulo Díaz, Alfonso Parot, Oscar Opazo y Diego Valdés, se puede aprobar con nota más que suficiente, ante un adversario con los pergaminos e historia de los argentinos. Para nosotros siempre han sido y serán rivales muy difíciles; este es el mérito de los que empiezan a “rodar” en la selección del técnico Reinaldo Rueda.

Quiero no equivocarme al decir que con el partido entre Chile y Argentina se produjo un punto de inflexión; un antes y un después. Por la personalidad, el ritmo y volumen de juego de nuestro equipo, con una intensidad que no se veía desde los tiempos de Sampaoli. Esto hace pensar que vamos por buen camino y abre una ventana al optimismo. Quizás fue bueno que no se convocara -o se “automarginaran”- a Gary Medel, Arturo Vidal (quien apareció en una curiosa foto celebrando el cumpleaños de su novia en Colombia), Mauricio Isla, Guillermo Maripan o Erick Pulgar. Es recomendable que no se sientan tan seguros; les puede hacer bien estar un rato en “el congelador” y así es más fácil y natural abrir un poco el tiraje a la chimenea.

Mañana enfrentamos a la selección de Honduras. Cuidado con los equipos que en el papel parecen fáciles. Ojalá esta vez los números sí coincidan con la realidad y que USD 91 millones sean más que USD 8 millones, que es el valor total de la selección hondureña. En el lugar que le toque estar a Claudio Bravo frente a Honduras, de titular o no, capitán o no, vaya un BRAVO por su retorno a “La Roja de Todos”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: