Crítica de Cine es presentado por:
Publicado el 24 de junio, 2021

“¿Qué haría Sophia Loren?”: Un icono, una inspiración

Abogada y periodista Lucía Vázquez Ger

En este encantador cortometraje, una abuela norteamericana, hija de inmigrantes italianos, cuenta cómo ha vivido teniendo a la actriz como faro iluminador.

Lucía Vázquez Ger Abogada y periodista

“¿Qué haría Sophia Loren?”, solía preguntarse Nancy Kulik, una abuela estadounidense, hija de inmigrantes italianos, que desde muy joven encontró en la icónica estrella de cine italiana, ganadora de dos Oscar, una fuente de inspiración para su vida. Su admiración hacia Loren era tal, que guardaba en su casa una fotografía enmarcada de ella sonriendo, casi como si fuera un familiar.

En este corto documental de 32 minutos dirigido por Ross Kaufmann y producido por Robin Honan, Kulik evoca momentos de su vida en los que Loren -sin ella saberlo- fue su acompañante, musa y consejera. La narración va acompañada con fotos y video cápsulas de la vida de ambas, e intercalada con intervenciones de Loren. Así, se van entretejiendo dos historias cuyas protagonistas en algún momento se encuentran para luego crear este reportaje. Las dos mujeres, madres y abuelas amantes de la cultura italiana, además de tener en común su vínculo con Nápoles, comparten la ternura y alguna complicidad en la expresión, propias de quienes saben bastante del amor, el dolor, la pérdida, la resiliencia y el esfuerzo.

Nancy Kulik pareciera haber encontrado en Sophia un reflejo de sí misma. Supo descubrir en la actriz o en sus películas desde ideas divertidas para ponerle un poco de picante a su matrimonio -por ejemplo, cuando se copió de la bata que usó Sophia en Ayer, hoy y mañana (1963)- hasta incluso fuerza para los momentos difíciles de su vida.

De niña Loren conoció la pobreza y la guerra; un día ganó un concurso de belleza en Nápoles y a los 17 años el director de cine Vittorio de Sica la convocó para crear El oro de Nápoles (1954). “No es como lo que escribieron, que fui como la Cenicienta … «Se convirtió en una actriz maravillosa con un varita». Me gusta leer esas cosas. Me ponen muy romántica y sentimental. Pero la verdad es que cada paso que di en mi carrera ha sido muy duro”, confesó Sophia cuando en una entrevista le preguntaron si creía haber tenido suerte de ser quien era y de haber llegado donde llegó.

En una escena de la película Dos mujeres (1961), Sophia Loren muestra la impotencia y el dolor de una madre que ve con desesperación cómo violan a su hija sin poder rescatarla de ese infierno,  a la vez que encuentra una fuerza inexplicable para volver a levantarse e ir a abrazarla. Nancy vivió una escena similar cuando se enteró tarde que uno de sus hijos había sido abusado y cuando otro le contó que tenía un cáncer terminal. Tuvo también que transitar el horror de perder a otro hijo y a pesar de eso seguir adelante para enseñarle a sus nietos cómo era vivir sin un ser querido.

El abrazo que se dan cuando finalmente se conocen, parece el de dos amigas o hermanas luego de mucho tiempo sin verse.

— Siento como si nos conociéramos—, le dice Kulik a Loren.

— Nos conocemos muy bien—, responde Sophia.

— Realmente lo creo— agrega Kulik —. Por todas las cosas que has hecho, nos representas.

En Netflix.

Trailer aquí.

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO