Publicado el 5 octubre, 2021

[Columna Constituyente] Raúl Bertelsen: Plebiscitos dirimentes: un nuevo intento para imponer un proyecto constitucional

Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de los Andes Raúl Bertelsen Repetto

Resulta conveniente, mediante la correspondiente reclamación que debiera conocer la Corte Suprema, obtener de esta la declaración de inconstitucionalidad de los plebiscitos intermedios dirimentes. 

Raúl Bertelsen Repetto Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de los Andes
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Existe indudablemente en la Convención una mayoría. Heterogénea, pues los diversos grupos que la conforman no coinciden completamente en su ideario, y fluctuante en el número de convencionales que apoyan las propuestas sometidas a votación. 

Esta mayoría, sin embargo, no siempre cuenta con la adhesión de los dos tercios de los convencionales en ejercicio, que es la mayoría calificada que conforme a las disposiciones constitucionales que regulan el funcionamiento de la Convención ha de alcanzarse para aprobar las normas de la Nueva Constitución, y también las del reglamento de votación de las mismas.

Ese quórum busca, como es sabido, que el nuevo texto constitucional surja de un gran consenso ciudadano y no de la imposición por un sector de la Convención de un proyecto excluyente. De ahí que una propuesta de norma constitucional que no reúna a su favor la mayoría de los dos tercios de los convencionales en ejercicio no puede figurar en el texto que será votado por la ciudadanía en el plebiscito de salida.

Este marco es el que se quiere alterar con la figura aparecida en los reglamentos de la Convención con el nombre de plebiscitos dirimentes intermedios.

Conforme a lo que se conoce de esta propuesta, en caso que una norma constitucional no alcanzare el quórum de dos tercios para ser aprobada en la Convención, pero reuniera a su favor una mayoría de tres quintos de los convencionales en ejercicio, podría ser sometida a un plebiscito dirimente. Si en esta instancia fuese aprobada, sería incluida en el texto de la nueva Constitución.

De introducirse esta vía de los plebiscitos dirimentes, resultaría  posible eludir el amplio consenso ciudadano con el que se acordó redactar la nueva Constitución, facilitando a una mayoría más estrecha la imposición de sus ideas.

Esta fórmula carece de todo sustento constitucional, pues los únicos plebiscitos contemplado en las normas agregadas al capítulo XV de la Constitución para redactar la nueva Carta Fundamental, son solo dos: uno, el llamado plebiscito de entrada, que ya se efectuó y en el cual la mayoría aprobó la elaboración de una Nueva Constitución por una Convención elegida en su totalidad en votación directa, y el otro, el plebiscito de salida, de participación obligatoria para quienes tengan el domicilio electoral en Chile, en que la ciudadanía deberá aprobar o rechazar el texto propuesto por la Convención.

De plebiscitos intermedios no se habla. Y ello significa que no pueden celebrarse porque la Constitución vigente es clarísima al excluir la celebración de cualquier plebiscito no previsto en la Constitución. Así lo dice el artículo 13 al decir que sólo podrá convocarse a votación popular para las elecciones y plebiscitos expresamente previstos en esta Constitución.

Resulta conveniente, entonces, mediante la correspondiente reclamación que debiera conocer la Corte Suprema, obtener de esta la declaración de inconstitucionalidad de los plebiscitos intermedios dirimentes. 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
  • Qué debe hacer Kast para ganar

    Patricio Navia

    Sociólogo, cientista político, académico UDP
  • El arrepentido

    Roberto Munita

    Abogado, magíster en Sociología y Master in Political Management, George Washington University
  • Las “dos almas” de Boric

    José Manuel Castro

    Investigador Instituto de Historia/CEUSS, Universidad San Sebastián. Estudiante doctorado en Historia University College London, Inglaterra
Ver más
Cerrar mensaje

En El Líbero. creemos que construir una sociedad libre es posible. Por esta razón, creamos contenidos que te permiten obtener una vision mas amplia del panorama actual, para que tú mismo puedas crear tus opiniones.

Gracias al aporte de los miembros de la Red Líbero nos es posible cumplir con esta labor, que cada día nos permite llevar contenidos periodísticos de calidad a más personas. Queremos invitarte a que seas parte de la red de personas que apoyan el periodismo libre y que quieren informarse a través de un medio en el cual puedan confiar, te invitamos a que formes parte de la Red Líbero

HAZTE MIEMBRO