En un breve análisis del encuentro podemos señalar que el técnico Martín Lasarte se equivocó en la formación y “ubicación táctica” de los jugadores en la cancha. Así lo reconoció post partido. No se puede ni debe plantear una línea tres con tres jugadores que bordean los 34 años, parados cerca de la mitad de la cancha, teniendo que “marcar” a tres delanteros contrarios que no superan los 25 años y que son unos verdaderos aviones. Exponer a Medel, Mena e Isla a este papelón, como el que vemos abajo en la foto del segundo gol colombiano, es un despropósito y una falta de consideración para los que tanto han dado a nuestro fútbol.

¿Qué quiero decir con asumir la pérdida? Que no debemos insistir en poner como prioridad ir al Mundial de Qatar 2022. Si lográramos clasificar sería un milagro, pero no solucionaríamos el problema de fondo; sería postergarlo y no afrontar la inevitable y urgente renovación.

En mi opinión el presidente de la ANFP, don Pablo Milad, que ha llevado el “timón” del fútbol chileno de buena forma y la fiesta en paz de los torneos nacionales en momentos muy complicados por la pandemia, debe explicar y detallar a qué se dedica y cuál es la función del director deportivo, el hispano-británico, Sr. Francis Cagigao, y señalar qué ha logrado desde que llegó a Chile en diciembre del año pasado. Arribó a nuestro país con grandes pergaminos y con fama de “cazatalentos”, pero hasta ahora no he visto que haya cazado alguno…

Despejado lo anterior, y como lo vengo repitiendo hace rato, hay que encontrar al técnico chileno, equivalente a Don José Sulantay (esperamos se recupere pronto de su salud), que conozca el medio y que tenga empatía y credibilidad entre sus pares. Ese técnico y Lasarte tienen que convocar, al menos una vez por semana, a 2 o 3 jugadores entre 17 y 21 años de cada uno de los clubes de primera división, en un principio. Estaríamos hablando de un universo de 40 jugadores aproximadamente.

Ahora ya hay que apelar a los juveniles del torneo nacional y citarlos para las próximas fechas clasificatorias de octubre y noviembre. Algunos nombres que en mi opinión serían convocables son  Vicente Pizarro, Joan Cruz, Pablo Solari y Luciano Arriagada de Colo Colo; Víctor Méndez, Bastián Yáñez de Unión Española; Alexander Aravena, Carlos Salomón, más los ya nominados Montes y Valencia de U. Católica; Franco Lobos, Lucas Assadi y el portero Cristóbal Campos de U. de Chile; Ignacio Messina, Vicente Fernández de Palestino; Mitchell Wassenne de Everton; Yerco Oyanedel y Pedro Sánchez de U. Calera. Aquí hay 18 nombres y seguramente faltan otros tantos de los restantes clubes.

Es preferible no ir a Qatar, pero sí empezar “ayer” a foguear jugadores como los nombrados y apostar con todo al Mundial 2026, que ya está en el horizonte a realizarse en Canadá, Estados Unidos y México, donde competirán 48 países y se disputarán 80 partidos. Ahí nos vemos.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta