Publicado el 11 de mayo, 2020

Colapso en los bancos de alimentos en países desarrollados, la otra pandemia

Autor:

Sebastián Edwards

«El sistema alimentario caritativo nunca se ha enfrentado a un desafío tan tremendo», dijo la semana pasada la directora ejecutiva de Feeding America, una organización de distribución de alimentos a nivel nacional en Estados Unidos. El hambre en los países desarrollados, producto de la pandemia de coronavirus y de la crisis económica, ya está presente. En naciones como Canadá, Reino Unido y España han visto un aumento en la demanda de las ayudas que entregan.

Autor:

Sebastián Edwards

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Los vecinos no se me están muriendo de coronavirus, se me están muriendo de hambre», dijo esta semana el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri. En ella resume cómo no existe la dicotomía entre economía y salud, sino más bien una relación entre ambas.

La crisis económica causada por la pandemia ya causa estragos en la población de escasos recursos a nivel mundial y el factor alimentación aparece como clave. En Chile existen iniciativas como Chile Comparte, creada por organizaciones de la sociedad civil como Techo y Hogar de Cristo, para ayudar a las familias más vulnerables. Por medio de su página web, se puede aportar para que distribuyan cajas de alimentación.

Pero este fenómeno es mundial. En países desarrollados como Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, han visto un aumento en la demanda de sus Food Banks o «bancos de alimentos» , organizaciones que se encargan de distribuir alimentos a la población.

Feeding America: La red de distribución de comida en EE.UU. que ha disminuido su inventario a causa del aumento en la demanda

«Trabajamos para llevar alimentos nutritivos, desde granjeros, fabricantes y minoristas hasta personas necesitadas. Al mismo tiempo, también buscamos ayudar a las personas a las que servimos a construir un camino hacia un futuro más brillante y seguro para los alimentos».

Bajo esas líneas generales se sustenta la creación de Feeding America, una organización que tiene como función principal la distribución de alimentos a lo largo de Estados Unidos. Esta red abarca a 200 bancos de alimentos.

Por consecuencia de la crisis sanitaria actual, un 95% de sus centrales reportaron un gran aumento en la demanda de asistencia en comparación con el año pasado y el 70% lo hizo tras el inicio de la pandemia. “Este año, la crisis de coronavirus está llevando a más de nuestros vecinos a la inseguridad alimentaria y está presionando a los bancos de alimentos para que proporcionen más comidas”, dijo la semana pasada la directora ejecutiva de Feeding America, Claire Babineaux-Fontenot. 

Agregó que «el sistema alimentario caritativo nunca se ha enfrentado a un desafío tan tremendo, y necesitamos todos los recursos que podamos obtener para ayudar a nuestros vecinos durante este terrible momento».

En tanto, desde el Banco de Alimentos de Nueva York, han señalado que el número de personas que recurren a su red alimentaria de emergencia aumentó en un 50%. El presidente de la entidad, Leslie Gordon, señaló al New York Post que «en Richmond Hills, Queens, en el River Fund, teníamos una agencia que servía de 1.000 a 1.500 personas antes del Covid. Ahora estamos llegando a 5.000 personas en la fila y eso podría seguir creciendo. Esto no es único. Es un referente de lo que está sucediendo en la ciudad de Nueva York».

En el caso de Washington D.C. la demanda del Banco de Alimentos ha aumentado del 30 al 400% a causa de la pandemia, mientras que las llamadas a su «Línea de vida del hambre», en la que las personas pueden llamar para recibir comida gratis, se han triplicado en las últimas semanas.

De acuerdo a un artículo publicado por The Economist, la ONU estima que las consecuencias económicas del Covid-19 podrían hacer que el número de personas que padecen hambre aguda se duplique a 265 millones en el transcurso de este año. «Incluso las dislocaciones bastante pequeñas en el sistema alimentario podrían, al aumentar aún más los precios, provocar un gran sufrimiento», señala en su edición. 

Reino Unido: Principal red de reparto de alimentos aumenta demanda en un 81%

En el Reino Unido se vive una situación parecida. En Londres se ha visto dificultado el acceso de alimentos a distintos ciudadanos, incluyendo personas de medianos y bajos recursos, como también a migrantes.

Trussell Trust y la Independent Food Aid Network, organizaciones benéficas que representan a los bancos de alimentos en Londres y el Reino Unido, informaron recientemente que algunos bancos de alimentos se han visto obligados a cerrar o están considerando cerrar debido a la escasez de alimentos y personas para administrarlos. 

En el caso de Trussell Trust, sus demandas aumentaron en un 81% en las dos últimas semanas de marzo en comparación con el mismo período del año anterior. En su sitio web mantienen información sobre lo que está sucediendo en los bancos de alimentos de todo el país, qué hacer si necesita el apoyo de un banco de alimentos y qué puede hacer si puede ayudar. Además, existe un banner en el cual se pueden hacer donaciones.

España: Aumento en al menos un 30% de la demanda

Además de la existencia de un Banco de Alimentos, la empresa Glovo en España, desarrolló una nueva categoría en su aplicación para que sus usuarios puedan realizar donaciones monetarias directas a la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal).

Según consigna Europa Press, Glovo recaudó más de 8.500 euros en dos semanas, lo que corresponde aproximadamente a 4.235 kilos de comida para Fesbal. Desde el inicio de la crisis, Glovo puso su logística a disposición de 36 organizaciones público-privadas, gracias a lo que se han realizado 15.866 entregas de comida.

Las peticiones de ayuda al Banco de Alimentos aumentan cada semana, cada vez más familias les preguntan cómo pueden acceder a esos productos que necesitan para su alimentación diaria, explicó su portavoz Ángel Franco, quien estimó que la demanda durante durante la crisis del coronavirus ha aumentado al menos un 30%, según informó El Periódico 

En España se han implementado distintas campañas de recaudación de alimentos como «Ningún Hogar sin Alimentos». Si bien los bancos de alimentos atendieron a 1,1 millones de peticiones en 2019, se espera que esta cifra llegue a 1,7 millones de españoles.

Canadá: Inversión desde el gobierno para mejorar acceso a alimentos

El caso de Canadá y su respuesta a la crisis ha adquirido un tinte más crítico. Algunos bancos de alimentos han tenido que cerrar las operaciones para hacer frente a los requisitos de distanciamiento físico, reducir el personal a medida que los voluntarios mayores se quedan en sus casas para aislarse y racionar los alimentos.

 A esto se suma que los bancos de alimentos nunca han remediado «el acceso inadecuado o inseguro a los alimentos que enfrentan los canadienses», ya sea en tiempos económicos en auge o en crisis. 

Las últimas estadísticas de 2017-18 estiman que más de 4.4 millones de canadienses y uno de cada seis hogares con niños se preocuparon por qué comer o redujeron la calidad o cantidad de alimentos que comían por falta de dinero, según consiga el diario The Conversation. Situación que empeoró ahora con la pandemia.

Hace unas semanas, el Primer Ministro, Justin Trudeau, anunció una inversión de $100 millones de dólares para mejorar el acceso a los alimentos. «Muchos canadienses dependen de bancos de alimentos y organizaciones locales de alimentos para alimentar a sus familias y encontrar apoyo en tiempos difíciles. Ahora, con más canadienses recurriendo a estos apoyos, y disminuyendo las donaciones y los voluntarios disponibles, necesitan nuestra ayuda más que nunca», dijo el gobernante. Los recursos irán a organizaciones civiles como Food Banks Canada, Salvation Army, Second Harvest, Community Food Centers Canada y Breakfast Club of Canada,entre otras.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: