Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 04 de abril, 2019

Buscan expulsar a secretario ejecutivo de la Fech (RN) por intentar fiscalizar dineros

Autor:

Javiera Barrueto

El lunes, Juan Carlos Bustos presentó un requerimiento en la Contraloría para que se investigue el uso de recursos públicos en la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. Pocas horas después, el pleno de la Fech -mayoritariamente de izquierda- le pidió que diera un paso al costado y que fuera inhabilitado para ejercer un cargo estudiantil.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El lunes, durante la sesión del pleno de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile -mayoritariamente de izquierda- se destinaron varios minutos para tratar un tema distante a la contingencia universitaria. En el tercer piso de la casona de calle José Carrasco Tapia gran parte del debate se centró en pedirle la renuncia al secretario ejecutivo de la federación, Juan Carlos Bustos (RN). Una de las primeras en alzar la voz fue la coordinadora Javiera Ortiz -cercana a la presidenta Karla Toro de Comunes- para solicitar que se lo inhabilite para ejercer cualquier cargo universitario.

Pocas horas antes, Bustos había presentado un requerimiento en Contraloría para que se investigara la legalidad en el uso de recursos públicos. Específicamente, el egresado de Derecho busca que se aclaren dineros relacionados con la agenda 2019 de la Fech y los recursos que se destinan para actividades como las marchas estudiantiles.

En la oportunidad, estuvo acompañado por los diputados RN, Diego Schalper y Sebastián Torrealba, quienes cuestionaron que en las páginas de las agenda se haya incorporado el tema del aborto. “La agenda, que es pagada por la Universidad de Chile, incluye un instructivo en el cual se detalla cómo debe realizarse un aborto. Cabe hacer presente que, en Chile, el aborto es un hecho ilícito y solo es admitido de manera excepcional”, se lee en el requerimiento.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la federación cuestiona que se haya generado una “caja chica” para gastos diarios, en base la venta de las cuatro mil agendas financiadas por los fondos públicos con los que cuenta la Fech provenientes de la Universidad de Chile. De este modo, se señala en el requerimiento que no se “lleva registro, ni inicio de actividades, ni contabilidad alguna, siendo esta una actividad de venta completamente informal, cuyas ganancias, como es de público conocimiento en la Federación y en la Universidad, constituyen una “caja chica” en su interior, la que por su parte es utilizada por sus dirigentes y representantes en gastos personales como transporte, alimentos y otros, generándose así un enriquecimiento particular con bienes financiados por las arcas fiscales”.

Para Bustos, el punto recae en que no existe claridad si es que con fondos públicos se puede generar algún tipo de ingresos extra para la federación. “Nosotros lo que queremos es que la Federación empiece a ser auditada y podamos tener la certeza de un organismo externo que nos diga ‘aquí no hay ningún problema de lucas, de irregularidad de gastos’”, dice.

Y plantea algunas preguntas: «¿Ese tipo de ingresos a qué están sujetos? ¿Se sujeta a la misma legalidad que otros tipos de gastos? ¿se sujetan a lo que es el gasto público o privado? Si hay gasto privado tiene que dar boleta, pagar IVA”.

Pero ese no es el único tema que le preocupa al secretario ejecutivo, puesto que afirma que del presupuesto de la Fech se invierten $18 millones para las marchas, mientras que para becas estudiantiles no se destina ningún recurso. “Otras federaciones, como la Feuc, tiene una cantidad de becas que debería darnos envidia y tienen menos presupuesto que nosotros”, asegura Bustos.

No es primera vez que Bustos «va contra la corriente». El egresado de Derecho es el único integrante de la mesa que se identifica con la centroderecha, de hecho, milita en RN. Se declara contrario a los paros, a las marchas y critica la “utilización por parte de la izquierda” de las movilizaciones. Tanto así que hace un año, el 19 de abril,  se abstuvo de participar en la marcha organizada por la misma federación: “Todos los estudiantes de izquierda salieron a marchar y se nota que tienen una buena coordinación, pero no tienen motivos para salir a la calle”, dijo a El Líbero en aquella oportunidad.

Se acerca elección de nueva mesa en complejo escenario

El debate se abre a casi una semana de que se cumpla el plazo para que se inscriban las listas para presidir la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. Y las diferencias internas se suman a la repentina salida del último presidente electo y miembro del Movimiento Autonomista, Alfonso Mohor, quien en julio del año pasado renunció luego de las acusaciones en su contra por encubrimiento de acoso laboral que habría sufrido una funcionaria del Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI).

Y si bien las elecciones serán el 29 y 30 de abril, originalmente estaban presupuestadas para noviembre del año pasado, pero fueron suspendidas debido al proceso de reforma de estatutos. Sin embargo, no se lograron actualizar, lo que derivó en una nuev fecha para los comicios estudiantiles. Todo esto, en un año en que no ha sido positivo el balance del rol de la Fech en el debate público.

Aunque todavía no existe certeza de los nombres que liderarán las listas, pero ya se barajan algunas opciones: la estudiante de Derecho, Emilia Schneider (Comunes); el egresado de Derecho, Juan Cristóbal Cantuarias (PS); la estudiante de Geografía, Aranka Scherping (PC), la estudiante de Ingeniería, Nicole Martínez (RD), el mismo Juan Carlos Bustos (RN) y la estudiante de Periodismo, Rocío Navarro.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: