Publicado el 18 de abril, 2020

Cámara sin emergencia: los tres proyectos claves para la crisis por coronavirus que la oposición dilató

Autor:

Sofía Del Río

Jornadas de más de siete horas en una comisión antes de que un proyecto pase a Sala; presentación de decenas de indicaciones inadmisibles, y cuestionamientos que solo retrasan las iniciativas en medio de la emergencia, han sido las actitudes que el oficialismo critica de la oposición en la crisis desatada por la pandemia. Actitud que contrasta con lo que ocurre en otros países, como en Portugal, en donde el líder del partido contrario al gobernante dijo, en un video que se ha viralizado, que no era el momento de ser «oposición sino que ser colaboración».

Autor:

Sofía Del Río

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Hay que combatir esta calamidad. El PSD no es oposición. Es colaboración. En este momento tenemos que estar todos dispuestos a ayudar». Las palabras del presidente del Partido Social Demócrata de Portugal y líder de la oposición, Rui Rio han sido viralizadas como muestra de cómo actuar en política frente a la pandemia. Para mí, en este combate el Gobierno no es un adversario, es el Gobierno de Portugal al que todos debemos apoyar en estos momentos», dice el dirigente.

Pero este no ha sido el único mensaje de una autoridad que ha dado la vuelta al mundo. En España, Pablo Casado, líder del Partido Popular y opositor al gobierno, afirmó: «La prioridad ahora es remar en la misma dirección y arrimar el hombro para resolver esta crisis cuanto antes».

En Chile, el panorama ha sido distinto. Lo comentan en el Ejecutivo y entre parlamentarios del oficialismo. Porque si bien los proyectos de ley presentados por el gobierno para la emergencia han logrado ver la luz hasta ahora, las demoras vividas -principalmente en la Cámara- y la constante crítica en redes sociales por parte de dirigentes de oposición, ralentizaron los procesos y no se ha generado un ambiente de colaboración.

Así lo explica el diputado Jaime Bellolio (UDI): «Uno entiende que en tiempos normales es parte de lo que la oposición tiene que hacer: poner sus puntos arriba de la mesa, tratar de mejorar los proyectos, e inclusive rechazarlos si no les parece. Pero en estos tiempos, en donde las urgencias apremian, ya es irresponsabilidad. Lo que uno ve es que sus prioridades son hacerle daño al gobierno, en vez de querer cooperar».

Bellolio ejemplifica este actuar con la tramitación de la Ley de Protección del Empleo, a fines de marzo. «La oposición en su inicio bloqueó la aprobación del mismo porque querían que continuara la disputa con la Dirección del Trabajo», afirma.

El primer revés que sufrió esta iniciativa, que lideraban los ministros de Hacienda y de Trabajo, Ignacio Briones y María José Zaldívar, respectivamente, fue en la Cámara de Diputados. Luego de siete horas de discusión en la comisión de Trabajo, el proyecto fue rechazado en la Sala. En la oportunidad, el titular de Hacienda señaló: «Se han perdido horas valiosas en discusiones de asuntos inconstitucionales. Lo quiero decir con mucha claridad, la comisión de Trabajo de la Cámara sesionó durante siete horas y lo que hemos logrado fuerons 10 indicaciones que son inconstitucionales, a sabienda que son inconstitucionales, esto es perder tiempo valioso en momentos que el tiempo es oro”.

Posteriormente, el texto pasó al Senado, en donde no fue aprobado debido a la gran cantidad de modificaciones inadmisibles efectuadas en la Cámara. Finalmente y luego de la aprobación de la Comisión Mixta, este fue despachado para su posterior aprobación. Marcando una diferencia, Briones agradeció el actuar del Senado.

Pero este no ha sido el único proyecto en medio de la crisis por coronavirus que ha sido obstaculizado en la Cámara. En el Bono Covid también hubo discrepancias entre lo planteado por el gobierno y la oposición. Las diferencias se acentuaron básicamente en relación al monto y el alcance de este. «En el tema bono también tuvimos problemas, porque para la oposición todo es poco», dice Bellolio. Esta iniciativa se enmarca en el plan económico de emergencia, y fue rechazada dos veces por la Cámara. La oposición pedía que el monto del bono ascendiera a $100 mil pesos, y que fuera entregado 3 veces durante el estado de catástrofe. Finalmente fue aprobado en Comisión Mixta, instancia donde se respetó el monto original -50 mil pesos-, pero se amplió su cobertura, por lo que llegaría a un mayor número de beneficiados.

Algunos parlamentarios han utilizado Twitter para criticar las medidas anunciadas por el gobierno, en medio de la emergencia.

Para el diputado Luciano Cruz Coke (Evópoli) «cada vez que ha habido que sacar un proyecto, la disposición de la oposición ha sido tratar de trabarlo. La palabra de la oposición es decir ‘insuficiente’. Esto, a pesar de que se está hipotecando el 12% del PIB de acá a dos años para tratar de ir en ayuda de la gente debido a la pandemia, sumándole los programas sociales».

En relación a esto, el parlamentario de Chile Vamos añade: «Sí hay una porción muy menor de la oposición que tiene una disposición a cooperar, pero el resto, el Frente Amplio, Partido Humanista, Partido Socialista y Partido Comunista, no, y aunque la medida sea beneficiosa para el país, se mide primero con una vara si es conveniente o no políticamente».

Desde el Ejecutivo subrayan un aspecto clave que la oposición en le Cámara obstaculizó durante la discusión del proyecto de ley que «Establece medidas para apoyar a las familias y a las micro, pequeñas y medianas empresas por el impacto de la enfermedad Covid-19 en Chile». En un comienzo la Cámara de Diputados votó 56 a favor, 53 en contra y una abstención (por lo que se no alcanzó el quórum requerido). Y lo que remarcan en el gobierno: no dejaron que avanzara el artículo quinto del proyecto, que autorizaba al Presidente de la República a contraer obligaciones en Chile o el extranjero, por US$ 4.000 millones.

Los parlamentarios de oposición argumentaron que los montos propuestos por el Ejecutivo eran insuficientes para afrontar crisis económica generada por el Covid-19. Algo similar ocurrió el período de la crisis social, cuando en la discusión del proyecto de “Ley de Presupuestos del Sector Público 2020”, la Cámara de Diputados -en noviembre de 2019- rechazó el artículo 3° del proyecto el cual facultaba al Presidente de la República a contraer obligaciones por US$ 9.000 millones. Sin embargo, fueron repuestos en el Senado, y quedaron aprobados en tercer trámite e incluidos en ambas leyes.

Ejemplifican así en La Moneda cómo sectores de la oposición han puesto cuesta arriba proyectos que debiesen ser de tramitación casi express debido a la actual crisis.

En medio de esto, el Ejecutivo ha debido «luchar» con las mociones inconstitucionales que se han presentado desde el comienzo de la emergencia. Fue el caso del proyecto que buscaba permitir retirar los fondos de las AFP. Este fue declarado inadmisible, por lo que la iniciativa no se votó. Sin embargo, sectores de la oposición se encargaron de difundir que el oficialismo había votado en contra, cuando en realidad ni siquiera se había entrado a discutir la materia pues se rechazó la admisibilidad.

A pesar de este complejo escenario, tanto Bellolio como Cruz Coke concuerdan que en el Senado la situación es distinta a lo que ocurre en la Cámara.

«Veo que en el Senado sí hay un ánimo colaborativo muchísimo mayor. En los diputados hay excepciones, pero en el Senado veo que de verdad hubo un cambio de ánimo y están disponibles, entonces sacan los proyectos más rápidos y los aprueban» afirma el diputado de la UDI. Por ejemplo, dice que en la Sala del Senado durante una jornada tramitaron y aprobaron el proyecto Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios (Fogape), mientras que en la Cámara «hicieron todo lo posible para retrasarlo, colocándole indicaciones inadmisibles. Lo dilataron tanto que terminamos votándolo a las 12 y media de la noche».

El fuego amigo desde bancadas del oficialismo

Dentro de Chile Vamos, también hay parlamentarios que han apoyado iniciativas inconstitucionales que terminan en enredando aún más la discusión. Ejemplo de esto es lo que ocurrió con en la Cámara Baja donde cuatro parlamentarios de Chile Vamos aprobaron bajar de quórum calificado a simple, la votación para el proyecto de extensión del post natal durante crisis sanitaria. Marcela Sabat, Erika Oliveira, Ximena Ossandón y Gonzalo Fuenzalida apoyaron la iniciativa, liderada por la oposición.

Respecto a esto, Bellolio señala que «la centroderecha tiene que entender que en estos tiempos donde hay una tentación demagógica, no podemos caer en ella, por tanto, apoyar proyectos que son inadmisibles, o presentar proyectos que son inadmisibles, o votar para bajarle el quórum a una norma a sabiendas que era una de quórum alto, me parece que son riesgos gigantescos».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete