Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 19 de junio, 2019

Comentario: “Calma y tiza” ante el esperanzador triunfo de Chile en la Copa América

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Trascurridos un par de días desde el contundente 4-0 con que La Roja derrotó a Japón y dejando atrás la euforia, no podemos caer en un exitismo desmedido. Tampoco habría sido razonable dejarse llevar por “corrosivo pesimismo” si no nos hubiera ido tan bien. Cuando ganamos no somos los mejores del mundo y cuando perdemos no somos los peores del planeta.

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Pondré el énfasis en los aspectos positivos del representativo Nacional en Sao Paulo. El esquema propuesto por el técnico Reinaldo Rueda en esta oportunidad fue claro y preciso, pues no inventó nada y afortunadamente tampoco fue creativo. Como lo dijo el propio Rueda: “Hay que apelar a la memoria táctica”. Entonces puso a cada jugador en el puesto que ocuparon antes en la selección de Sampaoli y en la posición que juegan en sus clubes actuales; esto fue fundamental en el planteamiento del encuentro.

La formación de La Roja se estructuró con siete titulares de la bien llamada “generación dorada”: Isla, Medel, Beausejour, Aránguiz, Vidal, Vargas y Sánchez, que funcionaron casi a la perfección, a un nivel que creíamos habían olvidado. A mi entender, la actuación de Charles Aránguiz fue sobresaliente y vital, dado que fue un jugador “dos en uno”, pues jugó “de Marcelo Díaz” y de Charles Aránguiz al mismo tiempo. Fue un verdadero “contralor”, que supo
administrar y socorrer a los nuevos, que no son tan nuevos, como Maripán, Pulgar y el “Chapa” Fuenzalida.

Lo sucedido en la cancha todos lo tenemos mas o menos claro, lo importante fueron los efectos secundarios positivos que produjo esta victoria y la concentración anticipada de 10 días de la selección.

1. Se logró calmar el camarín, aclarar diferencias entre algunos referentes y superar el “efecto
Claudio Bravo”.

2. Comprobar que está intacta la pasión y el carácter de Arturo Vidal, que sin brillar como en otras oportunidades, su sola presencia es importante.

3. El gol de Alexis Sánchez puede ser el punto de partida para la recuperación futbolística y anímica que el tocopillano necesita para a volver a tener la alegría de jugar; Chile lo necesita más que nunca.

4. Tranquiliza comprobar que Eduardo Vargas no ha perdido su poder de fuego y aparece como un candidato a ser el goleador histórico de la Selección. Quizás le hizo bien que el técnico Reinaldo Rueda lo haya tenido en el “congelador” por un tiempo.

Como una anécdota digamos que la Selección Chilena masculina tiene un promedio de edad de 29 años y se nota en algunos jugadores una la lentitud indisimulable, como en el caso de Mauricio Isla y de Gary Medel, que se vieron superados por los japoneses en algunas jugadas puntuales. Cabe señalar que la selección de Japón tiene un promedio de edad de 22 años. Viendo el partido con unos familiares, un sobrino comentó: “el jugador n°13 de Japón, ¿no será el niño que acompaña de la mano a las selecciones cuando salen al campo de juego?”.

Amigos, he revisado la prensa deportiva del mundo y los elogios han sido abundantes para nuestra selección; está todo dado para seguir en esta racha y demostrar que por algo somos el Bicampeón de América. Este viernes en el estadio Arena Fonte Nova en Salvador de Bahía nos enfrentamos a Ecuador: la historia nos favorece ampliamente, ya que en 50 partidos Chile ha ganado 28, empatado 12 y perdido 10. Pero esto no significa nada, es solo un dato. Tenemos toda la esperanza y confianza puestas en ustedes, jugadores y técnicos de nuestra selección. Vamos Chile
a ganar, pero tengamos “calma y tiza” ya que chi va piano va lontano.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: