Publicado el 17 febrero, 2021

Adriana Delpiano: “Lo que no puede pasar es que no se vuelva en el 2021 a clases presenciales”

Autor:

Daniela Bas

En entrevista con El Líbero, la ex ministra de Educación durante la presidencia de Michelle Bachelet respalda la postura del Gobierno de priorizar la presencialidad para este año escolar. Hace un llamado a “flexibilizar posturas y poner los niños por delante” y critica que “el Colegio de Profesores, como gremio, ha sido intransigente frente a un trabajo maravilloso que han tenido que hacer los profesores y profesoras este año”.

Autor:

Daniela Bas

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A pocos días de que llegue la fecha establecida por el Ministerio de Educación para dar inicio al año escolar 2021, el debate se enfoca en el retorno presencial a clases. Un factor presente es que los funcionarios y profesores no estarán vacunados con la segunda dosis al 1 de marzo, por lo que algunos alcaldes han señalado que se debe posponer el inicio para abril. Otros, como el gremio de profesores, se niegan a pensar en una vuelta a clases pronta y señalan que “no hay ninguna posibilidad de volver a clases el 1 de marzo”.

El Presidente Sebastián Piñera confirmó el comienzo de las clases para marzo y destacó que el inicio del año escolar de forma presencial será “voluntario, gradual, flexible y seguro”, por lo que se necesita la colaboración de todos los actores para lograrlo. Pidió “dejar atrás consignas, ideologías o motivaciones políticas” y aseguró que “serán los padres y apoderados, no el Gobierno, ni el Colegio de Profesores los que tomarán libremente la decisión de enviar a los niños a los colegios”.

En conversación con El Líbero, Adriana Delpiano (PPD), quien fue ministra de Educación durante el gobierno de Michelle Bachelet, asegura que más que la fecha exacta “lo que no puede pasar es que no se vuelva el 2021 a clases presenciales” y enfatiza en que “todos los niños tengan la posibilidad de volver al colegio”, aunque sea en un formato mixto, por lo que “tenemos que hacernos la idea”.

Valora la priorización del gobierno para vacunar a los profesores en el primer 30% nacional: “Si hay que volver a clases con una sola dosis a la espera de la segunda de todas maneras esas personas van a estar mucho más protegidas de lo que estaban el año pasado, en que también se pedía que se volviera a clases. Entonces, no debiera ser una excusa para evitar la vuelta”, subraya.

-Organismos como la OMS, Unesco y Unicef han señalado que lo último en cerrarse y lo primero en abrirse debiese ser una escuela. ¿Está de acuerdo con la vuelta presencial a clases desde este 1 de marzo?

-Estoy totalmente de acuerdo en la vuelta presencial a clases como una necesidad de los niños, sea tiempo completo, tiempo parcial, etc. Entiendo que la fecha exacta del 1 de marzo puede tener algunos inconvenientes porque muchos colegios se están usando como centros de vacunación, entonces yo no me pronunciaría sobre la fecha exacta, sí sobre el hecho de que el año 2021, el año escolar, sea un año presencial o al menos mixto, es decir, con parte de las clases presenciales y parte de las clases mixtas, pero la idea de que los niños vuelvan a encontrarse y vuelvan al colegio, porque el colegio cumple una función que es mucho más allá que solamente lo que pueden hacer los niños en la casa que es completar guías o sumarse a unos Zoom que, en general, les cuesta seguir, lo que trae un costo para los niños, también para sus padres. Yo he dicho que sea la comunidad educativa la que diga las condiciones en que se vuelve, pero que el año escolar 2021 sea un año en que todos los niños tengan la posibilidad de volver al colegio.

Yo no me pronunciaría sobre la fecha exacta, sí sobre el hecho de que el año escolar 2021, sea un año presencial o al menos mixto”.

-¿Qué pasa con los 10 municipios que han solicitado posponer el regreso para abril? ¿Podría decidir cada comuna cuándo retomar las clases presenciales?

-El tema ha sido tan complejo, tan debatido, que si hay buenos argumentos podría ser que los municipios digan tal día se vuelve y creo que ese es el hecho importante. Si es el 1 de marzo o por razones de salud hay que usar los colegios de otra manera, será el 15 o el 1 de abril, pero lo que no puede pasar es que no se vuelva en el 2021 a clases presenciales con todas las medidas sanitarias y con la posibilidad también de la contención emocional de los niños, de sus padres, etc. Tenemos que hacernos la idea como país de que el año escolar 2021 es con vuelta a clases presencial.

-En octubre del año pasado usted mencionaba que “si el regreso a clases no comienza ahora, se podría postergar indefinidamente”. ¿Está en juego nuevamente eso?

-Veo a la gente cada día más abierta. En octubre, noviembre no teníamos vacunas, hoy día se van a vacunar todos los profesores, las educadoras de párvulo, los abuelitos que era el peligro que se contagiaran y esa es una situación genuinamente distinta. Creo que el 1 de abril va a tener la ventaja de que los profesores van a haber recibido la segunda dosis de la vacuna y, por lo tanto, los riesgos serán menores, yo creo que el Ministerio tiene que decir una fecha, pero no creo que el 100% vuelvan, pero es muy importante que se dé la señal y que se creen las condiciones en cada establecimiento para preparar esta vuelta con la seguridad del caso. La vacunación de los profesores es fundamental, después de eso no hay mucho argumento, porque los niños van a estar con adultos que están más protegidos incluso que sus propios padres que puede que todavía no estén vacunados.

Si hay que volver a clases con una sola dosis a la espera de la segunda, de todas maneras esas personas van a estar mucho más protegidas de lo que estaban el año pasado, en que también se pedía que se volviera a clases”.

-¿Qué tan relevante le parece que los profesores tengan ambas dosis de la vacuna para volver de manera presencial?

-Creo que ya la primera dosis, sin lugar a duda, es un elemento muy importante y se podría volver a clases. La segunda dosis da una seguridad mucho mayor, sin duda, pero si hay que volver a clases con una sola dosis a la espera de la segunda de todas maneras esas personas van a estar mucho más protegidas de lo que estaban el año pasado, en que también se pedía que se volviera a clases. Entonces, no debiera ser una excusa para evitar la vuelta. Yo entiendo que hay colegios que están siendo usados para un proceso de vacunación que ha funcionado muy bien, pero aquí la prioridad es la salud y después la educación de los niños claramente.

-¿Fue un acierto adelantar a los funcionarios de educación en prioridad de vacunación?

-Totalmente, estoy totalmente de acuerdo con las prioridades que ha fijado este país. Es parte de la valoración que ha hecho toda la ciudadanía de la vacuna, de que no ha habido privilegios, sino sentido común. Que se parta por los más viejitos, los que estaban internos, en las zonas rurales se hizo una vacunación que era para los mayores de 70 años porque no hay tanta gente como para hacer diferenciación por cada año, en fin, ha sido muy de sentido común y si queremos que vuelvan los niños a clases son los profesores y asistentes de la educación quienes deben vacunarse y me parece muy importante que hayan sumado a los dos grupos en la prioridad porque tanto contacto tiene un niño con su profesora dentro del aula, como el señor que está en la puerta, la secretaria, la psicóloga y todas esas personas son parte de los asistentes de la educación.

El Colegio de Profesores, como gremio, ha sido intransigente frente a un trabajo maravilloso que han tenido que hacer los profesores y profesoras este año”.

-¿Qué consecuencias podría traer para los escolares volver a tener un año de clases remotas? ¿Cuál fue el impacto el año pasado en los alumnos?

-Esto da material para muchos estudios más específicos de carácter no solo cuantitativo, sino cualitativo, porque va a depender mucho de las condiciones de los niños. Hay un estudio muy interesante que hizo Sylvia Eyzaguirre en el cual veían los significados que tenía este aislamiento de los niños y la sobrecarga para los padres y madres. Hay una cantidad de mujeres que han estado en una triple jornada muy agotadora, compleja, tratando de mantener sus trabajos a distancia, apoyando a niños de distintas edades en temas que muchas veces no manejan. Y el apoyo del adulto al niño que está estudiando en la casa es fundamental, eso sí que fue estudiado. Incluso, en la investigación fijaron diferencias de aprendizaje entre niños del mismo curso, colegio y nivel socioeconómico entre los que contaron con ayuda de algún adulto mayor de 18 años con escolaridad completa y los que no contaron con ellos. Entonces, las diferencias se van a mostrar no solo entre niveles socioeconómicos, sino también al interior del mismo grupo curso.

Yo haría un llamado a flexibilizar posturas y poner los niños por delante”.

-El ministro Bellolio cuestionó las negativas del Colegio de Profesores para el retorno y dijo que “seguir poniendo obstáculos por una cuestión política me parece que es el camino equivocado”. ¿Cree que la discusión se está tornando al ámbito político por parte del gremio?

-Tengo la sensación, no he participado de las conversaciones, pero creo que es muy importante por ambos lados, o sea, cuánto el ministerio ha hecho por incorporar al gremio en las decisiones y acercar posiciones y creo que también el Colegio de Profesores, como gremio, ha sido intransigente frente a un trabajo maravilloso que han tenido que hacer los profesores y profesoras este año. Es para sacarse el sombrero cuando veo que los alumnos de cuarto medio pudieron dar la Prueba de Transición y que, incluso, las brechas en los resultados se acortaron entre el sector público y el privado. Eso habla de que detrás hay profesores, profesoras y padres de familia también que se la han jugado por la educación de los niños. Aquí está en juego una generación de niños no solo en temas curriculares, sino sobretodo en temas de sociabilidad donde están pasándolo muy mal. Yo haría un llamado a flexibilizar posturas y poner los niños por delante. Creo que la garantía de los profesores vacunados debiera ser para el gremio un elemento muy importante para tomar la decisión de la vuelta a clases y hacer un llamado en ese sentido.

La garantía de los profesores vacunados debiera ser para el gremio un elemento muy importante para tomar la decisión de la vuelta a clases y hacer un llamado en ese sentido”.

-El año pasado usted señaló que el gobierno debía establecer una comisión interdisciplinaria, con profesionales de la salud, psicólogos, educadores y académicos, que validara las medidas que se están tomando. ¿Cree que se logró con el Consejo Asesor Abramos las escuelas?

Creo que no se le ha dado la publicidad que corresponde. Si me preguntaran quién está en ese consejo yo no tengo idea, siendo una persona interesada en el tema. No hay un consejo que hable de estas medidas, el Ministro habla con el consejo. En Salud cumplió una función muy importante que hablaran integrantes de ese consejo asesor de salud porque eso es lo que te da la confianza. Yo no sé quiénes integran esa comisión actualmente, entonces, si la constituyó el ministro, qué bueno, pero ahora tiene que hacerla operar, hablar, tener reuniones con el Colegio de Profesores, es un tema de que los especialistas pongan la cara por delante y le den confianza a la ciudadanía, de eso se trata.

-El retorno a clases será voluntario para que los apoderados decidan. ¿Cómo se reconstruye la confianza para que envíen a sus hijos?

-Si los apoderados ven que están los profesores, que está todo ordenado, que se están tomando las medidas sanitarias y a lo mejor tienen que volver en otro horario del que estábamos acostumbrados, quizás vuelven en cursos divididos, en la mañana o tarde, cada comunidad educativa tiene que adecuarse de acuerdo con la infraestructura que dispone el colegio. El ministerio debiera pedir a cada sostenedor escolar o los rectores en el caso de los colegios particulares pagados, subvencionados, municipios y servicios locales, que le presenten el plan de vuelta a clases por establecimiento. Además, está el efecto de demostración, si yo soy una mamá aprensiva y no tengo claridad de si el colegio va a responder, creo que la vacuna va a bajar mucho las barreras de entrada, pero si yo veo que en el curso de mi hija están yendo 15 niños y está funcionando bien, por supuesto que me va a animar a mandar a mi hija también, es una necesidad.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO